Alucinando en la cosecha del lúpulo

A menudo se hace la broma de que los niños de hoy en día creen que la leche sale de los tetrabriks y no de las vacas. Tal es la incultura creciente sobre lo que comemos y bebemos. Que levante la mano quien sepa enumerar, así, de buenas a primeras, los ingredientes de una cerveza. Y ya no digamos que sepa explicar cómo se hace. Por eso, para aclarar conceptos, es tan recomendable una visita a una fábrica de cerveza como la que hicimos a la de Damm en El Prat de Llobregat. O irse de excursión a ver la cosecha del lúpulo, uno de esos ingredientes que tanto te cuesta enumerar de buenas a primeras. Es el que da amargor y aromas a la birra. Fuimos a Prades, donde crece esta planta que se utiliza en la elaboración de la Complot IPA de cervecera catalana.

La cosecha del lúpulo podría compararse en cierto modo a la vendimia de la uva. En cuatro días, seis agricultores de la Cooperativa de Prades se recogieron 1.250 kilos de la variedad nugget plantada en ocho hectáreas de terreno con el apoyo de los expertos de la cervecera y el ayuntamiento de la población tarraconense. Es una de las ocho que se usan en la Complot IPA. Tras recogerlas, separan la parte útil de la planta de las hojas y la tija, y las secan para envasarlas al vacío, todo ello con la ayuda de unas máquinas especiales.

En aquella zona de Prades, el lúpulo crecía salvaje entre campos de patatas y avellanas. Y los de la Damm vieron que podrían sacarle partido para sus birras si lo ‘domesticaban’. Así fue. El año pasado los resultados fueron excelentes y por eso en 2018 han repetido cosecha. La del otro día fue la segunda. La ‘plantita’, que tiene una vida útil de 15 a 20 años, funciona. Y digo ‘plantita’ como ironía porque puede alcanzar los 12 metros de altura, aunque con 6 ya se considera una medida ideal.

En cualquier caso… ¡6 metros son una pasada! Es llegar a un campo de lúpulo, levantar la vista casi perderla ahí arriba para acabar de ver unos ejemplares tan y tan altos. Es para alucinar (juego de palabras para los que saben que se trata de una planta herbácea trepadora de la familia de las… cannabáceas -será por eso que la birra gusta tanto tanto-).

Sí, sí, la cosecha del lúpulo es para flipar.

Gastronomistas
Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.