Tres restaurantes gallegos que te volverán loco en Madrid - Gastronomistas

Tres restaurantes gallegos que te volverán loco en Madrid

Galicia tiene un sabor especial, eso está claro. En Madrid siempre se ha sentido cierta debilidad por los comedores con alma atlántica, tanto en su versión más clásica como en la más rompedora. Hoy nos acercamos a tres restaurantes con ese brío galaico, pero con una mentalidad abierta que los hace universales. Y cada uno en una onda distinta. Así nos gusta.

O’ Grelo. En Gastronomistas nos gusta reivindicar esas casas de comida clásicas, que siguen dando el callo, atendiendo a una clientela fiel y a todo aquel que quiera descubrirlas. O’ Grelo, de la familia Escobar, es un magnífico ejemplo, con una terraza en la calle Menorca que invita al disfrute. Son de sobresaliente su ensaladilla y su salpicón y manejan muy buena materia prima para las ostras. Prestan atención a la temporada y, hasta hace unos días, hacían viguerías gratinando espárragos blancos con una lograda salsa holandesa. Se abren a otras latitudes y ahora se arriman al Sur con su degustación de atún de almadraba a base de morrillo, ventresca, tarantelo en escabeche y tartar de descargamento. El broche de oro lo pone uno de esos postres que dan la medida de la calidad de un restaurante: el soufflé Alaska. No lo tomaríamos a diario pero, siempre que tengamos el antojo, vendremos a O’ Grelo. Amplia y generosa carta de vinos para completar una fiesta gallega, pero felizmente globalizada.

O’ Grelo. Menorca, 39. Precio medio: 60 euros. www.restauranteogrelo.com

Arallo. La taberna más irreverente del grupo gallego Amicalia incorpora suculentas sorpresas a su propuesta de temporada. En este local, ubicado en la calle Reina, todo es pura diversión y su nueva carta se compromete al cien por cien con esa idea. Aquí nos topamos con propuestas curiosas, como las gyozas de cocido gallego, rellenas con la ropa vieja y servidas con el caldo que elaboran en el restaurante La Molinera de Lalín (Pontevedra). Ojo también a las croquetas-nigiri de corvina y salsa verde o al tartar de carabinero y gambón con emulsión de sus cabezas y encurtidos hechos en la casa. La estrella bien podría ser el sabroso bocata de cigalas, un hit desde ya. El crustáceo va frito en panko y se acompaña de una mayonesa con kimuchi y una ensalada de rúcula, tomate y cebolla roja. Tremendo. Para beber, vinos poco conocidos de las distintas DO gallegas,  incluyendo uvas autóctonas en peligro de extinción como caía tinta.

Reina, 31. 690 673 796. Precio medio: 35 euros. www.arallotaberna.com

Nado. Este restaurante supone el regreso a lo grande del chef coruñés Iván Domínguez a Madrid, con un proyecto que es una gran cocina abierta al cliente. Nado ofrece una experiencia gastronómica armónica entre tradición e innovación, un viaje por la memoria gustativa y el territorio atlántico a través de los sentidos. No cuenta con una carta fija, sino con propuestas que van y vienen en función del mercado y bajo la batuta de la creatividad del chef. Un ejemplo de su creatividad y de su apertura es la alcachofa en escabeche emulsionado o la ensalada de melgacho salpreso, guisante l´ágrima y huevas. En los pescados hay, como no podría se de otra manera, mucha rotación, y podemos encontrarnos desde raya hasta merluza, pasando por rodaballo. Ojo a los postres y al pan, hecho en casa. El menú Viaxe Atlántico ofrece una panorámica completa de lo que aquí se cuece.

Prim, 5. 914 45 12 08. Precio medio: 60-70 euros. www.nado.es

Banda sonora. Xoel López – Tierra

 

 

Javier Sánchez

Lleva comiendo prácticamente toda su vida, así que sabe de lo que habla. Un hombre, un reto: conocer TODOS los restaurantes de Madrid. Sigue en ello y empeñado en descubrir las últimas tendencias gastronómicas como coordinador de Cocinatis.com junto a Laura Conde, en el blog de gastronomía Oído Cocina de Yahoo! y como colaborador en sitios como Dominical, VICE o distintos medios del Grupo Prisa.