Mantequerías Pirenaicas: la mejor tortilla de patatas de Barcelona

Mantequerías Pirenaicas. Allí tuvo lugar la epifanía. Fue un martes, 30 de abril. 15.12 horas. Imposible olvidar el momento. Ahí estaba, frente a mí, en la mesa: era fea, irregular, gordota, basta, de un color indeterminado, acaso anaranjado, quizá rojizo. Nada hacía presagiar lo que iba a sentir a continuación. Un mordisco… Y unos cánticos celestiales irrumpieron en mi cabeza. Estaba comiendo la mejor tortilla de patatas de Barcelona, la más buena que he probado en mi vida: con chorizo picante. (Lo siento mamá, pero esta es la realidad, aunque la receta de tortilla de patatas que publiqué sigue siendo sensacional; querida Laia Zieger, en tu próxima lista de mejores tortillas de Barcelona tendrás que incluir esta).

Era un pincho enorme, enooooorme, y como sirven las tortillas frías porque las han cocinado de buena mañana, la había dejado para el final. Antes quise probar antes su impecable ensaladilla rusa, su más que notable tortilla de patatas (no muy hecha y aderezada con una cebolla caramelizada dulzona); un trozo de bocadillo de jamón ibérico en pan de flauta y unas riquísimas albóndigas con setas.

Pero llegó la tortilla de patatas con chorizo picante y con ella, la epifanía. El chorizo de guisar, que pica lo justo y necesario, se desmenuza y se pasa antes por la sartén, de manera que la esencia que libera se incorpora a la tortilla y ayuda a integrar los sabores. La acompañé con una cervecita y un poco de pan con tomate. La felicidad absoluta.

Quiero volver. Quiero volver ya a Mantequerías Pirenaicas. Para zamparme otra tortilla igual, o para probar las otras que tienen: de verduras, de trufa, de chorizo Joselito… Cada día preparan tres o cuatro, siempre poco hechas, y cuando se acaban no cocinan más porque tienen que seguir elaborando los platos del mediodía. Así que toca espabilar o encargarla con un día de antelación.

También hacen bocatas. Y platos caseros de los que te hablaba hace un momento. Los elaboran en su pequeña cocina y los sirven en su pequeña sala, luminosa y con cierto aire retro, recordando el negocio que abrió en 1957 y cuyo nombre han conservado. Puedes encontrar ensalada de tomate con ventresca de atún, espinacas a la catalana, guisantes salteados con jamón, macarrones con chorizo Joselito, espaldita de cabrito…

En Mantequerías Pirenaicas solo dan de desayunar y de comer. También puedes comprar las delicatessen que tienen en las estanterías, como chocolates, vinos, aceites (tienen uno propio), champanes, conservas… Una bonita manera de recordar aquellas mantequerías antiguas que desaparecieron. Otro gallo les hubiera cantado si hubiesen servido esta tortilla de patatas con chorizo picante…

Mantequerías Pirenaicas

Calle de Muntaner, 460. Barcelona.
Teléfono: 93 201 91 89.
Horarios: de lunes a viernes, de 7.00 a 19.00 horas; fines de semana, de 8.00 a 14.00.
Precio medio: 15-20 euros.

Mi ubicación
Cómo llegar
Ferran Imedio
Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en El Periódico de Catalunya, donde antes fue responsable de la sección de Gente y ahora, de Cocina's de la revista 'On Barcelona'.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.