¿Cómo se elabora?

Este queso se elabora siguiendo un método ancestral (las primeras referencias a remontan al año 1554 a.c.), mezclando leches frescas de oveja y cabra que se condimentan con hojas de menta. Al igual que su primo lejano, el queso feta, se pliega  de una manera característica y se almacena en sus jugos naturales con agua y sal. Aunque cabe destacar que, en los últimos años, para abaratar los costes de producción, algunos productores incorporan en su composición parte de leche de vaca. Con lo que si queréis comer halloumi auténtico fijaos en su composición.

halloumi queso

¿Cómo se conserva?

El halloumi se presenta envasado al vacío. En el congelador dura un año y en fresco unos meses, siempre que  no se abra.

¿A qué sabe? 

Su gusto es relativamente neutro, solo prevalecen sus sabores a leche de cabra u oveja. Pero gana intensidad tras la cocción.

¿Qué aporta?

No esconderemos que este queso es una pequeña bomba ya que su aporte es de 166 calorías para cada 50 g. Pero también, y sobre todo, es una bomba desde el punto de vista de la nutrición saludable:  aporta 850 mg de calcio por cada 100 g, numerosas proteínas y es bajo en sal (3 %).

¿Cómo se come?

Aquí empieza el festival. Si el halloumi es tan popular, además de por su buen sabor y sus virtudes nutricionales, es que su particularidad a nivel de textura le permite declinarse en infinidad de usos culinarios. Conserva siempre una textura elástica y fibrosa, tanto si lo freímos como si lo salteamos, lo pasamos por la parrilla o por la plancha. ¡Nunca se derrite!  También se puede consumir en fresco en bocadillos, ensaladas de frutas o rallado con pasta y arroz.

¿Cuándo se come?

Desayuno, aperitivo, en cualquier momento de una comida, brunch, merienda… siempre puede haber halloumi. Frío, caliente, tanto en postre como en plato salado, es ideal, por ejemplo, para acompañar sanfaina, berenjena al horno, tostada de aguacate, ensaladas de verduras o en postres acompañando sandía o recubierto de miel. También en una tostada con simple aceite de oliva, orégano y unas gotas de limón es la gloria.

 

 

Laia Zieger
Laia Zieger

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que ha trabajado en El País y El Periódico de Catalunya, colabora con medios de ambos lados del Pirineo, y es autora del libro ‘Portraits de Barcelone’ (Hikari Editions, 2016). En la actualidad dirige la agencia creativa www.picapica.agency.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter