Ethniko, un restaurante ‘healthy’, marchoso y ‘cool’

La Barceloneta cuenta con un nuevo restaurante: Ethniko, se llama. Es enorme, y tiene un punto de glamour, así que por la noche se convierte en club nocturno donde tomar unas copas y bailar un poco. Pero yo fui a probar sus platos, y me gustó comprobar que en su cocina sana hay poco postureo pero sí mucha diversión en las presentaciones, tan entretenidas como la noche que te espera si te quedas tomando un cóctel y bailando un poco.

Celebro la llegada de Ethniko catando sus creaciones en la terraza, un bombón que recomiendo para comer o cenar: tienes la playa a 40 metros, solo hay que cruzar el paseo de Joan de Borbó y puedes darte un baño. Pero volvamos a la mesa y probemos sus hits..

Imprecindible el vistoso carpaccio de calabaza, una sinfonía de texturas con la base de las láminas de la hortaliza sobre la que reposan fresas, anacardos garrapiñados, champiñón, queso de cabra deshecho, crema de aguacate y pesto de albahaca. Lo cremoso y lo crujiente van de la mano en este plato.

Me paro ante el semáforo de humus. Son tres humus de tres colores, los mismos que los de un semáforo: rojo, ámbar y verde. La presentación te arranca una sonrisa que se agradece. El rojo es de remolacha, con un puntito ahumado. El ámbar, de cúrcuma, y el verde, de albahaca. Llegan a la mesa con pan de pita caliente y crudités.

En Ethniko siempre tienen ganas de sorprender, y por eso el pulpo lo sirven colgando de un pincho, como si fuera un espeto. Un brazo del animal troceado y hecho a la brasa con cebolla, pimientos y tomate, y que está acompañado de puré de patata violeta, verduras salteadas y aceite de pimentón. Mira que he comido pulpos en Barcelona, uno de los platos más repetidos en estos tiempos, pero ninguno me lo habían servido de esta guisa.

Más sobrio es el tataki de atún sobre un lecho de algas dispuesto sobre una pizarrita. En este caso, el espectáculo se traslada al paladar porque el pescado está perfecto. Tierno, sabroso, de sabor y textura suave.

Acabo con el cheesecake de aguacate. Sí, queso y aguacate pueden ir de la mano, y la prueba es este postre cremoso que tiene como contraste el crujiente de la galleta que hay en el fondo del vaso y el refresco de los daditos de piña por encima.

En fin, diversión de principio a fin, si es que te quedas ‘socializando’ luego hasta el final de la noche…

Ethniko

Paseo de Joan de Borbó, 74. Barcelona.
Teléfono: 93 522 19 77.
Horarios: cada día, de 12.30 a 23.30 horas (de miércoles a domingo, el club funciona hasta las 5 de la madrugada).
Precio medio: 25 euros (no hay menús de mediodía).
ethnikobarcelona.com

Mi ubicación
Cómo llegar
Ferran Imedio
Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en El Periódico de Catalunya, donde antes fue responsable de la sección de Gente y ahora, de Cocina's de la revista 'On Barcelona'.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.