De ortigas y otras ‘malas hierbas’ buenas

¿Sabías que el 90% de la población del planeta se alimenta a partir de tan solo 30 especies vegetales? ¿Y que solo en la comarca barcelonesa de Anoia encontramos más de 100 especies comestibles? Somos unos grandes desconocedores del potencial que nos ofrecen las plantas silvestres, está claro. ¡Y eso que están buenas!

Lo constatan los resultados de las catas que organiza el colectivo Eixarcolant en la ciudad de Igualada desde hace tres años (este será el cuarto): el 70% de las muestras elaboradas con plantas silvestres o variedades agrícolas tradicionales en desuso —plantas olvidadas, vaya— gustan tanto como los productos que consumimos habitualmente. ¿No te lo crees? Compruébalo este sábado.

La Urtica dioica, alias ortiga, es comestible, rica y saludable.

Las malas hierbas, como solemos llamarlas, serán las protagonistas de la 4º Jornada Gastronómica de las Plantas Olvidadas, una iniciativa impulsada por el doctor en biología por la Universidad de Barcelona, ​​especializado en agroecología, etnobotánica y comunicación científica Marc Talavera Roma, que tiene como objetivo la recuperación —y adaptación a la realidad actual— de los usos de especies silvestres comestibles y variedades agrícolas tradicionales como herramienta para favorecer un modelo agroalimentario más sostenible, saludable y justo.

En esta ocasión, se han programado casi un centenar de actividades, diversas, de calidad y rigor científico, pensadas para todo tipo de públicos: desde talleres de cócteles con plantas silvestres hasta demostraciones culinarias sobre la introducción de las mismas en un comedor escolar. En este sentido, 151 ponentes de alto nivel, cocineros, farmacéuticos e investigadores, entre otros, aportarán su conocimiento sobre el tema. Paralelamente, durante todo el día tendrá lugar una feria con más de 60 paradas con productos muy singulares, de calidad y proximidad.

La jornada incluye un itinerario familiar entre plantas pensado para realizar en familia.

¿Quieres probar una mala hierba en casa? ¿Te atrevería con las ortigas? El colectivo Eixarcolant destaca su parecido a las espinacas si se consumen en forma de tortilla, salteado, gratinado, o cualquier otra elaboración en la que la planta quede seca o crujiente. “Con la cocción, a partir de los 60º C, su sustancia urticante se desnaturaliza, desaparece, por lo tanto, podemos consumirla tranquilamente”, afirman. Los más atrevidos la consumen en crudo, en forma de salsas. “Se puede, siempre y cuando mecánicamente se rompan los pelos urticantes.

De hecho, en determinadas regiones de Italia es muy habitual la elaboración de una variante del pesto en que la albahaca ha sido sustituida por la ortiga”, explican. “En términos nutricionales, las hojas frescas de ortiga presentan un contenido elevado de proteínas, lípidos y ácidos grasos poliinsaturados del grupo Omega 3 en comparación con otros vegetales. Asimismo, su contenido en sodio es muy bajo y el de vitamina C, muy elevado”, aseguran.

Espinacas parecen, ortigas son.

Gratinado de ortigas con pasas y piñones

Ingredientes:
200 g de ortigas (sólo las hojas y los primeros 10 cm de tallo)
2 cebollas medianas
pasas
piñones (o nueces)
queso rallado adecuado para gratinar

Elaboración:
Salteamos a fuego lento las cebollas previamente cortadas. Cuando están prácticamente cocinadas, añadimos las hojas de ortiga y un poco de agua.

Bajamos el fuego al mínimo y dejamos cocer con la tapa puesta vigilando que no se pegue.

A continuación, añadimos las pasas y los piñones o nueces, subimos el fuego y salteamos un par de minutos.

Colocamos el salteado en un recipiente apto para el horno, cubrimos con el queso elegido y gratinamos durante 5-8 minutos.

4ª Jornada Gastronómica de las Plantas Olvidadas
Sábado 13 de abril de 2019
Casal Cívic Igualada-Casal del Passeig y alrededores
Pg. Mosent Jacint Verdaguer, 67. Igualada (Barcelona)

Carme Gasull
Carme Gasull

Se inició como periodista en la radio y con el gastrónomo Jordi Estadella en las cosas del comer. Hoy, modera ponencias y demostraciones culinarias en ferias y congresos, colabora en el programa 'Àrtic' de betevé y comparte experiencias en blogs diversos. Comisaria del proyecto 'Catalunya Regió Europea de la Gastronomia 2016', es autora de los libros 'Catalunya en el paladar' (Austral Media, 2004), 'Petita història de la Festa de la Ratafia' (Editorial Mediterrània, 2016) y 'El Safrà. Com preparar-lo 10 vegades' (Sd Edicions, 2018).

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.