Casa Bonay recuerda a esos hoteles bonitos, de diseño cool y ambientazo que llaman la atención en ciudades como Nueva York, Londres o Berlín, sobre todo porque no se limitan a acoger turistas, sino que abren sus puertas a la gente local. Con esta intención nace este nuevo alojamiento situado en el Eixample barcelonés, muy cerca de la nueva zona de moda: la del Passeig de Sant Joan.

Casa Bonay entrada Gastronomistas.jpg
La entrada del hotel Casa Bonay.

Ubicado en Gran Vía con Bailén, Casa Bonay se erige en un bello edificio decimonónico que perteneció a Antoni Bonay, de ahí su nombre. La cara visible del proyecto es Inés Miró-Sans, quien con apenas 31 años ha visto cumplido su sueño de dirigir un hotel. “Lo hemos montado un grupo de amigos y refleja nuestra personalidad y nuestra forma de vida, cada cosa está trabajada a medida y es todo un poco loco”.

0G6A1551
Una de las habitaciones de Casa Bonay.

Cuentan con un espacio con puerta a la calle donde sirven los zumos cold-pressed de Mother y los cafés de Satan’s Coffee Corner (estos últimos se encargan también de servir el desayuno), y en la misma línea necesitaban un chef adecuado a sus gustos para llevar la parte gastro del hotel. Así que llamaron a uno de los cocineros con más renombre en Madrid: el argentino Estanis Carenzo, que tanto ha dado que hablar (junto a su socio Pablo Giudice y su Bestiario Group) con sus restaurantes Sudestada, Chifa, Picsa y Perro Bar.

ESTANIS CARENZO Casa Bonay GASTRONOMISTAS peq
El chef Estanis Carenzo catando sus creaciones.

Estanis se mostró reticente en un primer momento al pensar que se trataba de un hotel clásico, pero al conocer el contenido cambió inmediatamente de opinión. El cocinero se encarga del espacio Libertine, una coctelería gastronómica situada en el lobby, y del restaurante, con puerta a la Gran Vía y doble formato: al mediodía es un bistrot vietnamita llamado Têt (más informal), que por la noche se transforma en Elephant Cocodrile Monkey, un concepto que  mañana mismo nos dará a conocer a la prensa. Ya nos avanzó, de todas formas, que su carta sería de mercado, en nada tiene que ver con la fusión latinoamericana y asiática que le hizo famoso en la capital.

Elephant Cocodrile Monkey Casa Bonay -Gastronomistas
Têt de día, Elephant Cocodrile Monkey de noche, el restaurante de Estanis Carenzo en Casa Bonay.

Antes que el Elephant Cocodrile Monkey hemos tenido oportunidad de probar Libertine, que ya funciona a pleno rendimiento. A este espacio lo definen como una “sala de comidas y de baile”: funciona en horario non-stop desde las doce del mediodía hasta las doce de la noche, y los jueves, viernes y sábados, hasta las tres de la madrugada, con la presencia de un dj desde las diez de la noche. Y sí, la gente acaba bailando, damos fe.

Libertine ok Casa Bonay - Gastronomistas peq
Así de bonito es Libertine, la coctelería gastronómica en el lobby de Casa Bonay.

Cuentan con una carta de coctelería muy trabajada, orgullo de Estanis Carenzo, pues no había podido desarrollar tanto este aspecto en otros de sus restaurantes. Probamos un Bloody Mary al estilo japonés, con wasabi y soja, del todo recomendable. También está muy satisfecho de su carta de vinos, que será compartida en Libertine y Elephant Cocodrile Monkey y que recoge unas 55 referencias, algunas rarezas y una fuerte inclinación por los vinos naturales. De hecho, hicieron la carta de vinos con la ayuda de Joan València, uno de los mayores distribuidores de vinos naturales (Cuvée 3000) y uno de los socios del Bar Brutal (Princesa, 14. Barcelona). La carta no se divide por tintos y blancos sino que después de un apartado de vinos generosos y espumantes, nos lleva por diferentes adjetivos sensoriales: Potencia, Tradición, Elegancia y Sorpresa.

VINO LIBERTINE Casa Bonay - Gastronomistas
Uno de los vinos naturales que catamos en Libertine.

La carta gastronómica del Libertine apuesta por el ‘confort food’, según define el mismo Estanis, “sin fuegos de artificio y pensada para la gente de Barcelona, no para el extranjero”. Propone para empezar “Ocho cosas buenas para compartir” (olivas, edamame, bravas, jamón, quesos, encurtidos…) y para seguir “Ocho platos clásicos revisitados” (pasta casera, plato de cuchara, sopa koreana, lubina, hamburguesa…). “Lo bueno de aquí -explica el chef- es que puedes combinar un bocado informal con un vino impresionante”.

Abrimos boca con unas olivas marinadas en la casa (3,80 €), un interesante escabeche de calabaza (7,80 €), pan de leña con tomate (3,50 €) y, lo mejor de todo, unas patatas bravas espectaculares (6,20 €), con corte pont neuf y tres cocciones (pochadas, hervidas y fritas). Se sirven con salsa de tomate con chile ahumado y alioli de miel con tomillo limonero.

bravas Casa Bonay GASTRONOMISTAS
Las patatas perfectas de Estanis Carenzo en Libertine.

Seguimos con una estupenda sopa koreana, con caldo de mejillón de roca y alga wakame de Galicia (5,20 €), un plato de cuchara del día (ese día tocaba polenta de huevo pochado y espinaca), un rico ‘Posh Club Sandwich’ -con pan nórdico, pollo de corral, queso emmental y bacon natural, servido con las patatas perfectas que componían las bravas (13,20 €) y un extraordinario Boeuf Bourgignon, tierno y sabroso, a base de carrillera de vaca con setas, la famosa salsa francesa de vino tinto y puré de chirivías (17,50 €).

SOPA VIETNAMITA Casa Bonay GASTRONOMISTAS
La sopa coreana de Estanis Carenzo.

Pronto os contamos lo que servirá en Elephant Cocodrile Monkey. Bienvenido a Barcelona Estanis.

Lo mejor: ambientazo en un espacio cosmopolita y acogedor, con buena carta de cócteles y vinos y una cocina sin sorpresas pero sabrosa y a un ticket razonable.

Lo mejorable: el alto volumen de la música del dj, que podría moderar mientras la gente cena (y habla) y subir durante las copas posteriores.

Fotografías: Nacho Alegre, Meritxell Arjalaguer, Isabel Loscertales

Libertine

Hotel Casa Bonay. Gran Vía, 700
Teléfono: 93 545 80 70
Precio medio: 25-30 €

Mi ubicación
Cómo llegar
Isabel Loscertales
Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter