La increíble historia del XC Palo Cortado de ida y vuelta

Hay veces que la casualidad se alía con la fortuna para alumbrar joyas. Hace 500 años la expedición de Magallanes y Elcano salió de Sanlúcar de Barrameda con 234 marineros, 353 barriles y 417 botas de vino de Jerez. Tres años después, tan solo un puñado de supervivientes regresaron de su peripecia a Sanlúcar, una epopeya durísima, pero que el vino debió hacer más llevadera. La experiencia demostró que el vino de Jerez, lejos de arruinarse con el trasiego, mejoraba sus características y así surgió la leyenda de los ‘vinos mareaos’, entre los más valorados por los aficionados y que, en la documentación de González Byass aparecen como ‘India’ o ‘East India sherry’. El último de los paseos o viajes “de ida y vuelta” que se realizan en la bodega data de 1871, aunque en 1935 Manuel María González Gordon menciona que “esa costumbre aún existe, pero solo en casos aislados, si lo exige algún cliente”.

Con una enorme curiosidad por redescubrir esos vinos tan especiales, González Byass quiso conmemorar el 500º aniversario de la primera vuelta al mundo realizada por la expedición Magallanes-Elcano con el Con XC Palo Cortado “de ida y vuelta”. La historia de esta joya de colección comienza el 8 de febrero de 2018, cuando González Byass embarcó en el Buque Escuela Juan Sebastián de Elcano dos medias botas de un excepcional Palo Cortado seleccionado por el enólogo Antonio Flores y que es XC por ser del año 90. Además, el vino ha navegado a bordo del “Juan Sebastián de Elcano” en su 90 (XC) crucero de instrucción, en viaje redondo que zarpó de Cádiz el 11 de febrero de 2018. El 11 de agosto del mismo año, el Buque de la Armada Española arribó a dicho puerto con las dos medias botas que, durante seis meses, permanecieron estibadas en su cubierta guardando XC Palo Cortado “de ida y vuelta”, un vino de Jerez que ha sido capaz de impregnarse y enriquecerse en cada escala de su viaje para ofrecer un tesoro enológico único.

Las condiciones climatológicas que se soportaron durante el viaje fueron extremas, con enormes oscilaciones de temperatura… lo que ha hecho que este Palo Cortado haya evolucionado de manera sorprendente. Según Antonio Flores, enólogo de González Byass “el vino que partió del puerto ya era muy bueno, pero lo que ha vuelto es mejor. Con un color ámbar muy oscuro, tiene una madera muy ensamblada, más profundidad, aroma y una sensación más glicérica en boca”. Sin duda, el continuo vaivén de las olas de los mares y océanos navegados le ha otorgado caracteres de grandeza, convirtiendo este palo cortado en un vino único cargado de sensaciones e historia.

Ahora, González Byass presenta XC Palo Cortado “de ida y vuelta””, embotellando 550 botellas de este vino de Jerez con el que se recupera la tradición de embarcar vinos en largas travesías y con el que se rinde homenaje a los marineros que circunnavegaron el mundo en el siglo XVI. El precio es de 550 euros la botella y se acompaña de una botellita de 200 mililitros del palo cortado de origen para poder hacer la comparación. Una joya absolutamente única.

Javier Sánchez
Javier Sánchez

Lleva comiendo prácticamente toda su vida, así que sabe de lo que habla. Un hombre, un reto: conocer TODOS los restaurantes de Madrid. Sigue en ello y empeñado en descubrir las últimas tendencias gastronómicas como coordinador de Cocinatis.com junto a Laura Conde, en el blog de gastronomía Oído Cocina de Yahoo! y como colaborador en sitios como Dominical, VICE o distintos medios del Grupo Prisa.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.