Un vermut ‘hipster’ por Sant Antoni y Paral·lel

Aunque yo no sea muy moderna siempre me fijo en los lugares adonde van los modernos, porque eso es que algo se está moviendo por ahí. Y si hay una zona que se mueve ahora en Barcelona, esa es la comprendida entre Paral·lel y el mercado de Sant Antoni.

Hace algo más de dos años, un par de australianos con grandes ideas (antes ya habían estado en boca de todos gracias a los caramelos del Pappabuble) abrieron en la calle Parlament un local que bien podría haber estado en Nueva York o en Sydney. El Federal Café pronto se convirtió en favorito del moderneo barcelonés gracias a sus aires trendies: léase ventana-banco para dejarse ver en la calle, decoración nórdica donde no podía faltar la mesa comunal, terraza rodeada de plantitas en su tercer piso y una carta informal con toques cosmopolitas. Pero si eres moderna de verdad, a la cita a la que no puedes faltar es a su brunch dominical. Lo bueno fue cuando Ferran y Albert Adrià eligieron la mítica y olvidada Avenida Paral·lel para abrir su celebrado bar de tapas Tickets y la coctelería 41º. Ahí sí que todo el mundo empezó a olerse que algo grande se estaba gestando en esa zona. Y así fue, es y será (esto solo acaba de empezar).

Bar Calders

A los pioneros se han unido otros como El Calders, un bar de barrio con espíritu renovado que cuenta con una acogedora terraza y un estupendo vermut casero que traen de Falset y que preparan con zumo y rodaja de naranja. Otro bar-café de cocina informal a base de aperitivos, ensaladas, quiches y bocatas es el Tarannà, con decoración nórdica, ventana-banco, una isla de cocina retro en lugar de barra y rincón con libros.

En cuestión de vinos se puede hacer una parada en Vinito, una vinoteca totalmente abierta a la calle con más de 300 referencias de vino y ocho mesas degustación o el nuevo Els Sortidors, con barricas a modo de mesa, una amplia selección de vinos, vermut y carta de embutidos y pinchos creativos.

Quienes busquen una cosa más glamourosa, de esas que impresionan, no tienen más que pasarse por el nuevo restaurante Ikibana Paral·lel, más sofisticado que su hermano mayor en el Borne pero con el mismo concepto de cocina fusión japo-brasileña. Llama la atención su interiorismo, con techo de madera ondulante, algunas mesas-nido y tres barras (una de sushi, otra de cócteles y otra de sake). En la carta, los makis se tornan exóticos al incorporar ingredientes como foie y plátano (Picasso), kiwi (Carnaval) o tartar de salmón (Hokkai).

Por último y para los golosos, escondida tras el cartel vintage de una peluquería encontrarán la pastelería Zuckerhaus, con delicias caseras elaboradas con productos ecológicos.

 

Federal Café. Parlament, 39.  Tel. 931 873 607.

Tickets Bar.Paral·lel, 164.

Calders. Parlament, 25. Tel. 933 299 349.

Tarannà. Viladomat con Parlament. Tel. 931 061 193.

Vinito. Parlament, 27. Tel 934 429 657.

Els Sortidors. Parlament, 51.

Ikibana. Paral·lel, 148. Tel. 934 244 648.

Zuckerhaus. Parlament, 17.

 

 

 

 

 

Isabel Loscertales
Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.