Melissa Herrera es una cocinera autodidacta y salerosa que enamoró a Barcelona hace unos años, cuando abrió en L’Eixample su restaurante Valmas dejando boquiabierto al personal. En Valmas, Herrera hacía una cocina muy parecida a la que se practica en los hogares, yendo a comprar a diario al mercado y cocinando con los productos que le deparaban el huerto, el campo y el mar. “Valmas era como llevar la realidad de las casas a un local público: yo cocinaba con lo que había y presentaba esos platos a los clientes”, nos cuenta Melissa en uno de los directos de Instagram que Gastronomistas está realizando con diversas personalidades del mundo gastronómico en la Antiga Fàbrica Damm de Barcelona, que podéis ver en nuestro canal de Instagram TV.

melissa_herreraDe ‘Top chef’ a Valmas

Pero cuando llegó Valmas al panorama barcelonés, con sus platos basados en la cocina tradicional, con un aire, en palabras de Herrera, “muy femenino, muy loco, como soy yo”, Herrera era una vieja amiga de los amantes de la gastronomía gracias a su paso por el concurso de Antena 3 ‘Top Chef’. De aquella época, la cocinera recuerda “estar como un flan en todas las pruebas”, aunque pese a los nervios consiguió enamorar al personal con su cocina voluptuosa y creativa basada en el recetario tradicional, que aprendió de grandes cocineras: su madre y su abuela.

“Siempre tuve claro que me quería dedicar o a cocinar o a cantar, mis dos grandes pasiones”, cuenta Herrera. Pero, tras cantar en el metro durante una temporada a los 18 añitos, recién llegada a Madrid desde su Granada natal, se dio cuenta de que era tan duro que prefería apostar por vivir de la cocina. Empezó fregando platos en un restaurante, y poco a poco fue abriéndose paso en esa selva que es algunas veces el mundo de la gastronomía y la restauración. “Me dieron la oportunidad de llegar a la cocina, después vino ‘Top Chef’ y más tarde Valmas“.

melissa_herrera

¿Machismo en las cocinas?

Su paso por la tele, asegura, le ha abierto muchas puertas, sí, pero le ha cerrado muchas otras: “gracias a ‘Top Chef’ pude empezar el proyecto Valmas, y me ha dado la oportunidad de entrar en proyectos interesantes, pero también ha hecho que muchos compañeros de profesión no me tuviesen respeto “, dice Herrera. ¿Machismo? “En las cocinas lo hay, como en todos los ámbitos de la vida: el ego masculino patriarcal sigue estando muy presente y muchos cocineros se creen que son mejores que yo. Aunque muchas mujeres nos estamos plantando, a la hora de la verdad siempre tenemos que hacer el triple de esfuerzo que ellos para demostrar nuestra valía”, explica la chef. “Tengo la sensación de que a ellos con dejarse barba, hacerse unos tatuajes y raparse la cabeza ya lo tienen todo hecho en un mundo machista como el que vivimos”.

De Andalucía a Galicia

Tras el cierre de Valmas por una serie de circunstancias que tuvieron su colofón en el confinamiento, Melissa se puso manos a la obra para seguir practicando su cocina creativa y juguetona en otro establecimiento. Fue así como, además de montar eventos por su cuenta, desde hace apenas un mes podemos encontrarla en un restaurante emblemático del Raval barcelonés, una especie de nuevo clásico que nunca falla: Arume. “Cuando me llamó Manu Núñez, el chef ejecutivo, para que me encargase puntualmente de la cocina de Arume, apenas durante una semana, me puse muy contenta, porque tener trabajo hoy en día es una bendición. Cuando encima vi que me entendía a la perfección con el equipo, y que podía practicar una cocina de producto como a mí me gusta, y Manu me ofreció quedarme, la respuesta estaba clarísima: ¡allí sigo”.

melissa_herrera

 

El proyecto Arume

Pese a que Arume es un restaurante de cocina gallega contemporánea y la de Melissa se entronca más en la tradición andaluza con pinceladas internacionales, la conexión ha sido inmediata: “además de los platos de Manu, cada semana presento especiales míos, que me permiten seguir inventando”, asegura. ¿Ha cambiado su vida tras la pandemia? Melissa lo tiene clarísimo, y esgrime un discurso felizmente alejado del de otros cocineros, mucho más cercano al del currante que al de la estrella de la cocina. “Muchísimo, de repente les ves las orejas al lobo y, como tantos otros cocineros, ahora lo único que agradezco al universo es poder estar trabajando”.

Arume. Botella, 11. T. 93 315 48 72

 

Gastronomistas
Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter