Casa Ràfols, ‘meeting point’ para ‘foodies’

Acaba de abrir en Barcelona menos de la mitad de lo que podría ser un enorme meeting point para foodies. A dos pasos del Arc de Triomf, la antigua ferretería Casa Ràfols se ha convertido en un restaurante de tapas con espacio para todo el mundo y un horario de cocina casi infinito: cada día de la semana, de 9 a 1 de la madrugada. Es un espacio amplísimo, lo que le va a convertir, seguro, en un recurso perfecto para comidas de grupo improvisadas, reuniones de trabajo a media mañana o cenas decididas al último momento. El chef Txemi Andrés Alonso —vasco de origen y con mil experiencias a sus espaldas en el mundo de las tapas y los pinchos (ha trabajado para Sagardi a ambos lados del Atlántico— es el responsable de que la carta pueda atender cada uno de estos momentos.

El equipo de cocina tras el antiguo mostrador de la ferretería que, claro, hoy es una cocina.

¿Y qué es la carta? Pues, de entrada, un compendio de los grandes hits de la gastronomía popular barcelonesa de 2018. En formato aperitivo están el ceviche (en este caso de lublina con chile verde y patacones) y un sardina marinada (en el propio restaurante) acompañada de escalivada y una ensaladilla rusa. El chef se suelta más con las verduras a la brasa que protagonizan unos auténticos espárragos DO Cojonudos y unos mejillones rellenos, parientes de los tigre de toda la vida.

He aqui el ceviche de lubina, que no falte.

Pero cuando más se luce es cuando nos saca los platos contundentes. Los que probamos nosotros fueron un suculento arroz caldoso de bogavante y las carnes que revelan su vena más vasca: ojo al lomo de vaca vieja madurada cinco semanas con piperrada. Los amantes del foie también encontrarán platos que Txemi trabaja con cariño. Las tapas del principio abren paso a platos muy, muy serios y a la vez muy, muy apetitosos. Para el postre, Txemi os aconsejará el arroz con leche que aprendió de su abuela.

¿Se os hace la boca agua? Pues es el arroz de bogavante que probamos nosotros.

Habrá que ir volviendo a Casa Ràfols. Porque ya os advertimos que solo había abierto la mitad (o la mitad de la mitad) del local. Esa primera planta se replica en un sótano, ahora en obras, que albergará una coctelería casi speakeasy. Y los antiguos despachos serán reservados para pequeños grupos. Poco a poco, los irán abriendo al público. Inesperado destino para un antiguo almacén que no fue solo eso: durante la guerra civil, fue escondite de fugitivos y perseguidos. Bruno Balbas y Sofi Matarazzo, dueños del grupo Belcastro (¡Casa Lolea les avala!) e impulsores del proyecto, os lo contarán.

Casa Ràfols

Ronda de Sant Pere, 74. 08010 Barcelona
Tel. 93 625 82 00
www.facebook.com/casarafols/

Precio medio: 30 €.
Abierto cada día de 9 de la mañana a 1 de la madrugada.

Josep Sucarrats
Josep Sucarrats

Lo más fácil es que os lo encontréis comiendo, escribiendo o hablando, tres de las actividades que más le gustan practicar. Director de la revista gastronómica Cuina, también es colaborador habitual de Catalunya Ràdio, de la revista Time Out Barcelona y de varios medios más. Es coautor del libro ‘Històries de la Barcelona Gormanda’ (Angle Editorial, 2014) y de 'Teoria y práctica del vermut' (Now Books, 2015).

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.