Llega la Semana Santa y los gourmets aragoneses ya saben que es momento de dar rienda suelta a su Gastropasión. Así, con mayúsculas. Porque ese es el nombre de las jornadas dedicadas a los platos más tradicionales de la Cuaresma: bacalao, potajes, torrijas, buñuelos… Una veintena de restaurantes de nivel de la ciudad elaboran menús temáticos a precios que oscilan entre los 20 y 40 euros. Acaba el lunes 5 de abril.

La gastronomía de Zaragoza está alcanzando un nivelazo digno de explicar (basta una visita El Tubo o dejarse caer por la ciudad cuando montan Gastrotapas para comprobarlo). Por eso me asomé a la capital del Ebro para probar al menos uno de los menús de Gastropasión y, de paso, conocer más restaurantes que merecen una visita. ¡Toma nota!

 

Txalupa

Empecé por Txalupa, un restaurante señorial cerca del Parque Grande José Antonio Labordeta, que ha preparado un menú por 30 euros, un precio que me parece un auténtico regalo. Y te explico por qué. Para comenzar, te sirven una vieira gratinada con velouté del molusco, langostino, puerro y cebolla riquísima. Tanto que te llevarías la concha para convertirte en peregrino, pero no para acabar el viaje en Santiago de Compostela, sino en este restaurante que tan bien trabaja la cocina de mercado desde hace más de 35 años.

Su menú para Gastropasión sigue con unos garbanzos de vigilia a los que han incorporado un langostino crujiente y espárragos trigueros y en cuya salsa mojarías pan como si fuera la última cena. Y el bacalao al pil pil de boletus con setas salteadas y la torrija con helado de miel (es la foto que abre el post) merecen un paso en cualquier procesión, de esos que te hacen gritar y derramar lágrimas de emoción. Si lo haces, mejor que las remojes en alguno de los 170 vinos de su bodega. Impresionante.

Más allá de este menú temático que incluye bebidas, cabe destacar el de mediodías laborables, que sale por 22,95 euros, y el de fin de semana y víspera de festivo, que cuesta 28,95. Ambos incluyen agua, pan y vino. A la carta, que cambia cada dos meses más o menos, el precio medio es de 40-45 euros sin bebidas. Y atención al elegantísimo y acogedorísimo salón privado para pequeños grupos, que parece el de una familia con posibles.

Txalupa. Paseo de Fernando el Católico, 62. Teléfono: 976 56 61 70 y 678 448 260.

 

Gayarre

Otro establecimiento que vale la pena visitar y que está en la línea de Txalupa es Gayarre, algo alejado del centro de la ciudad, muy cerca del aeropuerto. No participará en Gastropasión porque cierra hasta el martes 6 de abril, pero muchos de sus platos podrían formar parte del evento. Esta casa veterana, un referente de Zaragoza que se alzó con el premio al mejor restaurante de Aragón en 2016, destaca por el uso de ingredientes de primera (¡qué verduras y hortalizas, oiga!) cocinados con pulcritud y respeto máximo para que resalten sus sabores.

De la cocina de Leandro Casas, que trabajó en Akelare (tres estrellas Michelin), salen joyitas como la brandada de bacalao con verduritas de primavera (de las mejores brandadas que podrás probar jamás), los guisantes lágrima con jugo de su vaina y huevo ahumado, los espárragos con alcachofas y cocochas al pil pil, el arroz verde con almejas, borrajas y espuma de patatas (foto), el morrillo de atún con garbanzos en caldo de atún…

Estos platos, siempre bien maridados por el sumiller de la casa, Toño Bernardos, se pueden disfrutar en sus tranquilos jardines, en su pérgola acristalada o en sus tres amplios salones, que antes del coronavirus tantas bodas, bautizos y comuniones albergaron.

Una recomendación: pide el vermut de la casa, obra de Toño, con un punto cítrico y recuerdos de canela que te volverán majareta. Ideal para inaugurar unas jornadas que llamaría Vermutpasión, así, también con mayúsculas. Ahí lo dejo.

El menú ejecutivo de mediodías laborables, de martes a viernes, cuesta 32 euros, y el precio medio, sin bebidas, es de 50.

Gayarre. Carretera del aeropuerto 370, Km 3,400. Teléfono: 976 34 43 86.

 

La Clandestina

Pero si a ti no te va el rollo de la tradición, siempre puedes ir a La Clandestina. Allí, Fernando Solanilla y Susana Casanova te divertirán con sus platos viajados. Se fueron a vivir a Argentina, Brasil, Tailandia, Japón y Corea para inspirarse en sus recetas y llevarlas a su terreno en su regreso a Zaragoza.

En su local cosy, de atmósfera europea, las sirven con presentaciones atractivas, coloridas y efectistas. Y siempre con productos de kilómetro cero y algún que otro toque exótico. Elaboraciones casi apátridas que en ningún caso deberían ser clandestinas porque merecen ser de conocimiento público. Y que se pueden acompañar con vinos aragoneses “diferentes”, según Susana.

Las croquetas de queso de cabra de moho azul Río Vero y nueces son de las mejores que he probado en mi vida. Fliparás con los sensacionales fideos con lubina ahumada y emulsión de coco y flor de ajo. Te sorprenderá la ensaladilla rusa de ventresca de atún y gambas, amurallada por unas tostadas de pan de tinta de calamar. Querrás jugar con las llamadas canicas de ternasco, unas albondiguitas hechas con la carne del corderito y acompañadas de  salsa thai con piña, leche de coco, anacardos y arroz del Pirineo aragonés.

Ah, y la tapita llamada Cruz de navajas, que ganó el concurso de tapas de Zaragoza de 2019: navaja en ajoblanco con melocotón de Calanda encurtido, gel de cava de Aragón, reducción de pata de vaca, coral de borraja y piel de limón. ¡Todo en la misma concha de la navaja! Sí, amigas y amigos, todo eso cabe en la concha del molusco.

Creaciones, en fin, que invitan a ser compartidas porque entran por los ojos y, además, son abundantes. Por cierto, los postres son caseros (ojito con el lemon pie y el lingote de chocolate) sirven brunchs de día y copas de noche porque su horario es ininterrumpido. Lo que se entiende por un local moderno y cosmopolita, vamos. Lástima que no se hayan apuntado a Gastropasión. Pero la verdad es que con su propuesta se ganan el perdón.

El precio medio sin bebidas ronda los 20-25 euros. No hay menú.

La Clandestina. Calle de San Andrés. 9. Teléfono: 876 28 11 65.

 

(Añado un apunte. Si no eres de Zaragoza y necesitas dormir allí, te recomiendo el hotel Innside by Meliá, en la avenida de César Augusto, 13. Moderno, cómodo y cálido a rabiar, su terraza es pura tentación con la llegada del buen tiempo. Y sus tarifas también hacen rabiar, pero de alegría: a partir de 70 euros la noche. Su teléfono es el 976 43 01 00).

Ferran Imedio
Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en El Periódico de Catalunya, donde antes fue responsable de la sección de Gente y ahora, de Cocina's de la revista 'On Barcelona'.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter