Ruta gastronómica por Vitoria, según la “Trilogía de la Ciudad Blanca”

La Trilogía de la Ciudad Blanca, escrita por Eva García Sáenz de Urturi, se ha convertido en uno de los últimos fenómenos editoriales en España, con más de un millón de lectores. Las tres novelas negras ambientadas en la ciudad natal de la autora, Vitoria-Gasteiz, y protagonizadas por el carismático inspector Unai López de Ayala, alias Kraken, serán además adaptadas al cine este año (con Daniel Calparsoro en la dirección y Javier Rey y Belén Rueda como protagonistas).

Los tres libros, El silencio de la ciudad blanca, Los ritos del agua y Los señores del tiempo, cuentan con unas tramas muy absorbentes, llenas de referencias históricas, y una ambientación que te sumerge de lleno en las calles de una magnética Vitoria. Además de acercarte a sus monumentos y de describirte la idiosincrasia de sus gentes, la trilogía no podía eludir su aspecto gastronómico, como buena ciudad vasca. Por cierto, su Oficina de Turismo cuenta con una ruta turística inspirada en la Trilogía de la CIudad Blanca.

Tanto si eres fan de la Trilogía de la Ciudad Blanca como si no, toma buena nota de adónde debes ir en tu próxima escapada a Vitoria:

De pintxos por la Vitoria de la “Trilogía de la Ciudad Blanca”

Sagartoki (Prado, 18). Aquí encontrarás la famosa tortilla de patatas de Senén González, junto a otras de las “Joyas de Bocado” de su barra de pintxos. Además de bar es restaurante y cuenta con la coctelería top de Raúl Fernández (Raúl FM). Ha sido considerada la mejor barra de pintxos de España en dos ocasiones y en 2010 su tortilla de patatas fue la mejor de España.

Las tentadoras croquetas del Sagartoki.

La Malquerida (Correría, 10). Otro de los bares de pintxos imprescindibles de Vitoria-Gasteiz, muy cerca de la catedral vieja. Un local pequeño y coqueto, con tapas con un toque creativo y una excelente relación calidad-precio.

Toloño (Cuesta de San Francisco, 3). A este emblemático y premiado bar de tapas van a comer Kraken y Esti en El silencio de la ciudad blanca, y Kraken y Alba en Los ritos del agua. El cocinero Enrique Fuentes y su mujer, Carmen Bargaño, son los encargados de servir pintxos con el mejor producto de temporada y una acertada mezcla de tradición y vanguardia creativa. Cuentan con una tienda de productos gourmet en el Paseo de los Arquillos.

PerretxiCo (San Antonio, 3). Considerada por algunos como la mejor barra de España, aparece además recomendada en la Guía Michelin 2019. Una taberna regentada por el chef Josean Merino “de esas que huelen a lo de toda la vida: vajilla de la abuela, huerta y buen puchero” y cuyo lema es “come y bebe que la vida es breve”. Está súper céntrica.

La taberna PerretxiCo

Cafetería El pregón (Plaza de la Provincia, 1). Un céntrico café con terraza al lado del Palacio de la Diputación de Álava. Pintxos firmados por Michel Sagredo y con una gran relación calidad-precio.

El Rincón de Luis Mari (Rioja, 14). En este emblemático y céntrico local se sirve un jamón ibérico de bellota digno de recordar. El Luis Mari que le da nombre ya está jubilado, pero su hijo Iñigo sigue sus pasos. Aquí Kraken y su cuñada Martina se toman unos serranitos, un crujiente de pan con jamón de Jabugo y panceta ibérica.

Usokari (Eduardo Dato, 25). En El silencio de la Ciudad Blanca, aquí queda Kraken con el periodista Mario para comer unos pintxos.

Bar Deportivo Alavés (Plaza Virgen Blanca, 1). La tradición manda ir al bar del club albiazul a comer unas tortillas manchadas en la Fiesta de la Blanca. Para quien lo desconozca, se trata de tortillas de patatas “manchadas” con chorizo, regadas en su salsa.

Saburdi (Eduardo Dato, 32). Este mítico local ofrece pintxos de altura, además de un impecable menú del día y menú de fin de semana en su coqueto comedor. Lo suyo es la cocina tradicional aunque en algún bocado aporte algún toque más modernete. Tiene terraza.

Buenos restaurantes en Vitoria-Gasteiz

Asador Matxete Erretegia (Plaza del Matxete, 4-5). Este referente gastronómico de la ciudad se ubica en pleno casco histórico y ofrece unas carnes y pescados a la brasa de campeonato. En la Trilogía de la Ciudad Blanca, Kraken se mete aquí un buen txuletón entre pecho y espalda.

Zaldiaran (Av. Gasteiz, 21). Uno de los restaurantes más reputados de la ciudad, poseedor durante catorce años de una estrella Michelin, ganador del Premio Nacional de Gastronomía y hoy con dos soles Repsol. Alta cocina vasca cuidada al detalle gracias a la labor de tres hombres: Gonzalo Antón (Gerente), Patxi Eceiza (Jefe de Cocina) y José Luis Blanco (Maitre Sommelier). El menú degustación sale por 68 euros.

Dónde tomar un café

Aldapa (Cuesta de San Vicente, 2). La cuadrilla de Kraken queda en este bar para tomar unos carajillos. Por lo visto sus cafés aquí son memorables.

El Mentirón (El Prado, 2). Cafés, vinos y pintxos en pleno corazón de Vitoria, donde el inspector López de Ayala va a desayunar.

Pastelerías y heladerías míticas en la “Ciudad Blanca”

Confituras Goya (Dato, 6 y otras direcciones). Se trata de la pastelería más antigua de Vitoria, fundada en 1886. Imprescindible probar sus vasquitos y nesquitas, unos bombones cuadrados que venden en unas ya icónicas cajas. Cuentan con once tiendas repartidas entre Vitoria, Logroño, Bilbao y Pamplona.

Heladería di Breda (Pl. Loma, 6, Dato, 37 y San Francisco, 1). Esta emblemática heladería, con más de 75 años de tradición a sus espaldas y conocida en Vitoria-Gasteiz como la Heladería Italiana, cuenta con tres establecimientos en pleno casco medieval. Entre sus deliciosos helados naturales, realizados artesanalmente, Eva Gª. Sáenz de Urturi apunta al de mantecado como uno de sus imprescindibles. Otro de sus productos estrella: la leche merengada.

Otros apuntes gastronómicos…

Slow Food Araba. A esta asociación gastronómica pertenece el personaje Ignacio Ortiz de Zárate. Se dedican a promocionar los grandes productos de la zona, como la miel del Gorbea, la alubia pinta alavesa, la trufa negra de Álava o el Txakolí de Álava.

Carnicería Paco (Bruno Villarreal, 19). Aquí venden el plato favorito de Martina, cuñada de Kraken, y una de las especialidades vitorianas: los txitxikis. Se trata de carne de cerdo con algo de tocino, troceada y adobada con pimentón.

Mercado de Abastos (Jesús Guridi, 1). Doce mil metros cuadrados divididos en cinco plantas componen este templo de la gastronomía vasca. Además de las paradas donde comprar el mejor género, acoge ocho gastrobares. En uno de ellos, Txiki, Unai y Esti se relamen con una de sus legendarias tortillas.

Gastronomistas
Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.