Dónde comen los candidatos Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias

Quizás estés empachad@ de tanta campaña electoral, pero ‘don`t worry’ que aquí no hablaremos de política. Más bien de políticos y de sus gustos gastronómicos. A dos días de las elecciones del 28 de abril escudriñamos la prensa, Internet y las redes sociales para averiguar dónde comen los candidatos Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias. 

Pedro Sánchez y las lentejas

El actual presidente y candidato a las elecciones por el PSOE come de vez en cuando en un pequeño restaurante cerca de la sede de su partido: Platos Rotos (Ferraz, 39. Madrid). El letrero de su fachada -“especialidades exóticas”- es engañoso. Aunque cuentan, efectivamente, con una carta exótica donde se pueden degustar las carnes del mundo más extrañas (bisonte, camello, cocodrilo…), su carta tradicional es tanto o más importante. Al menos para Pedro Sánchez, pues suele pedir su menú de mediodía (por unos 11 euros) “sobre todo cuando hay lentejas”, contaba una de sus camareras a El Mundo.

Una de las tapas tradicionales de Platos Rotos.

Según El País, Pedro Sánchez se pasó un año diseñando su Gobierno y citando a los diferentes “aspirantes” en diversos bares y restaurantes de Madrid. Algunos de estos locales son Válgame Dios (Augusto Figueroa, 43. Madrid), un local cool a rabiar en el barrio de Chueca, o el restaurante del hotel Petit Palace Chueca (Hortaleza, 3. Madrid).

Para darse un homenaje, Pedro Sánchez opta por restaurantes como El Landó (Plaza Gabriel Miró, 8. Madrid), del mismo dueño que Casa Lucio pero más discreto. Comparten alabanzas por sus huevos rotos con patatas, los callos a la madrileña y la excelencia de sus carnes. Según El Confidencial, en una cena con amigos en este local, tomaron aperitivos a base de jamón ibérico, boquerones y aceitunas gordales. Como plato fuerte, solomillo, huevos estrellados, callos y merluza rebozada. De postre, torrijas y arroz con leche.

Comedor de El Landó

También se le ha visto en otros restaurantes como el japonés Soy (Viriato, 58. Madrid), del chef Pedro Espina, donde comió con el director de la Sexta Antonio García Ferreras; el bar La Pirula de Santander (Pena Herbosa, 21), donde tomó el ‘blanco’ (aka vermut) con Miguel Ángel Revilla; el gaditano Poma (Av. Bajo de Guía, 6. Sanlúcar de Barrameda), donde se puso fino de langostinos -aquí tienen de los mejores del mundo- junto a Angela Merkel o el leonés La Rinconada (Pritanda, 10. Coladilla), que visitó con Jesús Calleja.

Pablo Casado y el McDonald’s

Peor no lo pudo hacer. Estando en campaña por Andalucía, al líder del Partido Popular no se le ocurre otra que sacar una fotografía en su Instagram de una relajada cena en… ¡McDonald’s! ¿Hola? Con las maravillas gastronómicas que te puedes encontrar en esa región y siendo un personaje público, ¿no encontraste nada mejor para comer que una Big Mac?

La polémica foto de Pablo Casado en el McDonald’s

Tras las muchas críticas que recibió, Pablo Casado ha llenado su Instagram de otras recomendaciones gastronómicas mucho más patrias: el cochinillo del famoso Mesón de Cándido (Plaza Azoguejo, 5, Segovia), los bollos de Alcalá de Guadaíra, la plaza de abastos de Sanlúcar de Barrameda, la paella -“una de las mejores del mundo”- de Roque Carmona en Casa Palacio Bandolero ¨(Torrijos, 6. Córdoba, frente a la Mezquita), los vinos de Bodegas Riojanas… Incluso se atreve a cocinar un pulpo a la brasa -al menos a darle unos meneos a la sartén- en el restaurante Aura de Zaragoza (Av. José Atarés, 7). Por cierto, el plato favorito de Pablo Casado, según El Español, es cualquiera que lleve arroz.

