La conjura contra el frío de El Puchero - Gastronomistas

La conjura contra el frío de El Puchero

Todos pasamos en nuestro vida por un momento de rebeldía contra la cuchara. Suele coincidir con la infancia y/o primer adolescencia. Aparcamos lentejas, garbanzos o fabes en beneficio de pizzas, hamburguesas o tacos mexicanos. Ey, si no, ¿cómo vas a ser el cool del instituto?, ¿comiendo alubias? Pues prepárate para que los chistes sobre gases te persigan de por vida…

Pero es irse del nido paterno y echar de menos los guisos. De repente, después de 15 días alimentándote de latas de magro y patatas onduladas, comienzas a soñar con la abuela de Litoral persiguiéndote con la lata de fabada… y tú dejándote coger. Cuando te quieres dar cuenta, te has convertido en periodista gastronómico, tienes treintaitantos, críos y una hipoteca. Y ya te has reconciliado con la cuchara.

CROQUETAS DE AVE EL PUCHERO

Por eso, es reconfortante encontrarte con un lugar que lleva, desde 1940 consagrado a la cocina casera. En El Puchero, en el número 13 de la calle Larra de Madrid, al lado del meollo malasañero, se vive a otro ritmo, el de las cosas bien hechas. Asomarse a su carta es alucinar con platos que ya no se sirve en casi ningún lado como los riñones al Jerez o las criadillas de toro rebozadas. También hay platos con inequívoco recuerdo a casita como las habitas con jamón o el bacalao encebollado. Cuentan con otra sucursal, en la calle Padre Damián, donde se mantiene el mismo espíritu de las cosas hechas con mimo, pero con alguna variación para adaptarse a otro tipo de público.

COCIDO EL PUCHERO-3En su salón old school, con sus mesas con manteles y servilletas de tela, es posible degustar esta temporada un guiso distinto cada día. Los lunes, lentejas; los martes, menestra de verduras; los miércoles; cocido; los jueves, albóndigas y los viernes, un plato de cuchara que va cambiando cada semana. Además, los sábados, fabes con almejas. Con el objetivo de adecuarse al signo de los tiempos, se ofrecen medias raciones e incluso platos en versión take away. Recuperar el rubor en las mejillas y que tu madre, cuando venga a visitarte, te diga aquello de «hijo, que bien alimentado te veo», no tiene precio.

El Puchero. Larra, 13 y Padre Damián, 37. Tels. 91 445 05 77 y 91 345 62 98. www.elpuchero.com
Horario: de lunes a sábado de 13:45h  a 16:00h y de 21: 00 a 23:30 (Larra, 13) y de lunes a sábado de 13.00 a 16.00 y de 20.00 a 00.00 (Padre Damián, 37).
Precio medio: 35 euros.

Lo mejor: La posibilidad de tomar platos caros ver en los restaurantes actuales.
Lo mejorable: Su estilo chapado a la antigua, que, ojo, a lo mejor puede ser también su mejor baza.

Banda sonora. Beach Boys – I just wasn’t made for this times

Javier Sánchez

Lleva comiendo prácticamente toda su vida, así que sabe de lo que habla. Un hombre, un reto: conocer TODOS los restaurantes de Madrid. Sigue en ello y empeñado en descubrir las últimas tendencias gastronómicas como coordinador de Cocinatis.com junto a Laura Conde, en el blog de gastronomía Oído Cocina de Yahoo! y como colaborador en sitios como Dominical, VICE o distintos medios del Grupo Prisa.