Tandoor, un restaurante indio también para occidentales - Gastronomistas

Tandoor, un restaurante indio también para occidentales

Acudí a Tandoor, un restaurante indio, con ciertas prevenciones y mucha curiosidad. Prevención principal: pensaba que me iban a colar platos más cargados de especias que los colores que lucen en las coreografías de las pelis de Bollywood, que asistiría al festival del curry. Curiosidad: su chef, Iván Surinder, tiene solo 23 años y había estado nueve meses puliéndose en el Tickets de Albert Adrià. Así pues la cita tenía todo lo necesario para ser, por lo menos, interesante. Eso pensaba cuando llegué a este local del Eixample, cerquita del parque del Escorxador y crucé la terraza interior, convertida en una coctelería llamada Street que regenta el arrollador Montxo Grau (le prometí un post después de que asegurar que no podía ser un barman normal teniendo una hermana gemela y siendo sietemesino y zurdo).

restaurante tandoor 3¿Y que pasó? Pues que especias, las justas. Y que Iván es un tipo con las ideas muy claras que sabe que para triunfar tiene que mantener los sabores que gustan a los indios pero que tiene que aligerar los platos, quitarles grasa, rebajar los picantes, diluir la potencia de los sabores para que nosotros, los occidentales, la disfrutemos más. Conozco a gente que diría que no a una invitación a un restaurante indio por miedo a todo eso. Pues se equivocarían porque Tandoor (por cierto, es el nombre del horno de leña indio) es amigable gastronómicamente hablando, y el chef no tiene empacho en usar productos de temporada y de proximidad en guarniciones o salsas. Esa idea la ha trasladado a la decoración, que huye de los tópicos, aunque me pareció que se pasó demasiado al otro extremo, por fría e impersonal.

restaurante tandoor chicken tikka masalarestaurante tandoor malai kabakY sí, se disfrutan sus platos, sobre todo los que llevan pollo, como el chicken tikka masala y el malai kabak. El primero es un pollo al tandoor con un curry de jengibre, garam masala (una mezcla de especias), cilantro y pimientos que vale la pena acompañar con arroz basmati, y el segundo es un contramuslo marinado en yogur, cilantro y pimienta blanca. Aromáticos, suaves. La carne es de calidad y muy tierna, y dice Iván que es porque se sacrifica por el rito halal, en el que se desangra poco a poco el animal para que el músculo no se tense.

restaurante tandoor vegetable kebabTambién volvería al Tandoor por unas vegetables kebab, que no son más que unas croquetas de verduras cuyo truco para seducir es que llevan mayonesa de menta. Son de lo más interesante; Casa Alfonso podría incorporarlas a su lista de veintantas croquetas que probé en un solo día o que merecería aparecer otra lista de Laura Conde sobre el top 10 de croquetas de Barcelonas como la que escribió en su día en gastronomistas.com.

 

restaurante tandoor papadumrestaurante tandoor baignan bartha 1Aquellos platos llegaron a mitad del ágape. Antes había anotado el papadum, unas finas y crujientes tortillas de harina y lentejas deshidratadas y comino que se acompañan con salsas de mango, de menta y yogur, y de una muy picante. Y el baignan bartha, un puré de berenjenas ahumadas, con tomate, queso de cabra y albahaca que se sirve sobre sobre naan (un pan indio hecho a base de harina de trigo que se hornea antes de ser servido), una receta para chuparse los dedos literalmente porque se comen con las manos y el naan que sirve es blandito, de modo que te pringas los dedos en los últimos bocados porque el montadito se desmonta.

También probé el palak paneer, queso fresco con puré de espinacas. De postre, samosa de chocolate y cardamomo (triángulos de hojaldre rellenos de chocolate con leche y cardamomo) y gulabjamun (bolitas de leche caramelizada con helado de vainilla), para amantes de los super super dulce. No es mi caso.

restaurante tandoor cerveza Cobrarestaurante tandoor vino SulaIván me invitó a probar la cerveza india Cobra me gustó mucho más, tenía un punto cremoso y suave. Y el vino indio, pero la verdad, yo me quedo con los que hacemos aquí. El maridaje podría funcionar con la India gastronómicamente occidental de Tandoor.

Lo mejor: Las platos que no renuncian al sabor típico pero sin ser agresivos a nuestro paladar ni pesados.
Lo mejorable: la decoración es un poco fría, igual que la iluminación.

Tandoor
Aragó, 8. Barcelona.
Teléfono: 93 425 32 06.
Horarios: de martes a domingo, de 12.30 a 16.00 y de 20.00 a 00.00 horas.
Precio medio: 25-30 euros (hay menú de mediodía de 12 euros).

 

 

Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en 'Cata Mayor', el canal especializado de 'El Periódico de Catalunya', y en 'On Barcelona', la sección de ocio del mismo diario. Antes, había sido responsable de la sección de Gente, donde ya contaba qué se cocía y qué se comía por ahí.