Comer cerca (y bien) del Museo Guggenheim Bilbao

Hace poco os recomendábamos una ruta por algunos de los mejores pintxos que te puedes zampar en Bilbao; una práctica, la del ‘poteo’, que sí o sí debes experimentar si te escapas unos días a esta animada ciudad. Como también visitar el Museo Guggenheim, un proyecto que no solo modificó el mapa urbanístico del lugar sino también su movimiento cultural y turístico. Solo rodearlo ya es una atracción en sí misma. Si planificas una mañana o tarde de museo, toma nota de algunas pistas gastronómicas para no fallar.

Bistró Guggenheim

Comer dentro del propio museo es posible. Y hacerlo a precios comedidos, también. Es lo que encontrarás si reservas en este restaurante, donde trabajan la tradición sin perder de vista la vanguardia. Recetas de raíces con su punto justo de actualización que ensalzan el recetario local y ofrecen una experiencia informal pero de sabores refinados. Tienen una fórmula de plato + postre (22 €), un menú a la carta (30 €) y un menú degustación de producto de cercanía (38 euros), con platos como tomatito relleno de chipirón, arroz negro y queso Idiazábal o bacalao ajoarriero con huevo a baja temperatura y langostinos.
Avda. Abandoibarra 2 – www.bistroguggenheimbilbao.com

Bacalao Ajoarriero de Bistró Guggenheim Bilbao Foto de Óscar Oliva
Bacalao Ajoarriero de Bistró Guggenheim / Foto: Óscar Oliva

Nerua

Si además de recorrer la vanguardia artística del museo quieres disfrutar de la vanguardia culinaria y darte un homenaje tu opción es Nerua. “Mi cocina representa todas aquellas cosas que me emocionan y las muestro a través de los productos de mi entorno y de los sabores de la memoria”, detalla Josean Alija, jefe de cocina de este espacio. Ofrece diferentes menús (desde 85 a 170 €) en los que reflexiona sobre la tierra, el mar y se sirve de productores locales. Entre sus creaciones, gallo, jugo de langostino, limón y guindilla, chalota en manteca tostada, alcaparras y caviar o alubias de Gernika, tuétano de vaca y piparras.
Avda. Abandoibarra 2 – www.neruaguggenheimbilbao.com

Restaurante Nerua Bilbao Foto de José Luis López de Zubiria
Chalota en manteca tostada, alcaparras y caviar de Nerua / Foto: José Luis López de Zubiria

Monocromo

A apenas 5 minutos andando del museo se encuentra una de las propuestas más divertidas de la ciudad. Abrió hace un añito, está capitaneado por Lázaro Carrasco y es, literalmente, una cocina con mesas. No una barra, no una cocina vista, sino una sala en la que comes rozando el trabajo en fogones. De carácter desenfadado y urbano, no renuncia a lo clásico pero lo anima con sabores y olores viajados por el mundo. Mete un guiso de cordero en un dumpling y lo acompaña de su jugo, acompaña unas ostras asadas de papada y yema o una presa ibérica con chiles, cítricos y jugo agridulce de ciruela. Puro juego y sabor. (Precio medio 30€ – Menú del día 17.50€)
Heros 11 – www.monocrombilbao.com

Gyozas de cordero de Monocromo Bilbao / Foto @monocromobilbao
Gyozas de cordero de Monocromo / Foto: @monocromobilbao

Porrue

6 minutos es lo que te llevará llegar al restaurante de Unai Campo, uno de los más recomendables en una zona en la que hace más de 10 años, los que lleva abierto, la calidad no era la nota dominante. Pese a que se está revitalizando, sin duda esta opción es apuesta segura. Cocina de memoria clásica pero con hechuras contemporáneas, con excelente producto local y una parrilla como gran reclamo. Ensalada de bogavante con caviar de mostaza, San Martín a la leña de olivo o manitas rellenas de hongos y trufa son algunos de los platos de su carta. Ofrecen un menú degustación por 74 € y su cocina está abierta de manera ininterrumpida todo el día.
Alameda Recalde 4 – www.porrue.com

Restaurante Porrue Bilbao / Foto Porrue
Ensalada de bogavante de Porrue / Foto: Porrue

Francis Ford

Ignacio del Campo ha reconvertido en restaurante lo que en su día fuera un taller mecánico y lo ha hecho con igual éxito que su otro local, Coppola, justo al lado. Si en aquel uno puede zamparse una increíble pizza, en este las formas se refinan sin dejar de ser una apuesta urbana y moderna. Su ‘non stop kitchen’ también es una ventaja por si te entretienes en el museo más de la cuenta. Productazo a la italiana en propuestas como el risotto de carabineros o los spaguetti con bogavante, que se suman a otros top de la casa como los fiocchi de pera y gorgonzola o su pizza 6 naciones, con tomate, mozzarella, puerro, roquefort, bacon y reducción de whisky escocés.
Barraincúa 4 y 6.

Risotto de carabiero de Francis Ford Bilbao / Foto: María Missaglia
Risotto de carabiero de Francis Ford / Foto: María Missaglia

Foto de portada: Andoni Epelde

Silvia Artaza
Silvia Artaza

Adicta al queso y devota de la mencía. Actualmente coordina contenidos de estilo de vida en Gtresonline y reparte pluma en proyectos editoriales de la A.A. de la Real Academia de Gastronomía. Madrileña, enamorada de San Sebastián, a la que le apasiona comerse el mundo a bocados.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter