Llop: un restaurante para afilar los colmillos

Afila los colmillos, que hoy te voy a escribir sobre Llop, un restaurante del Raval que, por si entras en él y no recuerdas su nombre, tiene una enorme foto de un lobo presidiendo la sala. No he sabido relacionar muchas ideas entre la comida que sirve y el animal más allá de pensar que tiene suficientes argumentos para acudan manadas de comensales-lobos.

¿Y qué platos son esos? Pues los que salen de una carta tan mediterránea como cosmopolita. Igual te sirven un poké bowl con los que cargar baterías para el resto del día que unas croquetas de ceps y mayonesa de trufa ricas-ricas.

Durante mi visita probé ambos platos (el poké llevaba salmón y aguacate marinados, pepino, zanahoria, nabo y alga nori), y unos cuantos más.

A saber: una deliciosa crema fría de hummus con almendra laminada. comino, sal negra y germinados.

Un gazpacho de remolacha asada y aceite de manzana con pimiento amarillo y verde, pepino y cilantro de limonero tan suave y sedoso como algo ácido.

Unas verduras con salsa de yogur hechas en el horno Josper de lo más crujientitas y adictivas.

Y un meze compuesto por baba ganoush y muhamara bastante picantes.

En la cocina, la gente de Llop usan algunos productos ecológicos como la carne de la hamburguesa, los huevos y la harina de espelta con la que hacen los pancakes.

Me ha gustado Llop, sí. Me ha gustado porque tiene una calidez y una luz muy difíciles de encontrar en un barrio de calles estrechas y sombrías como el Raval. Se nota que la gente está cómoda en ese espacio diáfano allí porque se lleva su ordenador y curra un poco mientras come o toma algo en un ambiente relajado (al lado cuenta con un coworking).

Me han encantado sus lámparas ‘galácticas’ y sus sofás y sus cojines. Me ha sonado bien el plan de los jueves: música en directo a partir de las 20.30 horas. Me ha molado saber que acogen workshops y exposiciones. Y que puedes disfrutar de la bonita terraza que tienen enfrente, en los jardines del doctor Fleming.

Dicen en Llop que, para resumir, aquello es un café con cocina. No está mal la definición.

Amig@ lob@, no sufras si te entra el hambre en cualquier momento del día porque aquí tienen una carta de desayunos potente (bagels, muffins, yogures orgánicos, panes de Baluard y Forn Sant Josep, huevos) y, además de comer y cenar, puedes merendar o hacer un brunch cualquier domingo. Así que afila los colmillos que tendrás donde hincarlos.

Llop

Carme, 42. Barcelona.
Teléfono: 93 461.59.11.
Horarios: de domingo a jueves, de 12.00 a 16.00 y de 20.00 a 23.30 horas; viernes y sábados, de 12.00 a 16.00 y de 20.00 a 00.00 horas. Hay carta entre horas todos los días, de 16.00 a 20.00 horas. Desayunos, de 9.00 a 12.00 horas.
Precio medio: 25-30 euros (hay menú de mediodía laborable por 13,90).

Mi ubicación
Cómo llegar
Ferran Imedio
Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en El Periódico de Catalunya, donde antes fue responsable de la sección de Gente y ahora, de Cocina's de la revista 'On Barcelona'.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.