Breve diccionario vietnamita-gastronomista

Hace un par de años estuve en La Vietnamita, un restaurante que había abierto poco tiempo atrás en el barrio de Gràcia de Barcelona, y confieso que me hice un lío con las notas que tomé. Aquellos nombres… ¿Los había escrito bien? ¿Fobó, pobó, phovo, fovó? A veces mi letra y mi oído me juegan malas pasadas, así que cuando me enteré de que las dueñas del local, una alemana y una italiana, habían abierto una ‘sucursal’ en el Born, para allá que me fui, esta vez con la intención de aclararme y aclararos, a quien le interese, qué platos comí. Y qué significan, claro. Para entenderlos (su gastronomía tiene muchas influencias, ya sean del propio sudeste asiático como de Francia) y para saborearlos mejor.

Su propuesta gastronómica, por cierto, es más que meritoria: es equilibrada y tolerable para el paladar barcelonés (picante y aromático combinan bien aquí), ofrece opciones vegetarianas y para celiacos, platos para llevar, cursos para grupos…  Y a precios más que asequibles (Isabel Loscertales incluyó este establecimiento en el post que te explicaba dónde comer o cenar por menos de 15 euros), entre otras cosas porque eres tú quien recoge los platos que salen de la cocina.

He aquí este modesto y breve diccionario elaborado a partir de la carta mientras le daba al mojito de lichi y al Detox ginger ale chan lemonade (con manzana, jengibre, menta y limón, ideal para los amantes de lo ácido-acido).

 

 

B.

SAMSUNG

Bahn Mi

En la carta lo encontrarás con el nombre de Juicy Bò. Un buen ejemplo de la influencia francesa, ya que se trata de un bocadillo de ternera (bò). Difícilmente encontrarás bocatas en la gastronomía de otros países del sudeste asiático. Atención a este bocadillo porque lleva, además de la carne (o el tofu si así lo prefieres), una mayonesa picante de verdad (aunque, más que llamaradas en la boca, son brasas persistentes). Completan el conjunto el pepino, el escabeche y el cilantro.

SAMSUNG

Bún

Platos que tienen como base los fideos de arroz. En La Vietnamita se inventan uno cada semana. El que probé era el de pollo a los cinco perfumes (especias), pero si hubiera ido otra semana habría probado las albóndigas al estilo Hanói o el pato a la naranja. El pollo a los cinco perfumes se prepara con cinco especias chinas, verduras, ron, soja y un sofrito de ajo y cebolla. Uno de los platos más elaborados de la casa. Y equilibrados.

SAMSUNG

Bún Bò

Otro plato tipiquísimo de Vietnam. Sobre la base de fideos de arroz se prepara una ternera marinada con citronella y soja, entre otros ingredientes, y un mezclum de verduras de la casa, cacahuetes y menta. Una propuesta que no resulta nada pesada pese a que lo parece por el enunciado y una de las mejores de este restaurante del Born.

 

C.

SAMSUNGChe chuoi

Postre a base de plátano, tapioca y leche de coco que se come templado. Sabe a todos esos ingredientes y no es muy dulce. Es tan divertido como la mousse de chocolate con cinco especias y perlas de mango que probé para acabar.

SAMSUNG

Curry

Un ingrediente que se usa muchísimo por aquellas latitudes, así que La Vietnamita le dedica un plato cada semana, igual que hacen con el bún. El que caté fue el de curry rojo, que en la escala de picantes está en segundo lugar, solo por detrás del verde. Y por detrás del rojo están el panang, el massaman y el amarillo, que casi no pica. Imposible acabarlo de tan fuerte que era. Era curry rojo con lomo, verduras y hortalizas frescas, y patatas sobre una base de arroz. Recomendable a quien les va la marcha y no les importe quemarse la garganta y las cuerdas vocales con un solo bocado.

 

G.

SAMSUNGGoi cuon

Rollitos de papel de arroz que aquí rellenan con gambas (o ternera o tofu), con fideos de arroz, zanahoria, lechuga, cebolla tierna, pepino, albahaca y menta. Una interesante combinación que los paladares más occidentalizados disfrutarán. Se acompaña con una salsa hoisin, a base de soja y ciruelas.

 

H.

SAMSUNGHoisin

Salsa a base de soja y ciruelas, muy típica de todo el sudeste asiático. Aquí la trabajan especialmente para darle un sabor propio. En este restaurante, por ejemplo, te la sirven con el goi cuon. También trabajan con otras salsas. Anoto aquí la sriracha, con chile (en la foto), una auténtica bomba.

 

N.

SAMSUNGNuoc chan

Atención. Estas palabras no corresponden a ningún plato, sino a la salsa de pescado que aliña casi todos los platos de la cocina vietnamita, como sería el aceite en nuestra gastronomía. En el caso de la foto que ves arriba, el noodle supreme: fideos de soja, mezclum de verduras crudas y frescas de la casa, trozos de pollo, cacahuetes, coco, cebolla, tomate y la ya citada nuoc chan. Este plato fue el que más me gustó; todos los ingredientes estaban perfectamente armonizados, sin sobreponerse ninguno sobre el resto, y el conjunto era sugerente, aromático incluso. Buena elección.

 

P.

SAMSUNGPhò Bò

Sopa (phò) de ternera (bò) en la que encontrarás fideos de arroz, brotes de soja, cebolla con vinagreta ácida, cebolla tierna, albahaca, chile (vigila, vigila, vigilaaaa), y limón (te recomiendo que lo añadas, ya que te lo sirven cortado por si quieres exprimirlo). La carne se cuece al caer en el caldo especiado y picantón. En la cocina vietnamita siempre hay sopa, así que la Mafalda de Quino jamás pisaría Hanói, la capital del país.

 

S.

SAMSUNGSushi

No es un plato puramente vietnamita, como es obvio, aunque no importa porque, como te comentaba antes, la cocina de este país asiático recibe las influencias de la francesa, la tailandesa, la japonesa, la china… El sushi que hacen en La Vietnamita lleva salmón ahumado, escabeche de zanahoria, aguacate, piña (a veces le ponen mango) y arroz de coco, todo ello envuelto en papel de arroz. Se moja en una salsa de soja, sésamo y vinagre de arroz que aquí les sale muy bien, pues no resulta nada agresiva.

 

 

 

Lo mejor: la autenticidad de la propuesta gastronómica y el precio.
Lo mejorable: la iluminación nocturna, demasiado tenue, y la comodidad de las sillas.

 

La Vietnamita
Comerç, 17 (en Gràcia están en Torrent de l’Olla, 78).
Teléfono: 93 310 09 61.
Horarios: de domingo a miércoles, de 13.00 a 17.00 y de 19.00 a 23.30 horas; de jueves a sábados, de 13.00 a 17.00 y de 19.00 a 00.30 horas.
Precio medio: 15 euros (el menú de mediodía laborables cuesta 9,95 euros).

 

Ferran Imedio
Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en El Periódico de Catalunya, donde antes fue responsable de la sección de Gente y ahora, de Cocina's de la revista 'On Barcelona'.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.