Synatras: las albóndigas que enamorarían a Sinatra

Mi ubicación
Cómo llegar
Mi ubicación
Cómo llegar

Este restaurante se llama Synatras, pero la verdad es que poco o nada me recordó a Frank Sinatra. Acaso saber que, jueves y vienes por la noche, un dúo de saxo y guitarra toca en directo. Pero por lo demás… En el hilo musical sonaba de todo menos canciones de La Voz. La decoración no me transportó a Las Vegas ni a Nueva York ni a ninguna ciudad donde triunfó el mito, sino a la Barcelona de muchas décadas atrás.

Porque mantiene elementos originales en el techo y detalles maravillosos como una cocina antiquísima, la enorme vitrina que cubre una de las paredes o la chimenea al fondo de la sala. Había sido una panadería y luego una pizzería.

Tampoco la carta me sonó mucho a Sinatra. Pero ojito, porque sus platos de cocina de mercado, con muy buen producto, están muy bien hechos. Si el director del restaurante ha trabajado en Can Jubany, Coure y Suculent (recuerdo una comida con Estopa allí), como es el caso de Hedi Jaha, tienes todas las garantías de que cruzarás la divertida y cuca terraza interior a pie de calle y entrarás sabiendo que en sus mesas, como dice la canción de La Voz, ‘The best is yet to come’.

Porque es verdad: lo mejor está por llegar cuando te sientas en este bistrot decorado con gracia, cariño y color, que cuenta incluso con una barra para tomar unos cócteles, y pides una simple pero definitiva ensalada de tomate con ventresca de atún y cebolla, o un sensacional salmón a la noruega (ahumado por ellos mismos con eneldo), o un delicado carpaccio de gambas con algas, salsa de sésamo y soja con trocitos de tomate por encima.

O cuando vas a hincar el diente a esa croqueta de pollo tan suave en textura y sabor como la seda, nada que ver con los mazacotes que te sirven en ciertos lugares.

O cuando te decides por esas albóndigas, con setas y patatas que te devuelven a la cocina de la abuela y que, quiero imaginar, tanto gustarían a Sinatra.

O cuando te dispones a atacar un meloso de cordero que es capaz de enamorar a los haters de los melosos y del cordero.

Son platos reconocibles, tranquilos, sin artificios, que te hacen volar de gusto (¿por qué no usan como lema ‘Come fly with me?’) en los que saben respetar el producto para realzarlo.

Clásicos, en definitiva. Como Sinatra.

 

Synatras

Aribau, 152. Barcelona.
Teléfono: 93 499 64 54.
Horarios: de martes a sábados de 13.00 a 16.00 y de 20.00 a 23.30 horas (abren a las 8.00 para desayunos); domingos, de 13.00 a 16.00 (abren a las 8.00 para desayunos).
Precio medio: 30-35 con euros bebida (hay un menú de mediodía laborable por 12.50).

 

 

Ferran Imedio
Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en El Periódico de Catalunya, donde antes fue responsable de la sección de Gente y ahora, de Cocina's de la revista 'On Barcelona'.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.