Una cata de cervezas Damm de lo más divertida y didáctica
Beber

Una cata de cervezas de lo más divertida y didáctica

La tarde del pasado lunes fue diferente en la Antigua Fábrica Damm. Tenía que serlo, porque era la última entrega de la serie de encuentros en nuestro Instagram TV que hemos celebrado en este emblemático edificio durante esta primera mitad del año con gente del mundo de la gastronomía. Y como queríamos despedir la temporada por todo lo alto, qué mejor que hacerlo, birra en mano, con varios seguidores de Gastronomistas: en una cata de cervezas en la que siete de nuestros seguidores descubrieron sabores, olores, matices que, en muchos casos, se les había pasado por alto hasta entonces.

Celia Lledó, expertísima de la casa, ejerció de anfitriona con una simpatía y una capacidad para hacer entendible hasta lo más complicado que provocó el aplauso final de los participantes. Un aplauso espontáneo, sincero. Doy fe. La mejor manera de cerrar un ciclo que comenzó, precisamente, con otro experto, Jesús Salvador, maestro cervecero y uno de los jefes de calidad de la firma, que nos contó 10 secretos que hacen que nos guste tanto esta bebida.

Todo comenzó con una visita a las instalaciones históricas de la Damm (la sala de calderas, la de básculas…) y al archivo que algún día se convertirá en museo y que guarda tesoros como tiradores que casi son esculturas, fotografías de época… Todo ello, aliñado por Lledó con datos curiosos como que, bajo el edificio, hay refugios antiaéreos construidos en la guerra civil. No me extenderé mucho más porque tanto la visita como la cata están al alcance de cualquiera, tanto allí como en la fábrica de El Prat de Llobregat. Basta con que entre en la web de Damm y se apunte. En el caso del lunes, nuestros seguidores fueron afortunados en un sorteo que hicimos en nuestras redes sociales.

Malquerida, Inedit, Estrella Damm, Voll-Damm, Complot y Bock Damm

Pasemos a la cata. Hacía calor. Mucho. Había ganas de echar unos tragos. Así que nuestros invitados se pusieron manos a la obra. Una mesa, una ficha para rellenar conceptos como sabor, cuerpo, aroma, amargor… un boli, un bol con patatas fritas, embutido y almendras, y seis cervezas: Malquerida, Inedit, Estrella Damm, Voll-Damm, Complot y Bock Damm.

La cata de cervezas consistió en «mirar, oler y beber», como bien advirtió Lladó al inicio. Y en escucharla, porque sabe lo que no está escrito. Y lo sabe explicar muy bien. También comentaron sus sensaciones los invitados. Joan Carles, Celia, Artur, Serena, Eduard, Eva y Jordi se entregaron al juego, disfrutaron y nos hicieron disfrutar. No daremos nombres pero hubo quienes lo acertaban casi todo y quienes sudaban para adivinar hasta el color de la birra que tenían a un palmo de sus narices. Para saber mejor cómo fue, mira el vídeo de la cata en nuestro Instagram TV, donde ya está colgado.

¡Más de 300 aromas catalogados!

Algunos apuntes que anotamos: los vasos eran distintos en función de cada cerveza, para potenciar sus aromas y sabores particulares, su color depende de lo tostada que esté la malta (más oscura, más tostada), hay ¡más de 300 aromas! y ‘solo’ seis sabores catalogados

Y sobre cada birra analizada en esta cata de cervezas, unos cuantos apuntes más que quizá no sabías:

En Malquerida dominan notas cítricas, afrutadas y florales, lleva maíz y algo de naranja y flor de Jamaica. Va de maravilla para platos de cocina latinoamericana.

Inedit tiene espuma de color blanco mármol, tiene un aroma afrutado cítrico con un toque a cereal, resulta refrescante y poco amarga, su burbuja es finita y su cuerpo podría considerarse entre medio y bajo.

Estrella Damm no es tan blanca como Inedit porque no lleva trigo y dominan en ella aromas cítricos y de cereales, con un toque amargo por el lúpulo y de manzana ácida. Su dulzor es seco y su cuerpo y amargor, medios. Ah, y en sus ingredientes hay un poco de arroz.

Voll-Damm (hay que pronunciar ‘fol dam’ en vez de ‘bol dam’). Aromas a cereales de malta y cebada, a fruta muy dulce tipo melocotón maduro, a azúcar tostado. Y tiene un «cuerpazo», como bien apuntó Jordi, uno de los invitados. Es más dulce al principio y más amarga al final porque tiene más cereales y más lúpulo que Estrella.

Complot es una indian pale ale no muy turbia. Está elaborada con ocho lúpulos que recuerdan a fruta tropical aunque no contiene ni un gramo de fruta. Es bastante suave y amarga.

Bock Damm luce una crema color canela, y el resto tiene reflejos caoba que van hacia el anaranjado. Desprende aromas de caramelo, cacao, café y regaliz por dos de sus tres maltas tostadas y, en boca, exhibe un puntito dulce y escasa burbuja y buen cuerpo.

Lo dicho, una cata de cervezas de lo más divertida y didáctica. Un magnífico broche para un ciclo realmente interesante que nos ha servido para situarnos a nivel gastronómico en unos meses marcados por la pandemia gracias a los testimonios de Ivan Surinder (Tandoor y Mirch), los hermanos Mani y Magid Amal (The Fish & Chips Shop), Melissa Herrera (Arume), Artur Martínez (Aürt y El Buen Gusto), Iñaki López de Viñaspre (Grupo Sagardi), Enrique Valentí (Adobo), Miquel Pardo (Cruix) y Carlos Latre (sí, además de showman es un gourmet redomado).

 

Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en 'Cata Mayor', el canal especializado de 'El Periódico de Catalunya', y en 'On Barcelona', la sección de ocio del mismo diario. Antes, había sido responsable de la sección de Gente, donde ya contaba qué se cocía y qué se comía por ahí.

MÁS SOBRE: Cata | Cerveza |
PARTNER:
Recibe nuestras novedades cada jueves en tu buzón, sobre bla bla bla.

    He leído y acepto la política de privacidad