Disfrutar y DiverXO hacen historia en la ‘50 Best’

Disfrutar y DiverXO, entre los cinco primeros de la ‘50 Best’ 2022

En su 20° aniversario, la ‘50 Best’ aupó al podio a Disfrutar -del 5° al 3° puesto-, y a DiverXO hasta la 4ª posición de este ránking mundial.

El restaurante de Dabiz Muñoz venía de ocupar el número 20 en su debut entre los 50 mejores restaurantes del mundo en 2021.
Exultante y arropado por su equipo más fiel durante toda la gala, Dabiz no salía de su asombro: “No esperaba estar tan arriba, la verdad”.

Para Oriol Castro, único chef de los tres de Disfrutar en la gala, la alegría fue igual de importante y merecida.

El peruano Central, siempre en la elite, se sitúa entre estos dos restaurantes españoles.
Ambos hacen así historia en la lista más influyente a nivel internacional.
Como elBulli o El Celler de Can Roca en su día.

Esta última 50 Best confirmó lo que era ya un secreto a voces: el triunfo del restaurante Geranium como número 1.

A decir verdad, el chef Rasmus Kofoed ha hecho méritos para estar en lo más alto.
Ya no sólo por su cocina, sino por dar a conocer su cocina a cuantos han accedido a viajar hasta Copenhague para valorar su propuesta. Entre éstos, la mayoría votantes de la 50 Best.

Geranium ostenta asimismo tres estrellas Michelin y su chef, el Bocuse d’Or. Competitivo nato, también como runner, conquistar el número 1 que estrena ahora era otra de sus metas a corto plazo.

El camino hasta aquí no ha sido fácil, en especial cuando decidió instalar Geranium en un edificio de oficinas alejado del centro entre pésimos augurios. Sobre todo en comparación con la ubicación ‘privilegiada’ de otros restaurantes de la ciudad como NomaThe Alchemist.

El destino ha querido que dos restaurantes daneses se relevaran en lo más alto de la 50 Best tras el primer puesto que alcanzó Noma el año pasado.

 

La lista para 2022 incluye restaurantes de 24 territorios en cinco continentes de todo el mundo; presenta 12 debutantes y a dos que regresan, como es el caso de Quique Dacosta Restaurante (42).

Otro español como es el Aponiente de Ángel León se quedó incomprensiblemente fuera de la lista después de entrar en la versión extendida de la misma -puestos del 51 al 100- en 2021 y recibir este año el premio al restaurante más sostenible.

También supone una desilusión la pérdida de posiciones tanto de Etxebarri -del 3 al 6- como de Mugaritz -del 14 al 21-, y de Azurmendi -del 49 al 55-.

Entre los restaurantes vascos de la lista completa, tan sólo Elkano se queda como estaba al situarse en el puesto 16.

Novedad de este año es el premio al mejor sumiller del mundo, que recayó en la figura de Pitu Roca (El Celler de Can Roca), alabado con brillantez por el maestro de ceremonias de la gala, el actor y gastrónomo Stanley Tucci.

Entre el resto de premios destaca el más valorado por los cocineros: el Estrella Damm chefs’ choice award, que este año se lleva Jorge Vallejo, de Quintonil (Ciudad de México).

El restaurante con la mejor Hospitality de esta edición es el neoyorquino Atomix; mientras que el CODA berlinés cuenta con René Frank como mejor pastelero del mundo.

Sin salir de Europa, el marsellés AM (Alexandre Mazzia) es el nuevo restaurante al que no hay que perder de vista (el “one to watch” para la 50 Best).

El italiano Uliassi se reveló como la nueva entrada más meteórica de la lista -directo al número 12-; mientras que el alemán Nobelhart & Schmutzig (17) subió 28 puestos para confirmarse como el mejor ascenso de 2022.

Latinoamérica con ocho restaurantes y Asía con siete se consolidan como potencias culinarias y permiten ampliar y a la vez fijar la mirada en nuevos postulantes al número uno.

Mucho tendrían que cambiar las cosas para que Central no se alzara con el título del Mejor Restaurante del Mundo en 2023.
Un logro aún por ver y venir que muchos de los presentes en esta gala ya habrían anticipado a la ceremonia de anoche.
Hay otros, en cambio, que visto el devenir de la lista apuestan más por la sorpresa.

En ésta y en éstas, todo es posible.

Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.