Restaurantes a una hora de Madrid que merece la pena conocer

Restaurantes a una hora de Madrid que merece la pena conocer

Con tantas restricciones pandémicas, llevamos un tiempecito sin poder viajar con la libertad de antes. Los planes pendientes se nos ha acumulado y, con la llegada del buen tiempo, apetece salir de ruta gastronómica fuera de Madrid. Te invitamos a conocer estos cuatro restaurantes ideales a una hora de la capital (o menos).

Molino de Alcuneza. Los hermanos Blanca y Samuel Moreno dirigen este Relais & Châteaux situado en Alcuneza, muy cerquita de Sigüenza (Guadalajara), en plena España vaciada. Ellos lo llenan con un proyecto amable y cuidado hasta el mínimo detalle, con una propuesta gastronómica galardonada con una estrella Michelin.

El plan perfecto es alojarse en alguna de sus 17 habitaciones (¡y de su piscina!) y disfrutar de la tranquilidad y la hospitalidad de estos dos hermanos. La cocina de Samuel bebe de la tradición y del producto de kilómetro cero, pero toma nuevos y creativos vuelos con un estilo muy personal que la hace única. Es flipante la sopa de ajo negro, especialidad que este chef que versiona cada temporada. Este año se presenta en formato ramen con cocochas de bacalao, trompetas, huevo poché empanado y un sabor que es puro umami. También está delicioso el steak tartar de lomo de cierva con salsa Cesar de níscalos, queso manchego y anchoas, uno de los mejores probados en mucho tiempo. El ravioli de perdiz de tiro, el tubo de té y miel de la Alcarria, la paletilla de cordero local… Todo una en una fiesta para los sentidos.

Pero Molino de Alcuneza, que cuenta lo que fue un antiguo molino harinero en su interior,  va más allá en su compromiso con el producto. Samuel prepara su propio pan a diario. Hasta seis variedades elaboradas con espelta, centeno, trigo florencia aurora, trigo negrillo, trigo corazón y de cerveza, empleando exclusivamente harinas ecológicas de la zona molidas a la piedra y la masa madre procedente de las mismas levaduras con las que se hacía el pan hace 500 años en el molino de Molino de Alcuneza.  La bodega, gestionada por Blanca, cuenta con casi un centenar de referencias (muchas de ellas de proximidad) y es otro de los atractivos. Por la mañana, todo brilla: un desayuno situado entre los mejores de España es el broche perfecto a una experiencia redonda.

Carretera de Alboreca, km. 0,500. Alcuneza, Sigüenza (Guadalajara). Teléfono: 949 39 15 01.  www.molinodealcuneza.com

Essentia. Es el espacio gastronómico por excelencia de Tarancón y de toda la comarca. No nos extraña porque es un multiespacio que cubre todas las necesidades imaginables: gastrobar, restaurante, tienda gourmet (física y online), salones, jardines y carpas para eventos, y hasta un hotel con 70 habitaciones que acaban de inaugurar.

Está situado a tan solo 45 minutos de Madrid, en la autovía de Valencia y en una zona de paso, junto a naves y empresas, pero parece un pequeño oasis en medio de la carretera. En cuatro años desde su apertura ya se ha convertido en parada obligada de foodies y amantes de la carne. Porque esa es su especialidad; incluso tienen su propia cámara de maduración y secadero de jamones que en las épocas de máxima demanda llegan a las 1.000 piezas.

No te puedes perder sus torreznos de panceta ibérica, seña de identidad de la casa, las croquetas de jamón ibérico de bellota rebozadas en panko, la careta de cochinillo confitada a baja temperatura o las chuletillas de lechal a la brasa. Aunque si buscas una diferenciación, en Essentia la encuentras en su carne de vaca vieja finlandesa de la raza Ayrshire (considerada la mejor del mundo en 2018) que sirven con maduraciones de entre 60 y 90 días, tanto en chuletón como en hamburguesas. También hay soberbias alternativas para los no tan carnívoros, como judiones de la granja, verdinas o pescados, como un delicioso virrey, nada habitual de encontrar y que sirven con lágrima de emulsión de espinas de pescado.

Avda. Adolfo Suárez, 30. Km 79, A3. Tarancón (Cuenca). Teléfono: 969 32 23 97. www.essentiarestaurante.com

Casa Elena. Alta cocina tradicional, producto de kilómetro 0 y fiel a la filosofía Slow Food. Es la carta de presentación de este restaurante, reconocido por la Bib Gourmand (buena cocina a precios razonables, según la Guía Michelín) y con un sol en la Guía Repsol. Con esta introducción pocos podrán resistirse a una escapada a Cabañas de la Sagra (Toledo), porque representa un lugar de desconexión en un municipio de apenas 1.800 habitantes.

¿Se puede ser vanguardista con la cocina tradicional? Se puede. Y si no, que se lo pregunten a Álex Vidal, el chef valenciano que está al frente de los fogones. Su forma de entender la cocina se basa en el recuerdo y la pasión. Tras una experiencia internacional aterrizó en Casa Elena para sacar el máximo partido a los productos de temporada, muchos de ellos cultivados en su propio huerto. En esta temporada, podemos encontrar en su carta algunos platos para compartir, como arroz de ibérico, calabaza y lima; raya, alcaparras y verdura de temporada; o cordero lechal, zanahoria, yogurt y aromáticas del huerto, por ejemplo.

También cuentan con un menú degustación (50€ por persona) que se puede completar con un maridaje (30€ por persona). En días laborables ofrecen un menú de mercado que cambian semanalmente por tan solo 23€ por persona e incluye un entrante, tres opciones de primero, tres de segundo, dos postres a elegir y pan, bebida y café.

Calle Nueva, 15. Cabañas de la Sagra (Toledo). Teléfono: 925 35 54 07. www.restaurantecasaelena.com

Palio. A unos 65 kilómetros de Madrid se encuentra este restaurante de cocina tradicional, de producto de temporada y trabajada sin artificios, donde el “niño mimado” es el pan: obtienen harinas biológicas molidas en piedra, lo elaboran artesanalmente con fermento casero y con largas fermentaciones a temperatura ambiente. Son panaderos de cuna y trabajan por la recuperación de trigos castellanos antiguos y variedades manchegas de espelta, centeno, trigo sarraceno o maíz. Como están en una zona de cultivo de cereal, elaboran hasta su propia pasta fresca.

Procuran que su cocina sea natural, cocinando con pocos elementos. Todo lo hacen en casa, incluso la pastelería o los helados, además del pan, por supuesto. Apunta esto para cuando vayas: callos, manitas de cerdo a la plancha, lasaña de setas con foie o focaccia de aceite de oliva. No te olvides de probar los quesos de pequeños productores que puedes acompañar con buen vino, principalmente de bodegas familiares de la zona.

Calle Mayor, 12. Ocaña (Toledo). Teléfono: 925 130 045. www.paliorestaurante.es

Cristina Barbero

Hambrienta a tiempo parcial y disfrutona a jornada completa. No hay límite en su curiosidad culinaria: lo mismo disfruta de una tortilla de patatas que en la cocina más vanguardista y exótica. Trabaja la comunicación de marcas desde su agencia de comunicación Ideas Bien Contadas y colabora con otros medios, como la revista Bar Business. Puede presumir de haber sido la creadora del Día Internacional de la Croqueta.