10 consejos para hacer tu propio yogur helado

Yogur Helado_portada 3DSe han puesto de moda y no es de extrañar: los yogures helados están deliciosos, son más saludables y admiten numerosos toppings. Si te has vuelto adicto gracias a las muchas cadenas especializadas que han surgido, quizás ha llegado el momento de dar un paso más y hacer tu propia receta. El libro Yogur Helado, de Constance y Mathilde Lorenzi (dueñas de la francesa It Mylk) recoge en una preciosa edición de Lunwerg 61 recetas ilustradas (además de yogures helados, también hay una selección de sándwiches helados, yogures compuestos, batidos y lassis y pasteles y postres). Algunas lecciones extraídas del libro:

1. Es imposible crear una receta de yogur helado sin un buen yogur. En It Mylk lo compran en una granja donde tratan a sus vacas como si estuvieran en un spa.

2. El yogur griego es ideal para hacer los helados. Se enriquece con nata, por lo que le da una textura más cremosa.

3. Al tratarse de un yogur graso, ellas recomiendan su versión 0% materia grasa.

4. Para una elaboración más práctica, existen las heladoras. La de cubeta es más económica, pero como no genera frío hay que meterla en el congelador doce horas antes de usarla. La heladora con compresor es para profesionales.

yogur helado receta ok5. ¿Se puede hacer helado sin heladora? Sí, basta poner la preparación en un recipiente hermético, meterlo en el congelador durante un mínimo de cuatro horas, pero importante: cada hora hay que sacar la mezcla y batirla para evitar que se formen cristales de hielo y obtener un resultado cremoso.

6. Un truco fácil para un helado al instante: batir en la licuadora fruta congelada con la mezcla del helado de yogur.

7. Proponen tres presentaciones básicas: sundae (con manga pastelera), bola o quenelle (más gastronómico, la “croqueta” que se hace pasando el helado de una cuchara a otra).

8. Sorprende con decoraciones imaginativas a base de palillos, pajitas y celo decorado al estilo Washi Tape.

9. La preparación del yogur helado 0% consiste en mezclar cuatro yogures griegos 0% con 50 gramos de sirope de agave (un edulcorante natural). Añadir dos cucharadas de leche desnatada y medio limón. Mezclar y verter en la heladera o en el congelador (en este último caso, batir cada hora).

10. Hazte con el libro Yogur Helado (Lunwerg, 18,95 €) para aprender a hacer otras versiones, toppings y coulis. Algunos ejemplos: tatin helado, tarta helada de limón, helado de chocolate caliente, yogur helado de pastel de queso… La boca agua.

 

Isabel Loscertales
Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.

1 Comment
  1. Pues tiene muy buena pinta. Reconozco que soy un fan delyogur helado, aunque tengo tendencia a ir simplemente al supermercado, por una cuestión de tiempo, pero este libro puede ser una buena forma de introducirme en la elaboración casera, aunque sólo sea para un fin de semana cada x tiempo. Lo único que me echa un poco para atrás es ese asunto de la “historia del yogur”. No será uno de esos libros en los que el autor se enrolla durante cincuenta páginas antes de sugerirte cascar un huevo.

    En todo caso, muy buen trabajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.