Tres nuevos locales para comer con los dedos (y chupárselos)

No queda otra, hay que saber adaptarse a los tiempos que corren. Y las más recientes aperturas lo están haciendo al apostar por espacios acogedores híbridos entre restaurante y bar, abiertos todo el día con cocina ‘non-stop’ y con una carta económica donde está muy presente la gran tendencia del momento: la ‘finger food’. Vamos, una manera esnob de decir comer con los dedos, que debe ser que nos trae reminiscencias de la infancia, pero cómo  nos gusta aunque resulte un poco ‘guarrillo’. Si la hamburguesa está bien asentada, aunque como veremos siempre se pueden encontrar nuevas fórmulas, el bocadillo se erige como el nuevo protagonista de esta gastrotendencia, en la que el ‘hot dog’ va asomando cabeza. Claro que no valen bocatas sosos ni hechos de cualquier manera, que ya los ‘foodies’ nos hemos vuelto de paladar fino. Ingredientes de primera calidad y rellenos originales son las dos grandes premisas. Algunos de nuestros últimos descubrimientos:

burger Isabel
Para que quede claro que tú hamburguesa es ‘self-made’ (y que no se pierda) en Oval le ponen tu nombre.

Oval. La iniciativa emprendedora de tres socios que no se habían dedicado hasta ahora al mundo de la restauración, está teniendo un enorme éxito a los pocos meses de su apertura. La idea nació en un viaje a Los Ángeles de Eduard Minobis y su mujer Meritxell, donde la oferta hamburguesera es tan apabullante como cuidada. Sin mucho dinero pero con gran imaginación, se pusieron manos a la obra y ellos mismos reformaron el local a base de cosas recicladas, maderas baratas colocadas con gracia, una gran barra con taburetes estilo americano, estética industrial y aires hipster (foto de apertura). Pero lo que hace diferente a esta hamburguesería de otras es su carta. La idea es que tú mismo te montas tu hamburguesa, ellos te ofrecen los diversos ingredientes con sus múltiples variantes y tú sólo tienes que señalar con un lápiz las que te apetecen, con lo que las posibilidades de combinaciones son casi infinitas. Puedes volver una y otra vez y probar una nueva. Cuando ves la carta se entiende perfectamente. Debes escoger una hamburguesa (cinco opciones, de ternera a la vegetal pasando por el pollo), un pan (cinco variantes -atención celíacos, hay una sin gluten-, más opción al plato), un queso (trece tipos del Cheddar al Idiazábal o el Feta), cuatro ingredientes (de los más típicos como la lechuga o los pepinillos a otros más especiales como los arándanos o jalapeños) y una salsa (no sólo mostaza y ketchup casero, sino también teriyaki, mayonesa de cebolla caramelizada y ajo o mango picante). Con este “montaje” la hamburguesa te sale por 8,60 € y luego tienes la posibilidad de añadir algunos extras que se cobran aparte (jamón, huevo frito, etc.) y/o acompañantes (patatas fritas -buenísimas-, nachos, boniatos y ensaladas). No se echen atrás los perezosos: la carta ofrece cuatro recetas de hamburguesas “ya cerradas” por si no te apetece pensar cada ingrediente. Son de las mejores que hemos probado en la ciudad y te las sirven con una banderita con tu nombre para que no haya confusiones.

València, 199. Barcelona. (Con Enric Granados)

Tel. 93 010 26 47.

Precio medio: 12-15 €.

el santo del born2
Se multiplican los locales pequeños pero acogedores como El Santo del Born.

El Santo del Born. El cocinero argentino Luciano Orofino, junto con dos socios, se ha lanzado a su primera aventura empresarial y lo ha hecho con gracia. Un pequeño pero coqueto establecimiento en el barrio del Borne, que ellos mismos han decorado a base de maderas coloreadas y mesas y sillas de jardín. Un consejo: las mesas son pequeñas, no aptas para grandes grupos (para tres ya quedan muy justas). La carta se divide entre “nuestras tablas” (tapas), “lo más fresco” (tres ensaladas) y “bocadillos gourmet”, con nueve opciones que respiran en su mayoría influencias argentinas. Lomito, milanesa, choripan, entraña, chivito… servidos en una tabla, partidos por la mitad (se agradece), con un pequeño acompañamiento y con precios que oscilan entre los 5,50 € y los 10,50 €. Algunos pueden pedirse al plato. Probamos unos ricos huevos rotos con jamón, con las patatas asadas -con su piel y todo- en lugar de fritas (todo un acierto para mi gusto) y una generosa ración para el coste (6,50 €); la milanesa de ternera, con un emmental sabrosamente fundido; y el bocata de salmón, bien combinado con aguacate, tomate, mezclum y mayonesa de albahaca. Hablando de albahaca, no nos gustó que se la echaran al pan con tomate; le robaba todo el sabor. Otra cosa aún por perfeccionar (¡llevan poquísimos días abiertos!) es la ampliación de la carta de vinos, sólo cuentan con dos (tomamos un Azpilicueta). Perfecto el cremoso de chocolate para despedirnos con buen sabor de boca. También ayudó el ticket: 16 euros por cabeza.

Pescatería, 6. Barcelona. (Enfrente de la Estación de Francia).

Tel. 932 687 389.

Precio medio: 15 €.

Pepito DUPONT ( Foie, Setas & Pimientos de Padron )
El pepito de Pepito se sofistica: éste lleva pimientos del Padrón, foie y setas.

Pepito. El nombre de esta novísima brasería no está elegido al azar. Aquí, el pepito -sí, nuestro popularísimo bocadillo de ternera-, es el rey. El interiorismo sofisticado, quizás en busca de una clientela más pija, te avisa también de que el suyo poco tiene que ver con el que sirven en los bares de carretera. El solomillo de ternera lo traen de Galicia, lo hacen al horno de leña con gomasio (sal de sésamo) y lo sirven en originales composiciones. El Dupond, por ejemplo, se sirve con pimientos del padrón, foie y setas al ajillo (12,50 €). No obstante, la carta ofrece también una buena selección de tapas, ensaladas, huevos, hamburguesas, carnes al plato y pescados. El secreto mejor guardado lo tienen en la cocina: el italo-argentino Martín Francioni, un guapo exmodelo que se ha puesto al mando de los fogones. El precio medio puede variar bastante según lo que pidas -no sale lo mismo un bocadillo que un chuletón de vaca añeja, claro- pero en general puede rondar los 20 ó 25 €.

Passatge Domingo, 3. Barcelona. (El pasaje está escondido en la calle Valencia entre Passeig de Gràcia y Rambla Catalunya).

Tel. 93 250 67 25.

Precio medio: 20-25 €.

 

Isabel Loscertales
Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.