La vaca brava, un asador ‘low cost’

Gotelé de colores, una decoración eclética a base de jarras en forma de cabeza de jugadores del Real Madrid, banderas de equipos colgando del techo, una máquina de videojuegos apagada custodiando la entrada, música country sonando bajita… No, La Vaca Brava no responde al estándar de megasador de lujo en el que uno se imagina relajándose a Sergio Ramos  o a Pepe (si es que Pepe puede relajarse en algún momento) después de una holgada victoria ante el Elche o el Valladolid. Sin embargo, este restaurante de Hervás, un pueblo de 4.000 habitantes situado en el norte de la provincia de Cáceres, a tiro de piedra de la de Salamanca, tiene bien ganada su fama por la excelente calidad de su carne.

la foto-15

Supongamos que tenemos un billete de 20 euros y queremos cenar carne, buena carne. Es aquí donde hay que acudir. Es traspasar la puerta y el olor a brasa inunda nuestra pituitaria. Aquí no hay esferificaciones ni trampantojos, aquí se viene a por manduca sencilla, pero de calidad.

La carta, corta, refleja el espíritu de la casa: filetes de magro de cerdo a 6,50 euros la ración; secreto ibérico a 13; chuletitas de cordero a 1,50 la pieza… poco más. Alguna ensalada para acompañar y un chuletón de buey, la joya de la corona, que se ofrece a 22 euros.

“Es del mismo proveedor que sirve al Asador Donostiarra de Madrid”, nos comentó sotto voce en una ocasión el dueño. El manjar llega a la mesa sobre un plato caliente de hierro de Le Creuset (buen detalle) apenas marcado. Cada comensal elige si retirarlo y comerlo sangrante o darle unas cuantas pasadas para que se haga un poco más. Do it yourself.

chuleton2

Lo ideal es compartirlo entre dos personas y aprovechar para compaginarlo con alguno de los platos de cerdo: el secreto y el magro están de 10. Para acompañar, una ensalada de la casa. Y poco más. Tienen una corta selección de vinos con un par de referencias por cada D.O. Y si no, vino de pitarra, que es como se denomina en Extremadura al vino “de garaje” que cada uno hace en la intimidad de su hogar y cuya calidad viene determinada, en la mayoría de las ocasiones, por el azar.

Para terminar la cuenta, que rara vez pasa de los 20 euros por cabeza (habría que comer como bestias de carga) y un aviso: en mesa no se ponen ni cafés, ni chupitos ni copas. Hay que dejar los bancos de madera libres para que más disfruten de la carne en estado puro. Sin conservantes ni colorantes.

La Vaca Brava. Rincón de la Vaca Brava, 7. Hervás. Precio medio: 15 euros. Teléfono 927 47 34 00.

Lo mejor: La posibilidad de darse un atracón de carne de calidad por un tercio de lo que nos costaría en cualquier otro sitio.

Lo mejorable: Nos volvería locos una carta de postres caseros.

Banda sonora. Gram Parsons – Return of the grievous angel.

Javier Sánchez
Javier Sánchez

Lleva comiendo prácticamente toda su vida, así que sabe de lo que habla. Un hombre, un reto: conocer TODOS los restaurantes de Madrid. Sigue en ello y empeñado en descubrir las últimas tendencias gastronómicas como coordinador de Cocinatis.com junto a Laura Conde, en el blog de gastronomía Oído Cocina de Yahoo! y como colaborador en sitios como Dominical, VICE o distintos medios del Grupo Prisa.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.