¡Y un churro! - Gastronomistas

¡Y un churro!

Comaxurros
Con las manos en la masa churrera

«Ni te imaginas en lo que ando metido», me dijo hace unos meses Lluís Estrada Canal. Recordaba que un par de años atrás había organizado un concurso de puentes de chocolate que aunaba pasteleros y arquitectos en equipos de dos, de modo que del hijo/sobrino de los Canal de las pastelerías me podía esperar cualquier cosa. «No me digas: vas a abrir una churrería«, me atreví a profetizar en tono de guasa. Y ante mi estupefacción, acerté. Y acto seguido, añadió: «Te invitaré a la inauguración». Y sí, el pasado miércoles, unos cuantos gastronomistas junto con muchísima gente más inauguramos Comaxurros, una churrería nunca vista —y que, sin embargo, desde ahora se verá, y mucho, gracias a su cantón letrero de neón fucsia— en la parte alta de la calle Muntaner. Allí estaban Lluís (con su nuevo mostacho posthipsteriano) y Marc Muñoz (fiel a su barba y a sus greñas, más de estilo neorrománico), que se lo han pasado en grande investigando como se pueden conseguir los mejores churros del mundo hasta dar con ellos. Que si el vermut vive una segunda juventud, los humildes churros también merecen ser reivindicados. Y a esa misión se han entregado.

Después de compartir horas y aceites con los responsables de la barcelonesa Churrería San Román y con Moisés, un churrero ‘comme-il-faut’ (esto es, ambulante), acabaron convenciéndose de su propia receta.El churro sólo necesita cuatro ingredientes: agua, harina, sal y aceite. En lo que más se han esmerado es en la elección del aceite, siempre de oliva extra virgen, y es ahí donde demuestran que sus churros son otros churros. Y a partir de aquí, locuras. Porque Comaxurros es una churrería con carta. Sirven churros tradicionales, claro. Pero a ver dónde más encontráis el Xurro Jiménez (relleno de crema de limón y acabado con merengue tostado), el Ciao Xurrin (relleno de crema de vainilla), The Xurranco (relleno de crema de pistacho y acabado con mermelada de frambuesa), el XurrOh! (relleno de crema de chocolate negro y acabado con chocolate negro), el Xurrolata (relleno de caramelo y acabado con chocolate con leche y almendras) o el XurruX (relleno de chocolate negro y servido caliente).

Comaxurros
¡Con salsa de bravas!

Pero ahí es nada, porque la carta de churros salados ya lo peta: rellenos de crema de sobrasada y queso (toma ya), de bechamel con jamón ibérico (aguanta) o relleno de crema de roquefort y nueces (flípalo). El dia de la inauguración los pudimos remojar con salsa de ceps y de bravas. Y no nos cansamos: nunca habíamos mojado tantos churros.

Comaxurros
Versión gourmet: con salsa de ceps

Comaxurros ocupa el local de una antigua sucursal bancaria, de esas de los tiempos en que se concedían hipotecas como churros. El cambio de negocio, claro está, le favorece. Con sus neones rosas, sus dibujitos naïve, su aspecto de carromato churrero de feria con algo (bastante) más de estilo. El espacio promete mezclas interesantes: abuelas que se saltan a la torera los consejos del médico (y se ponen hasta el cardado de chocolate a la taza) junto con jóvenes modernos del upper Diagonal poco proclives a visitar la churrería ambulante de Moisés, en Badia del Vallès, donde Lluís y Marc aprendieron el oficio desde cero. Las tardes prometen ser de niños que salen de la escuela y arrastran a mamás que, a escondidas, robarán algún churro de la bolsa que han comprado al hijo. Y no descarten que más de un ejecutivo trajeado pase por la churrería a zamparse un poco de todo antes de ir a quemarlo al DIR más cercano.

Comaxurros
Unos buñuelos que hacen temblar a los churros

En Comaxurros hay que comer churros. Pero como Lluís es un gran pastelero, podréis pedir también una selva negra o una sacher, por poner un par de ejemplos. Aunque el más firme competidor de los churros es otro. El enemigo en casa son los buñuelos, especialmente los rellenos de crema, que se servirán durante todo el año. Tengo claro que, cuando vuelva, combinaré churros con buñuelos. Y la dietista, para otro día, que mira que os gusta chafarme el momento. Y un churro, que lo váis a conseguir.

 

Comaxurros
Muntaner, 562. Barcelona
Tel. 93 417 94 05

 

Josep Sucarrats

Lo más fácil es que os lo encontréis comiendo, escribiendo o hablando, tres de las actividades que más le gustan practicar. Director de la revista gastronómica Cuina, también es colaborador habitual de Catalunya Ràdio, de la revista Time Out Barcelona y de varios medios más. Es coautor del libro ‘Històries de la Barcelona Gormanda’ (Angle Editorial, 2014) y de 'Teoria y práctica del vermut' (Now Books, 2015).