Qué comer para evitar el Blue Monday y mejorar tu ánimo

Dicen que el tercer lunes de cada mes de enero es el día más triste del año. Es probable que se trate de una bobada más de nuestros tiempos, en los que nos gusta tener días para todo: para celebrar el día internacional de la croqueta, para festejar que estamos enamorados o para comprar con descuentos en Black Friday. Y sin embargo, siempre –Blue Monday o cualquier otro día- podemos ser un poco más felices a través de la comida. Aquí algunas ideas:

Desayuno rico en serotonina y endorfinas

Laura Gallardo, nutricionista del hotel Barceló Montecastillo, recomienda hacerlo con un smoothie bautizado como ‘Happiness Juice’. “La sensación de felicidad –explica- se produce con la ingesta de frutas y verduras ricas en triptófano combinadas con hidratos de carbono. Nuestro ‘Happiness Juice’ está hecho con una selección de alimentos ricos en triptófano como el plátano, leche de almendras, frutos secos que aportan cantidades interesantes de magnesio y omega-3 y cereales integrales, que aumentan la secreción de insulina que favorece la transformación de triptófano en serotonina”. 

Los ingredientes de la felicidad

Dicen que hay alimentos que activan nuestros neutransmisores cerebrales para hacernos sentir mejor. Uno de los gurús del tema, Miguel Ángel Almodóvar –autor del libro “Mood food. La cocina de la felicidad”– apunta a algunos alimentos como el ajo (mejora el sistema inmunitario), el plátano (como decíamos produce serotonina), el tomate (rico en fenilalanina, que provoca buen humor), los frutos secos (ricos en ácidos grasos omega 3), el chocolate (activa el placer gracias a la teobromina), el pescado azul (especialmente las sardinas en aceite), el aguacate (rico en ácido fólico), la piña natural (un antiinflamatorio), la guindilla (produce descarga de endorfina)…

Comer de forma consciente

Según el libro “Dieta y meditación. Aprender a comer de forma consciente”, de Madonna Gauding (Siruela), aprender a prestar atención al contenido de nuestros pensamientos mientras realizamos nuestras actividades cotidianas, nos ayudarán a tomar el control de nuestra vida y a ser más felices. Por ejemplo, asegura que “con paciencia y práctica diaria, comenzarás a identificar patrones del pensamiento que desencadenan la sobrealimentación o te empujan a tomar alimentos poco saludables.

Cuidar tu digestión

Según la nutricionista Ángela Quintas, autora del libro “El secreto de la buena digestión” (Planeta), hay numerosos estudios que relacionan los estados depresivos y la ansiedad con una alteración en nuestra microbiota (conjunto de bacterias y otros microorganismos que habitan en nuestro interior). Para cuidarla, podemos recurrir a los probióticos (yogur, kéfir…) y a los prebióticos (cebolla, plátanos, espárragos, ajos, puerros, alcachofas, trigo integral, tomates…), llevar una alimentación equilibrada rica en fibra, reducir ultraprocesados y no abusar de fármacos como el ibuprofeno o la aspirina.

Descorchar una botella de vino

Si es que los que amamos el vino no necesitamos ningún estudio para saber la alegría que conlleva: el mero sonido de descorchar una botella ya nos produce placer. Si quieres un subidón de risas, puedes recurrir a algunos nombres muy cachondos, como los del Somontano Cojón de Gato, y si quieres algo un poco más estimulante, elegir un buen cava o champagne, con ese efecto chispeante que todos conocemos. Te recomendamos uno nuevo ecológico y con un toque mediterráneo y marino muy refrescante: Alta Alella Mirgin Gran Reserva 2015. Imposible estar deprimido mientras lo tomas. 

Salir a cenar fuera

En pareja, con amigos, con la familia e incluso sol@ (una de las últimas tendencias gastronómicas, ya no te mirarán raro si pides mesa para un@), cenar en un buen restaurante suma muchos puntos para acabar bien el día. Sí, hay buenos restaurantes abiertos en lunes. En Barcelona, por ejemplo, tienes el mítico Flash Flash (La Granada del Penedés, 5) o el romántico Rilke (Mallorca, 275).

Brindis con amigos y un buen gin tonic

Una de las últimas marcas que hemos catado y aprobado con buena nota es The Botanist. Se elabora con 31 botánicos -22 de ellos son plantas autóctonas de la isla escocesa de Islay– y si la combinas con la tónica Le Tribute (de diseño precioso, por cierto), el resultado ya es apoteósico.

No creas en el Blue Monday

Rosa María Baños, catedrática de psicopatología y consejera de la Fundación Gadea por la Ciencia, asegura que “no hay un día más feliz ni más triste. El Blue Monday no tiene ninguna base científica, más bien sería la traducción española de la conocida como “cuesta de enero”, un choque de realidad con la vuelta a la cotidianidad. En cambio, sí existen evidencias de que los factores externos influyen en el estado de ánimo, véase, el clima, la luz solar y las condiciones económicas o sociales. Científicamente, es imposible que el día más triste del año sea el mismo para todo el mundo”.

Si aún así te sientes de bajón, además de nuestras recomendaciones gastronómicas, sigue las de la experta: “cuando uno se encuentra bajo de ánimo conviene dar un paseo en contacto con la luz, la naturaleza y rodearse de otras personas. Es una fórmula para activar tu estado de ánimo, incluso a nivel biológico. Sin embargo, no pasa nada por tener días tristes, también hay que vivirlos y aceptarlos”.

 

Foto apertura: Pineapple Supply Co. on Unsplash

Isabel Loscertales
Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter