Roscones para todos los gustos (y bolsillos) en Madrid

Hemos probado estos roscones y te contamos qué nos parecen

¿Está el roscón de Reyes sobrevalorado? ¿Estamos encumbrando este dulce o realmente nos enfrentamos a una maravilla de la repostería navideña? Hemos analizado ocho roscones, con nuestra particular ficha de cata, valorando aroma, sabor, textura, presentación y estas han sido nuestras conclusiones. Lean y cómo no, saliven.

Roscón de MADREAMIGA

Que lo que se cuece en este obrador siempre es de primera ya no es noticia. Bego San Pedro clava las masas, ya sea la hojaldrada del cruasán o cualquiera que tenga el brioche como referencia. Su roscón es, digámoslo ya, uno de los mejores que hemos probado. El secreto, como decían en aquel viejuno anuncio de Telepizza, está en la masa. Bego San Pedro consigue que sea aromática -naranja y limón rallados a mano mediante- y, sobre todo, que esté más hidratada y, por tanto, más jugosa que la de otros roscones. Además, la almendra marcona laminada, el azúcar y la naranja confitada artesanalmente le dan carácter y personalidad propia, alejándolo de versiones industriales poco apetecibles. Este año envían a toda España y eso es una noticia inmejorable: una versión casi perfecta del roscón de toda la vida. Cuesta 31 euros y pesa 3/4 de kilo. En madreamiga.com

Roscón de Reyes La Magdalena de Proust

No nos ha extrañado que este roscón esté delicioso porque lo cierto es que cualquiera de las delicias y panes que pueden verse en sus locales tienen pintón, todo apetece. Su roscón se hace con masa artesana y reposada un mínimo de 24 horas, inspirada en el brioche francés (de ahí su textura suave y jugosa). El resto de ingredientes son top: huevos ecológicos de Ávila de número 0, mantequilla de Soria, harina de trigo bio sin mejorantes, azúcar de caña integral ecológica, la tradicional agua de azahar Luca de Tena, AOVE… Amasan con mino uno a uno sus roscones y eso se nota en el resultado final: un roscón con una presentación sencilla pero bonita (naranjas, cerezas y almendras laminadas), generoso en cantidades, con suave aroma y de masa redonda en boca. Se preparan sin relleno o con nata o trufa (damos fe que la nata, a pesar de venir en porciones generosas, es muy suave y no empalaga). Los roscones pueden comprarse también online (www.lamagdalenadeproust.com) con una antelación máxima de 48 horas. Puedes ir a recogerlo o te lo llevan a casa, dentro de la M-30, en su transporte sostenible en bici. Precios: 28 euros el de medio kilo. 38 euros el de kilo y 35 euros el relleno de medio kilo.

Roscón de Reyes de Pandelirio

Javier Cocheteux padre y Javier Cocheteux hijo se alzaron con el premio al mejor roscón artesanal de la Comunidad de Madrid 2020. Su roscón mantiene totalmente el flow: se caracteriza por ser clásico, con masa madre, lo que explica su jugosidad. La fermentación y levado tradicionales hacen el resto. Se nota la mantequilla ecológica que incorpora y el toque, sutil, de agua de azahar. Incluye almendra, azúcar y frutas escarchada. El precio del roscón es de 22 euros en el caso de las piezas de medio kilo y de 42 si lo queremos de tamaño grande y 1 kilo de peso. Absolutamente recomendable. Se puede encargar en pandelirio.es.

Roscón de Reyes Viena La Baguette

El roscón de Paco Fernández es el tradicional (sin relleno, aunque los más golosos pueden pedirlo con nata), que se elabora con harinas sin aditivos, con alta cantidad de proteína, masa madre y siendo generoso con el agua de azahar. Se consigue tras tres fermentaciones largas (por eso si lo vas a encargar tiene que ser al menos con 48 horas de antelación porque solo el reposado de la masa se lleva un día, las cosas buenas llevan su tiempo). Hablamos de un roscón aromático, con presentación sencilla, masa sabrosa y bastante jugosa. Los roscones se envían a domicilio sin coste adicional en Madrid capital (teléfono 91 5600922) o se pueden pasar a recoger por el obrador. Precio: 20 euros (28 si es con nata) para el de medio kilo. 38 o 43 euros respectivamente para el de kilo.

Roscón de Formentor

En este obrador madrileño apuestan por el roscón relleno y la verdad es que los clavan. Está buenísimo el relleno de nata montada -la preparan ellos mismos, por supuesto- y también está delicioso el que lleva trufa. Además, lo preparan relleno de crema pastelera. Se puede elegir una mitad de cada sabor y  resultan extremadamente jugosos. Se ofrecen en tamaños de 300 y 600 gramos y el precio oscila entre los 17 y los 38 euros. A la venta en formentorensaimadas.com

Roscón de Isabel Maestre

Treinta años lleva el obrador de Isabel Maestre elaborando roscones, para los que se emplean 3 días. Entre los ingredientes, agua de azahar Luca de Tena, ron Barceló, mucha naranja que confitan ellas mismas y mucha almendra. De hecho ese es el distintivo de sus roscones: una presentación sobria y elegante, de naranjas y almendras laminadas. Cabe destacar lo exquisita que están las naranjas confitadas: nada empalagosas, con el punto justo de dulce. El bollo tiene una textura bastante jugosa. Precio: 39,95 el roscón de 700 En isabelmaestre.com.

Roscón de Horno La Gloria

Hay vida más allá de la M-30 y la prueba de ello es que en el barrio de La Elipa venden el que sin duda es uno de los mejores roscones de la capital y de ello dan fe las multitudinarias colas que se forman en la puerta de la pastelería Horno la Gloria. Un pequeño obrador con solera y cuyos dulces y panes son una delicia pero que lo bordan, sin duda, con su roscón: toda la avenida se impregna del olor a agua de azahar. Un roscón suave, de masa que se deshace en boca, que venden en versión clásica o con relleno. El kilo sale a 29.20 euros. Y ojo: también piensan en los solteros, que tienen su propio roscón de a uno, el denominado chelo a 2,30 euros. Más información en hornolagloria.es.

Roscón de turrón de jijona Lidl

Si te has quedado sin roscón artesano o no quieres hacer la cola que da la vuelta a la manzana, tienes la opción del roscón congelado. No es lo mismo pero los hay muy conseguidos, como por ejemplo, el de Lidl. La cadena alemana presenta un roscón de masa madre, relleno de nata y turrón de jijona (nata elaborada con garantía ganadera). Tiene cobertura de chocolate blanco, negro y almendra crocanti. El roscón se vende congelado y es una edición limitada (precio: 6,99 euros).

Lucía Martín

Criada entre Francia y España, es fan del foie gras y de la tortilla de patatas. Con cebolla, por supuesto. Lleva más de 20 años trabajando como periodista y también, comiendo, porque no todo iba a ser la letra. De postre: un buen vino tinto acompañado de un cuadradito de chocolate negro.