Zorrito Bar, o donde comer tapas por la Plaza Francesc Macià

¡Qué gran alegría es comer tapas! Pero no cualquier tapa. Excluyo de este pequeño placer tanto aquellas que sirven en los antros que parecen destinados a sacar toda la pasta que se puede a los turistas que nos visitan, sin dignidad alguna para nuestra gastronomía, ni a las creaciones ultra creativas y en deconstrucción. No es que estas últimas no se hayan de valorar, todo lo contrario, sino que pertenecen a otra categoría culinaria.

Me refiero a las tapas de toda la vida. Bravas, bombas, croquetas, pan con tomate y demás, que son geniales en toda su simplicidad. Aquellas que puedes pedir para cualquier comida, par matar un poco el hambre, por antojo o simplemente “para hacer algo”, me dijo algún día un amigo fan de las bravas que siempre tenía que justificar el por qué pedía este platito cada vez que nos sentábamos a un bar, fuese cual fuese la hora del día.

Y resulta muy sorprendente constatar que es más bien complicado encontrar tapas buenas. En muchos lugares las hacen regular tirando a chungo. Me refiero a estos bares en los que te paras y de repente te sirven unas croquetas que con tus años de experiencia ya sabes que vienen directamente sacadas de una bolsa de congelados industriales: todo bechamel y mini tacos de jamón dulce. O cuando te sirven aquellas patatas octogonales, todas perfectamente iguales, duras por dentro, y recubiertas de una espesa salsa que ya no sabes si es mayonesa, rosa, brava… En fin, ya sabéis de qué hablo.

 

elzorrito-local

 

Pues por todo ello, fue un placer poder sentarme en El Zorrito Bar. El nombre puede llamar la atención, sí, pero quizá por ello os acordaréis mejor de este establecimiento que vale la pena visitar. Con un ambiente cálido y confortable y situado cerca de la plaza de Francesc Macià (bendito sea en esta zona donde siempre parece difícil encontrar un restaurante bueno, bonito y barato fuera de las horas de oficina), lleva poco más de un año abierto, y está especializado en tapas y platitos.

 

croquetas

 

En la carta encontramos recetas de toda la vida, simples pero que siempre funcionan, bien preparadas con buenos productos de temporada. Eso que se llama ahora slow food, una reivindicación -como siempre debería ser- del sabor y la calidad de la materia prima.

Recomendamos, por ejemplo: las bravas que son como siempre deberían ser: picantonas de verdad, con las patatas recién hechas y grasientas en su punto justo; las croquetas caseras con este rebozado de pan bien espeso y mucha textura –y sabor- en su interior. Las hamburguesas elaboradas con carne ecológica y acondicionadas con materia prima de temporada que son requetebuenas; tablas de embutidos y quesos artesanales; y no podía faltar una mención especial a su pulpo, ¡bru-tal!

Zorrito es, en definitiva, nada del otro mundo pero sí lo que siempre debería ser: un restaurante con una oferta culinaria que pone el énfasis en el sabor y la calidad.

 

Hamburguesa

 

Bar El Zorrito

Avenida Josep Tarradellas, 133, Barcelona.

Tel. 93 624 23 24

www.barelzorrito.com     

 

 

Laia Zieger

Laia Zieger

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que ha trabajado en El País y El Periódico de Catalunya, colabora con medios de ambos lados del Pirineo, y coordina el portal www.vinovidavici.com. Es autora del libro ‘Portraits de Barcelone’ (Hikari Editions, 2016).

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> HTML

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen