La Casa dei Pazzi, locos por la cocina italiana

Porque estamos locos. O no. Pero lo que sí sabemos es lo que queremos. Y lo que queremos es sentarnos a la mesa de un restaurante italiano y poder salir del sota-caballo-rey de siempre. Queremos sabores nuevos y pizzas donde los ingredientes sean naturales y frescos; salsas sabrosas que no caigan como cemento y precios que no nos desgasten el bolsillo más de la cuenta.

Pues bien, tengo un amigo que lleva meses insistiendo en que me acerque a La Casa dei Pazzi, un localito en pleno Chueca del que es fan total precisamente porque me aseguraba que cumplía todas esas condiciones. Y allí que fui por fin.

Una barra, unas mesas, sencillez absoluta, luz tenue y un ambiente súper agradable. El escenario pintaba bien porque estaba despojado de cualquier accesorio, la gente era amable y se respiraba buena energía. Hay días en los que basta con eso. Con eso y con comer bien, claro está.

Abrimos boca con una ensalada de boletus y queso de cabra, para lanzarnos después a unos riquísimos paccheri di zio Dávide, una variedad de pasta a medio camino entre el macarrón y el canelón acompañada de guanciale (chacina italiana parecida al bacon), aroma de trufa, espárragos trigueros y queso pecorino. Y rematamos jugada con una pizza Contadina, con champiñones, jamón cocido, tomate, rúcula, grana padano y un toque de gorgonzola que le veía estupendo y que no era nada invasivo.

casa_dei_pazzi_madrid_gastronomistas_01

Me hubiera pedido la carta entera, lo juro, y es que a mí la burrata -que aquí sirven con fresas flambeadas, piñones en cama crujiente de kataifi y rúcula-, el queso provolone -que preparan al horno con pera fresca-, el carpaccio o la parmigiana di melanzane me chiflan. Fichados quedan para la próxima, como los platos de pasta y pizza que no pedí: fagottini rellenos de pera y queso taleggio, pizza Valtellina con bresáola, crema de trufa, tomate cherry y parmesano…

Los postres también quedaron para otro día (hay que volver a probar el tiramisú del que hablan maravillas) pero sí tomamos cafés y confirmo que estaba buenísimo.

Una grata sorpresa de sello italiano escondida en una pequeña calle del madrileño barrio de Chueca. Una dirección a tener en cuenta y una gente a la que no quitar el ojo de encima. Y es que detrás de La Casa dei Pazzi están tres italianos: Davide de Calabria y los sardos Marcello y Andrea, estos últimos dueños también del recomendable Aio (cocina de Cerdeña) y socios de un recién estrenado proyecto de nombre La Bruta del que pronto te hablaremos.

La Casa dei Pazzi
C/ Pelayo, 19. Madrid – Teléfono de reservas: 910123933 – Horario: de martes a domingo de 14:00 a 16:30 y de 21:00 a 23:30. Lunes cerrado – Precio medio: 20 euros

Mi ubicación
Cómo llegar
Silvia Artaza
Silvia Artaza

Adicta al queso y devota de la mencía. Actualmente coordina contenidos de estilo de vida en Gtresonline y reparte pluma en proyectos editoriales de la A.A. de la Real Academia de Gastronomía. Madrileña, enamorada de San Sebastián, a la que le apasiona comerse el mundo a bocados.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.