La Porca, un restaurante de Poble-Sec con bocadillos y tapas

Ocho motivos para visitar La Porca

Se llama La Porca y es un local del Poble-Sec que, probablemente de forma involuntaria, ha logrado un equilibrio perfecto entre bar de barrio y hípster que tan bien les sale a los madrileños y cuya técnica no acabamos de lograr aquí. Todo ello, gracias a una combinación muy acertada de bocadillos gourmet, algunas tapas muy bien seleccionadas y una carta escueta de cocina más casera imposible.

Tal vez sea la cercanía al Apolo y a locales de talante más noctámbulo como Psycho, Stereo o Hiroshima lo que da a La Porca ese halo modernete, que no está reñido con esos clientes que de repente se plantan en la barra, llaman «jefe» al camarero, piden «lo de siempre» y se trincan tres cañas antes de cenar.

Hay muchos motivos, muchísimos, para hacer una visita a La Porca, y aunque cada uno encontrará los suyos nosotros os enumeramos ocho.

1- La Porca es un local familiar, que no tiene detrás a ningún señor encorbatado de un macrogrupo empresarial. El local nace de la voluntad de Rubén León, la mitad de la web de deliciosas recetas Stomako, de tener su propio restaurante y poner en práctica todas esas virguerías que lleva años filmando. Para ello, convence a cinco amiguetes para que se conviertan en socios capitalistas de un local que destila ilusión, y decide que, en la cocina, dado que él va a encargarse fundamentalmente de la sala, sólo puede tener a la mejor entre las mejores. Y es así como descuelga el teléfono y llama a su madre, que pese a vivir en Murcia no tiene ningún problema en ponerse el delantal, plantarse en el corazón del Poble-Sec y dirigir los fogones de un local en el que madre e hijo demuestran que forman un tándem excepcional.

2- Tienen espacio para grupos. Cumples, celebraciones, aniversarios o, simplemente, ganas de estar en paz con los amigos… El reservado de La Porca, además de muy agradable, tiene salida a un patio monísimo y se pueden negociar menús personalizados. Pueden caber sin problemas hasta unas 30 personas.

3- Compran en Cal Garrigosa. Gran parte de la materia prima con que se elaboran los platos de temporada del mes en La Porca procede de un lugar del cual sólo podemos hablar maravillas: Cal Garrigosa, de Abrera, más Km 0 imposible, y que esconde un apellido legendario en el ámbito de la gastronomía en Catalunya: Sucarrats. No decimos más.

4- Su bocata de porchetta. El bocata de cerdo, que lleva el nombre de La Porca y es, sin duda, el principal reclamo de este local, es de los mejores de Barcelona y hará las delicias de los amantes de esta delicatessen. El cerdo se asa durante horas y se acompaña de pesto rojo, cebolla roja y reducción de vermú casero.

La porca5- Una hamburguesa muy top. Pese a que son los bocatas, especialmente el de carne de cerdo, la especialidad de este local, la carta ha ido cambiando desde su apertura hace seis meses, en función del talante de los cocineros y los gustos de la clientela. Es por ello que acaban de incorporar recientemente una hamburguesa que ha resultado ser digna de pertenecer a cualquier top ten hamburguesero de la ciudad. De entraña, muy sabrosa y jugosa, alejada del cartón-piedra que nos venden en algunos establecimientos supuestamente especializados, se acompaña de cebolla caramelizada –exquisita–, queso, lechuga y tomate.

6- El pan. Todo el pan que se sirve en La Porca procede de Cloudstreet Bakery y Concept Pa. Flechazo inminente. Es una delicia.

7- La creatividad. Pese a que vamos a encontrar desde bravas a croquetas, en La Porca existe una vena creativa que se ve reflejada en una carta que cambia constantemente y que evidencia las ganas de experimentar del equipo. Un buen ejemplo es su tartar de fuet, sus mejillones con leche de coco o una burrata recién llegada de Can Luc, acompañamientos perfectos para cualquiera de sus bocadillos.

la porca8- Su neón. Tiene un neón minimalista que le da mucho rollo al local, y está decorado con muy buen gusto, con una mezcla bien logrado de mobiliario reciclado y cosas nuevas que no chirrían. Quien haya visto el cuchitril que fue antes el local, con sus paredes pintadas de negro y ese aire de cueva que fascina a tantos restauradores, no podrá creer que ahora sea un establecimiento alegre, luminoso y fresco.

la porca

La Porca

Mata 16. Tel. 93 179 51 75
Horario: Martes y miércoles, de 19.30 a 23.15 h. Jueves, de 19.30 a 23.45. Sábado, de 13 a 16.30 h y de 19.30 a 23.45 h. Domingo, de 12 a 17 h. 

Guardar

Laura Conde

Como directora de la revista Guía del Ocio BCN se recorrió gran parte de restaurantes de Barcelona y escribió sobre ellos durante siete años. Es autora del libro ‘La felicidad en una croqueta’ (Now Books, 2014) y de 'Hecho en casa' (Now Books, 2015). En la actualidad escribe y habla, las dos cosas que más le gusta hacer además de comer, en diversos medios.