Cocinando en el restaurante Aura de Zaragoza.

El restaurante donde el PP aupó la candidatura de Pablo Casado es uno emblemático en el panorama político español: Jai Alai (Balbina Valverde, 2. Madrid). Este clásico de la cocina vasca en la capital fue clave en la transición. Fundado en 1922 por los los Bustingorri, sus mesas y sus comedores privados han albergado numerosas tertulias políticas animadas por sus excelentes platos.

Al PP le va lo centenario. Las Nuevas Generaciones celebraron el triunfo de Casado en otro clásico de la capital, castizo donde los haya: el restaurante Las Moreras (Av. Aragón, 359. Madrid). También fundado en 1922, en su horno de leña preparan buenos lechazos, cochinillos y chuletitas de cordero.

Pablo Iglesias y la carne argentina

Si existe un restaurante importante en la historia de Podemos, ese es El Argentino de Valsaín o Tío Pepe (Plaza de Valsaín 12. Valsaín, Segovia). Allí Pablo Iglesias y los suyos empezaron a darle vueltas a la idea de formar un nuevo partido. Y es que sus carnes argentinas a la parrilla resultan así de inspiradoras. También cuentan con 50 clases de empanadas a argentinas, quesos a la plancha o pasta artesana que preparan allí mismo. Todo en un bonito entorno rural que invita al debate sin prisas.

Pablo Iglesias recomendando el Tío Pepe en su Twitter.

Cuando Pablo Iglesias recibió al Primer Ministro de Grecia, Alexis Tsipras, le llevó a cenar a su barrio por aquel entonces, Vallecas. Eligió Casa Doli (Av. de San Diego, 96. Madrid), el restaurante favorito de los futbolistas del Rayo. Allí comieron un menú a base de jamón ibérico, anchoas artesanas, gambas de Huelva, mousse de morcilla con piñones, lechazo, chuletón de vaca vieja o lubina.

Los dos anteriores restaurantes son ajustaditos de precio, pero el líder de Podemos también se da sus homenajes, como todo hijo de vecino. La diferencia es que a él lo critican. Y OK Diario le titula que se ha pegado una mariscada de tres mil euros cuando la realidad es que esa factura era para lo menos una veintena de comensales. El festín fue en el prestigioso restaurante Ola de la Mar, en Palma de Mallorca (Calle Vicario Joaquín Fuster, 1. Portitxol). Muy frecuentado por la familia real, cuentan con  una agradable terraza  y una carta mediterránea de primera.

La terraza del Ola del mar nos encanta a los obreros.

Albert Rivera y la morcilla

También el partido Ciudadanos se forjó en un restaurante. En este caso en el desaparecido Taxidermista de la Plaza Real de Barcelona. Aunque antes de mudarse a Madrid, uno de los restaurantes más frecuentados por Albert Rivera era Casa Alfonso (Roger de Lluria 6. Barcelona). Según La Vanguardia, su debilidad eran sus huevos rellenos, el jamón de la casa y los canutillos de crema. Por cierto, este emblemático de la Ciudad Condal sirve unas croquetas estupendas que ya os recomendamos hace tiempo en el post Casa Alfonso: cómo sobrevivir a 23 croquetas en un día.

El jamón de Casa Alfonso…

Aunque no con tanta frecuencia como el líder del PP, el de Ciudadanos también da alguna recomendación gastronómica en su Instagram. Rivera alaba la huerta murciana frente a unos tomates estupendos y la morcilla de Burgos que disfrutó en el restaurante Pecaditos (San Pablo, 3. Burgos). También recomienda el popular restaurante Salamanca, en la Barceloneta (Pepe Rubianes, 34), después de que este sufriera un robo.

A Albert Rivera le dan morcilla.

Una última curiosidad: la madre de Albert Rivera se dedica a la gastronomía, regenta en Granollers un modesto negocio de platos caseros para llevar.

Gastronomistas
Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.