Ruta dulce por Viena: ¿qué especialidades hay que probar sí o sí?

Si quieres ponerte las botas con sabores dulces, no te puedes perderte una visita a Viena. La capital austriaca no solo vale la pena por la historia de Sisi, una de las mundanas más famosas de la historia, o por sus tesoros artísticos y arquitectónicos, sino también -y sobre todo- por sus pastelerías. Auténticos templos y patrimonio nacional, cada una de sus especialidades reposteras se merece uno (o más) bocados. Estas son las direcciones donde encontraréis lo mejorcito de lo mejorcito de Viena. Vueling nos lleva allí.

1.    Sacher Torte

No podía ser de otra manera: la mejor tarta Sacher se encuentra en la misma ubicación que la vio nacer en 1832: el Café Sacher. Este precioso café de estilo clásico y ultra ‘fancy’ es famoso por patentar el dulce que no solo se ha hecho mundialmente famoso sino que ha contribuido, en parte, al interés foodie por Viena. Servida con nata montada, está compuesta por  bizcocho de cacao recubierto con una fina capa de mermelada de albaricoque y una cobertura de chocolate negro a modo de ‘glaçage’. Sí, pensaréis, ‘foodporn’ total. Philharmoniker strasse, 4.

viena

 

2.    Apfelstrüdel. 

Una fina masa de hojaldre que esconde tacos de manzana crujiente y caramelizada en una compota aderezada con canela. Todo ello, acompañado de una bola de helado de vainilla o de delicada crema inglesa. El apfelstrüdel es la gran especialidad repostera del país junto con la tarta Sacher. Si bien la tienen en casi todas las pastelerías y restaurantes de Viena, donde la clavan es en Diglas. ¡No os la podéis perder! Wollseile, 10.

viena

 

3.     Sperl Torte

La historia de la ciudad vinculada de forma constante con el arte se recoge entre estas cuatro paredes. Café Sperl es toda una institución, refugio de literatos y artistas a lo largo de sus décadas de existencia. Dicen que no ha cambiado ni un ápice desde que abrió sus puertas en 1880. Otra institución es su pastel homónimo, la Sperl Torte, del que preservan celosamente la receta pero sabemos -tras probarlo- que consta de chocolate, almendra, vainilla y canela. Gumpendorfer strasse, 11.

viena

 

4.     Nusskaffee Torte

Bizcocho de avellanas mojado en café y recubierto con una espesa capa de crema de mantequilla con praliné y café. Untuosa y sorprendentemente ligera (por lo menos, de gusto), la encontrarás en Demel, también un referente de la elaboración del mazapán desde hace más de 200 años. Kohlmarkt 14. 

 

5.     Sisi Torte

Como no podía ser de otra manera, LA personalidad más famosa de la historia de Austria, la emperatriz Sisi, ha inspirado un dulce que lleva su nombre. Y también una elegante combinación de refinados ingredientes, que hacen justicia a su reconocida sofisticación: mermelada de grosella roja, mazapán y pasta de azúcar blanco. ¡Una delicia! K. u. K. Hofzuckerbäcker, Kärntner Straße, 51.

sisi torte

 

6.    Kaiserschermarrn

Una especialidad vienesa que, curiosamente, es más de difícil de probar de lo que parece, quizá por su reputación de ‘dulce casero’ y no de categoría repostera. Sea como sea, hemos dado con ella -¡aleluya!- en el Café Central. Y es de lo mejorcito que hemos probado en cuanto a ‘guilty pleasure’. Consiste en una especie de masa de crêpe pero más volátil (con las claras previamente batidas a punto de nieve) y cortada en trocitos. El resultado es la apariencia de un revoltillo de huevos tuneado con pasas caramelizadas, mermelada de ciruela y espolvoreado con azúcar glas. ¡Qué bien sientan las calorías de vez en cuando! Herrengasse, 14.

 

7.     Topfensouffle torte

Algo así como la tarta de queso al estilo vienés, en este caso ‘soufflé’. Y eso significa que resulta más ligera y más esponjosa que su homóloga estadounidense, compacta y cremosa. En boca tiene el característico sabor a queso fresco realzado con un toque de vainilla. La textura volátil del cuerpo contrasta con la base de masa brisa, firme, y la capa superior ligeramente tostadita. De nuevo, una obra maestra de la pastelería que disfrutaremos en su máximo esplendor en Demel. Kohlmarkt, 14. 



 

8.    Marzipan Kartoffel

Lo que se traduce como ‘patata de mazapán’ (por su homenaje) es una especialidad presente tanto en las pastelerías austriacas como en las de Alemania y el este de Francia. Dado su textura potente, es un postre sobre todo dado a las temporadas de otoño e invierno. En Heiner, otro ‘hotspot’ dulce, son famosos por su receta, que consta de dos capas de mazapán, una normal y otra a base de cacao, recubierta de chocolate en polvo. Una minibomba deliciosa. Kärntner strasse, 21-23.

 

 

Laia Zieger
Laia Zieger

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que ha trabajado en El País y El Periódico de Catalunya, colabora con medios de ambos lados del Pirineo, y coordina el portal www.vinacora.com. Es autora del libro ‘Portraits de Barcelone’ (Hikari Editions, 2016).

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.