Oh, la, la! ¡Pizzas francesas! 'Bienvenue' a Messié Pizza - Gastronomistas

Oh, la, la! ¡Pizzas francesas! ‘Bienvenue’ a Messié Pizza

Oh, la , la! ¡Pizza francesa! Bueno, la pizza es italiana, pero estas de las que os voy a escribir tienen acento francés.

Bueno, italiana, con acento francés y con productos catalanes. Porque está hecha en Barcelona por un francés que siempre se ha dedicado al plato tradicional italiano. De ahí el nombre: Messié Pizza. Messié, como decimos en España ‘monsieur’. Porque Éric Luthringer, el propietario de este rumboso local del barrio de Gràcia, está tan integrado en la ciudad que ha querido mezclarse con su paisanaje. Y le ha salido lo de messié, y lo de la pizza con nombre francés y producto catalán. «Es que esto es un restaurante pero también un bar», me explica, como intentando justificar el por qué de su receta. Exitosa, por cierto, porque vender la pieza más cara a 9,5 euros y ofrecer calidad (la masa se deja fermentar 24 horas) siempre acaba resultando.

Veamos. No es un local muy confortable y además es ruidoso, pero enseguida olvidas las incomodidades cuando hincas el diente a cualquiera, y digo cualquiera, de las pizzas de su extenso catálogo (también sirve ensaladas a 5,5 euros, pero no las caté). Ni más ni menos que 21 variedades fijas, además de las siete u ocho que ofrece según la inspiración de Éric y lo que encuentra en el mercado. «Sí… Podría decir que son pizzas de mercado… Intento que sean kilómetro cero. Eso sí, la harina es italiana, de Génova, porque es la mejor para lo que hago». Igual podría decirse de las muchas cervezas artesanas que sirve. Casi, casi hechas en casa.

SAMSUNGSAMSUNGEl resultado es de una sencillez que desarma. Si la pizza es sencilla por definición, hazla bien y no la compliques. Estoy convencido de que eso mismo piensa Éric, que tiene la mano rota para hacerlas. Aprendió en Cannes, su ciudad natal, y ha llevado su naturalidad a un local de Barcelona cuyas paredes están decoradas con manos que sostienen elementos que tienen que ver con la pizza y su entorno gastronómico.

IMG-20140203-WA0009IMG-20140203-WA0006Miden 30 centímetros de diámetro y tienen la masa fina. Me gustaron todas, fueran o no de la carta o especiales: la Reine, una superventas en el país vecino que lleva tomate, queso, champiñones y jamón de York. Pero también las creaciones más personales de Éric. La de boniato con cebolla caramelizada y champiñones; la de alcachofa, calabacín a la parrilla marinado con ajo y hierbas, tomate seco, alcachofas, cebolla y rúcula; la de queso brie con jamón de York, beicon y cebolla caramelizada; la Django (esta es más yanqui), con carne, queso de cabra, tomate seco y cebolla… Anotaba expresiones como Oh, la, la!, Magnifique!, Vive la France! y cosas por el estilo.

Además puedes llevártelas a casa (también hay porciones a 2,5 euros) o pedirlas a domicilio siempre que seas de Gràcia o del Eixample derecho.

Lo mejor: las pizzas, sencillas pero efectivas.

Lo mejorable: sólo abren por las tardes y las noches, no se puede pagar con tarjeta y el local es algo incómodo y ruidoso.

 

 

Messié Pizza
Torrent de l’Olla, 65
Teléfono: 93 218 93 45.
Horario: de lunes a jueves, de 18.30 a 23.30 horas; viernes y sábados, de 18.00 a 00.00 horas; domingos, de 18.00 a 23.30 horas.
Precio medio: 12 euros.

Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en 'Cata Mayor', el canal especializado de 'El Periódico de Catalunya', y en 'On Barcelona', la sección de ocio del mismo diario. Antes, había sido responsable de la sección de Gente, donde ya contaba qué se cocía y qué se comía por ahí.