10 razones para visitar este año Sanlúcar de Barrameda - Gastronomistas

10 razones para visitar este año Sanlúcar de Barrameda

Sanlúcar de Barrameda es la Capital Española de la Gastronomía este 2022.

También es la razón de este post, con el que incitamos a visitar la ciudad; la primera no capital de provincia que ostenta la citada distinción.

Motivos de peso hicieron que fuera la elegida para este año, en el que Sanlúcar de Barrameda acaba de batir su propio récord de turistas el pasado julio.

Que el título ha influido en la llegada “incesante” de visitantes a Sanlúcar de Barrameda es algo que no niega ni su alcalde, Víctor Mora.
De ahí que ciudades como Cuenca, Pontevedra e incluso Oviedo ya se postulen para ser la próxima Capital Española de la Gastronomía, que se desvelará en noviembre.

Por lo pronto fijémonos en Sanlúcar y todo lo que ofrece a nivel enogastronómico, que no es poco.

Ahí van 10 razones para que te escapes a saborearla, especialmente ahora:

• Esta noche se celebra el primer Festival del Pescado de Sanlúcar.
A partir de las 21h, en la carpa instalada en la Calzada de la Duquesa se podrán degustar de manera gratuita tapas elaboradas con pescado y marisco autóctonos.

La iniciativa busca promover el consumo de las más de 140 especies de calidad que se venden en la lonja, aparte del archiconocido langostino de Sanlúcar.

Es de esperar, y sería lo deseable, que esta iniciativa tenga continuidad.



• Recorre Sanlúcar de Barrameda de arriba abajo y viceversa, y reconoce sus cerca de 500 establecimientos hosteleros, entre los que verás que hay de todo.
Abunda el tapeo, pero también destacan jóvenes cocinas de autor con ganas de atraer a paladares que gusten de un menú degustación convenientemente armonizado.

Destacaremos uno en cada estilo: Casa Balbino por sus célebres tortillitas de camarones y demás bocados de-toda-la-vida; y El Espejo, de los hermanos José Luis y Javier Fernández Tallafigo.

En ambos conviene reservar porque están en boca de todos.

El Espejo es Bib Gourmand desde 2019 y ojalá llegue a estrella Michelin para Sanlúcar.
Los mismos hermanos están al frente de la cocina de Entrebotas, más informal y especializada en arroces, pero igualmente rica.

En El Espejo reconocerás el producto autóctono en el plato y en la copa.

Placeres que entran por la vista, el olfato y el estómago, a precios ajustados.



• En el Barrio Alto de Sanlúcar se lleva también mucho el cuchareo y tienes un templo en La Herrería de Paco Félix.
Una herrería de los años 60 recuperada en nuestros días por el hijo de Paco para servir el mosto que sigue criando la familia, así como los guisos que prepara su mujer Macarena.

• Entra sin reparo en las bodegas que encontrarás a tu paso.

Hay tantas en Sanlúcar de Barrameda que necesitarás tiempo para alcanzarlas todas porque no están concentradas en una sola zona.

La mayoría ofrecen visitas guiadas con cata incluida de sus vinos.


Si vas con el tiempo justo, no puedes perderte Barbadillo, la catedral de mayor altura del marco de Jerez.

Sin ser la más antigua de la ciudad, acaba de celebrar su 200º aniversario, por el que recibió la visita del actual jefe del Estado.

Damos fe de que en estas bodegas tratan a todo su público por igual.
Esto es: como un Rey.

Barbadillo atesora más de 3.000 botas de manzanilla, con una producción que se bebe en (casi) todo el planeta.

• Come, bebe, sueña. Esta bonita iniciativa se enmarca en la capitalidad gastronómica de Sanlúcar, pero también en la celebración del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo.

Consta de cenas maridadas a bordo del buque Única Pepa, en la desembocadura del Guadalquivir, durante la puesta de sol.

Una propuesta que apetece especialmente en verano.

• Ante la obligada visita al mercado de abastos de Sanlúcar merece apearse en las distintas paradas de producto fresco, pero también en el nuevo rincón para la lectura gastronómica.

El mismo espacio, eminentemente cultural, servirá de tribuna para la presentación de acciones o iniciativas de carácter gastronómico en la ciudad.

También para recordar el legado que dejará Sanlúcar como Capital Española de la Gastronomía 2022.

 

• Sanlúcar cuenta desde hace apenas un año con el Centro de Interpretación de la Manzanilla (CIMA).

Ubicado en Las Covachas, declaradas Monumento Histórico-Artístico en 1978, Sanlúcar acrecienta así el valor del espacio como reclamo turístico.
En el CIMA, hasta 18 firmas bodegueras y productores de manzanilla han trabajado para promover y divulgar la cultura de un vino único en el mundo.



No encontrarás un recorrido tan exhaustivo, detallado e ilustrado por la historia, la tradición, y el imaginario en torno a la manzanilla.

• Más allá del tesoro que constituye el Archivo de Indias del Palacio de los duques de Medina Sidonia, aquí se conservan también recetarios manuscritos de época que son una verdadera obra de arte.

En los distintos tomos se da cuenta de los gustos y los gastos de los
duques a través de los distintos días y años.

Para poder hojearlos, eso sí, hay que demostrar que uno se dedica a la investigación y acreditar su propósito para la consulta.


Si ése no fuera nuestro cometido, el palacio por sí solo también merece la visita.

• El momento más dulce de cada visita a Sanlúcar pasa por La Rondeña.

En esta ocasión para adquirir la edición especial de su surtido de dulces típicos andaluces, como el bollito sanluqueño -pasta crujiente aromatizada con matalahúga y canela-, con motivo de la capitalidad gastronómica.

Ideal como recuerdo de la escapada o incluso como regalo.

• Alójate en un edificio con historia, otrora bodega para más señas.
Atestigua y valora el paso del tiempo.

Descubre el preciso y precioso trabajo de rehabilitación de un inmueble de 1865 para lo que es ahora uno de los hoteles con mayor encanto de Sanlúcar: el Albariza Hotel Boutique.

No es el único de su categoría que puedes encontrar en la ciudad y si te lo puedes permitir y aún encuentras plaza, ¡ni lo dudes!

 

Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.