Alameda o cómo comer y recrearse la vista en Jorge Juan

La calle Jorge Juan se lo pone difícil a los nuevos. Es el hogar de restaurantes tan asentados como La Bien Aparecida, El Paraguas o Amazónico, así que hay que hacerlo realmente bien para pasar a formar parte de ese selecto grupo. Uno de los últimos en intentarlo es Alameda, que llega avalado por una exitosa trayectoria del restaurante original, abierto en Granada. La primera impresión es inmejorable: nos encontramos con un espacio dividido en dos plantas donde los colores sobrios, la verticalidad de los troncos de álamo y los espejos buscan llevarnos a una alameda metafórica. El interiorismo es obra de Materia Singular, estudio de arquitectura y diseño de interiores dirigido por los mismos propietarios del restaurante. Cada elemento del mobiliario y de la decoración tiene pedigrí, desde las sillas con la firma de Patricia Urquiola a las vistosas lámparas de láminas de madera obra de la casa Luzifer.

Pasamos a la parte de la comida, magníficamente servida por un atento equipo de sala. El macaron de tomate y la aceituna rellena de vermut son el aperitivo de la casa, antesala de entrantes sabrosos, como el mollete de chipirón con pan negro hecho en el propio restaurante o la estimable croqueta de bacalao, coronada por un crujiente de su propia piel y que sirve de homenaje a Alkalde, el antiguo inquilino del número 10 de Jorge Juan.

La casa ya tiene sus propios clásicos, como ese rollito de aguacate proveniente de Granada que se rellena de ensaladilla con cangrejo real, lo que demuestra su vocación por una cocina elegante, de corte clásico pero con ciertos toques creativos. Menos sorprendente es la fideuá, que pasa más desapercibida. Sorprende la hamburguesa de rabo de toro, que se sitúa entre las mejores de la capital, acompañada por una ensalada de hoja verde y unas patatas fritas con esmero. Amplia oferta de vinos, entre los que uno puede encontrar prácticamente de todo, aunque la cerveza, magníficamente tirada, es una opción estupenda para acompañar cualquier plato de la carta. Por cierto, los amantes de comer al aire libre disponen de terraza, aunque se perderán los encantos del interiorismo…

En resumen, primeros pasos prometedores de un restaurante que afronta, a partir de septiembre su primera temporada completa en Madrid. El verano es buena época para hacer pruebas, pulir detalles e ir cogiéndole el pulso a Madrid, una plaza más difícil que nunca.

Alameda. Jorge Juan, 10. Horario: de lunes a domingo, de 9.30 a 24 horas. Teléfono: 912 657 724. Precio medio: 60 euros / Precio menú degustación: 80 euros. www.http://alameda.com.es

Banda sonora. Ryan Adams – Out of the woods

Javier Sánchez
Javier Sánchez

Lleva comiendo prácticamente toda su vida, así que sabe de lo que habla. Un hombre, un reto: conocer TODOS los restaurantes de Madrid. Sigue en ello y empeñado en descubrir las últimas tendencias gastronómicas como coordinador de Cocinatis.com junto a Laura Conde, en el blog de gastronomía Oído Cocina de Yahoo! y como colaborador en sitios como Dominical, VICE o distintos medios del Grupo Prisa.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.