Fecha de consumo preferente: manual de uso

Fecha de consumo preferente: manual de uso

Es vergonzoso la de comida que tiramos. Según la Comisión Europea, el 10% de la comida que desperdiciamos en todo nuestro continente –¡casi nueve millones de toneladas anuales!- está en la basura por culpa del etiquetado de fecha de los alimentos. Si nos centramos en España, vendrían a ser unas 800 mil toneladas de comida desperdiciada.

Seguimos con los datos: según un estudio realizado por Hipacoop, se calcula que más de la mitad de los españoles tiran a la basura alguno o todos los productos que tienen la fecha de consumo preferente pasada. Un 24% cree, erróneamente, que su consumo no es seguro para la salud.

Por eso la app Too Good To Go, junto con grandes marcas de alimentación, han lanzado una campaña para aclarar cuándo ha de tirarse un alimento en función de la fecha presente en el etiquetado. «Cuatro de cada diez consumidores no saben que la fecha de consumo preferente solo es un indicador de calidad organoléptica, lo que estaría provocando el desperdicio innecesario de mucha comida en buen estado», afirman.

La iniciativa “Mira, huele, prueba”

Es tan sencillo como seguir estos tres pasos. Cuando en un producto se nos indica una fecha de consumo preferente (no una fecha de caducidad), es suficiente con usar tus sentidos para saber si su consumo sigue siendo apto aunque la fecha haya vencido.

Mira

«Cuando un alimento ha pasado su fecha de consumo preferente, hay que empezar por obsservar su apariencia. Puede que su aspecto haya cambiado un poco, pero que el producto todavía siga bueno»

Huele

«Si el producto presenta un buen aspecto, el siguiente paso es poner atención a su olor. El olfato es un sentido muy potente y uno de nuestros mejores aliados para identificar si un alimento está en mal estado.»

Prueba

«Ahora que hemos conseguido agudizar la vista y despertar el olfato, llega el momento del gusto, el gran protagonista de las experiencias gastronómicas. Si un alimento tiene buen aspecto y huele bien, solo nos queda probarlo para saber si sigue en buen estado después de pasar su fecha de consumo preferente.»

 

La compañía internacional Too Good To Go ofrece, a través de su aplicación, excedentes de supermercados, restaurantes, panaderías y otros locales a un buen precio, para así evitar el desperdicio alimentario. Propósito que reafirma con campañas como la de “Mira, huele, prueba”, que incluirá un distintivo en numerosos productos con fecha de consumo preferente. El objetivo: recordar a los consumidores que se guíen por sus sentidos para valorar si ese alimento puede utilizarse en lugar de desecharse. También han creado la web mirahueleprueba.es y realizado otra serie de acciones educativas.

En este sentido, la compañía Danone ha dado a conocer que en los próximos meses eliminará la fecha de caducidad de sus productos, para pasar a indicar una fecha de consumo preferente. Segurísimo que eso evita que muchos yogures acaben, como hasta ahora, en la basura. Cualquier causa es bienvenida para luchar contra el desperdicio alimentario.

 

Foto apertura: Jon Tyson on Unsplash

Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.