Spoonik sale de la clandestinidad

Hace un par de años que os hablamos de un clandestino que estaba dando mucho que hablar por su carácter creativo e inclasificable: Spoonik, creado por el tándem Jon Giraldo -colombiano enamorado de la ópera, del arte y relaciones públicas nato- y Jaime Lieberman -mexicano, metódico, afable y pendiente de todo-. Ambos, bien complementados (corazón el uno, razón el otro), abrieron un restaurante en su propia casa, un chalet de la plaza Lesseps de Barcelona en el que ofrecían toda una experiencia gastronómica. La idea era muy buena pero el espacio se les quedó pequeño. Spoonik ha crecido y acaba de mudarse a un local a pie de calle, en una pequeña calle de la zona alta (Bertrán, 28), donde pueden dar rienda suelta a su laboratorio de ideas.

Inauguración Restaurante Spoonik
Jaime Lieberman, mexicano, y Jon Giraldo (de pie), colombiano, los creadores de Spoonik.

La experiencia de Spoonik es, primero de todo, gastronómica. Ellos se adelantaron a una tendencia culinaria que cada vez está más en boga: la fusión de la cocina mediterránea con la latinoamericana. Lo hacen desde la vanguardia que les ha dado su experiencia en sitios como Hofmann, Can Roca o Ramon Freixa. De ahí resultan creaciones tan sugerentes como el esférico de leche de tigre, el ceviche vegano, la anguila ahumada con crema de anacardos o el sobrevientre con croqueta de yuca y canelón de pico de gallo, todas presentadas con una estética preciosista. No, no es lo que encontrarás en su carta porque, sencillamente, no tienen carta. Aquí se viene a experimentar y sirven a todo el mundo un único menú degustación sorpresa para cenar. No tengas miedo: si tienes buen paladar y te gusta probar cosas nuevas y diferentes, lo amarás de principio a fin.

PURES SPOONIK - GASTRONOMISTAS
Fusión latino-mediterránea en platos como este trío de purés.

El menú, servido en ocho tiempos, va maridado con cuatro opciones. La primera, y que más recomiendan, es con cava. La segunda mejor opción para este tipo de comida es la de vinos blancos. La tercera es para los fans incondicionales de los tintos. Y la cuarta para los abstemios, consistente en los llamados sunnics (bebidas infusionadas sin alcohol). Al final del festín no olvides pedir un café que en pocos o ningún sitio sirven en Barcelona: el cold brew, elaborado por infusión en frío durante 24 horas. Se sirve helado y está buenísimo.

La velada no se limita a lo gastronómico. También es social: se comparten mesas de hasta diez personas y el ambiente invita a interactuar… este sigue sin ser un restaurante al uso. Y, sobre todo, es una experiencia artística. Ya lo era, pero ahora dan un paso más. A las actuaciones en vivo en las que, en cualquier momento, puede salir una soprano para ponerte la piel de gallina entre plato y plato, se añade la proyección de piezas audiovisuales sobre la mesa (el llamado mapping) o el uso de auriculares para hacer aún más sugerente la comida. Por ejemplo, tienen una grabación que te trae el sonido del mar para escuchar mientras comes una ostra o un pescado y acentuar así las sensaciones.

SOPRANO SPOONIK - GASTRONOMISTAS
Del Liceu al Spoonik: actuación de una soprano durante la cena.

Aunque en su casa continuarán haciendo algún evento puntual, el Spoonik ha salido definitivamente de la clandestinidad para abrirse más al público, ganar en espacio de almacenaje y en laboratorio de I+D: cuentan con la planta de arriba para dar rienda suelta a su imaginación y seguir creciendo en su parte creativa. De hace dos años a esta parte han ganado mucho, su cocina y su técnica es mejor, y ahora ya pueden ser imparables.

Lo mejor: la experiencia gastronómica (con esos toques latinos que dan carácter a su menú) y artística.

Lo mejorable: aunque han ganado en espacio y comodidad, han perdido el encanto de darte de comer en su propia casa.

Spoonik Restaurant

Bertrán, 28. Barcelona.

Tel. 93 488 64 84.

Menú degustación sorpresa único: 90 € (maridaje aparte: 45 € cava y tintos, 40 € blancos, 25 € sunnics, sin alcohol).

Mi ubicación
Cómo llegar

 

Isabel Loscertales
Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.