Por qué Trondheim es el destino gastronómico del momento

Trondheim es la capital gastronómica de Noruega. La tercera ciudad más grande del país y la mejor dotada, culinariamente hablando. Su eclosión gastro se ha hecho aún más evidente este año al albergar la gala de la Michelin 2020 para los países nórdicos y obtener un nuevo macaron por la cocina de Speilsalen. Este restaurante, por cierto, hace brillar aún más si cabe al histórico Britannia, sin duda el mejor hotel de Trondheim.

Christopher Davidsen, chef del estrellado Speilsalen ©DreyerHensley

Con una despensa de extraordinaria riqueza, estricta proximidad y conciencia sostenible, éste es el destino soñado por el que han apostado chefs de varias generaciones. Los más jóvenes, impulsados por el brío que atesora toda ciudad universitaria y las ganas de prosperar en un territorio que ya han hecho suyo. Los veteranos, impulsados por esa vuelta a las raíces que les permite valorar más lo propio que lo que viene de fuera e incluso todo aquello que conocieron lejos como para coger experiencia.

Bjerkan y Navik durante la cena ‘Home of Nordic Flavours’ en Trondheim. ©Jarle Hagen / Visit Trondheim

El principal estandarte de ese nuevo impulso gastronómico es Heidi Bjerkan, la mujer que más ha creído y cree en Trondheim. Lo hace con el restaurante Credo, lugar de obligado peregrinaje una vez en la ciudad. Acaba de celebrar su traslado, hace ahora dos años, a un antiguo (¡y enorme!) edificio industrial que querrás recorrer de arriba abajo y cocina adentro. Lo harás con la chef y su equipo durante la degustación de un menú que entronca claramente con el entorno.

Ya en el centro ciudad también hay que probar el Fang de Jonas Navik, en el mismo local que antes ocupara Credo. Nuevamente dos plantas para un restaurante que separa en dos niveles diferentes su doble oferta gastronómica: una de alta cocina y otra más ‘casual’.

El tartar de alce de la chef Mette Beate Evensen. ©Jarle Hagen / Visit Trondheim

 

Otro gran plato de producto local, propuesto por Fredrik Engen. ©Jarle Hagen / Visit Trondheim

En Trondheim tampoco deberías perderte esas ‘gemas’ que representan locales como el Rost Teaterbistro que lidera Mette Evensen en un antiguo teatro de la ciudad, o el Spontan de Fredrik Engen, donde la carta de vinos es igualmente destacable.
Ambos firmaron respectivamente las dos mejores propuestas de la cena Home of Nordic Flavours que celebró la ciudad como antesala a la gala Michelin. Una ocasión ideal para saborear del tirón el culinario de varios restaurantes y reconocer el potencial de sus chefs, así como el de cada materia prima noruega: langostino, langosta, vieira, cangrejo, ciervo, alce, reno…-.

Lo bonito de Trondheim es que todos conviven en una sana competencia que los hace aún más admirables. Si uno cuelga el Completo una noche, seguro que ese mismo te recomienda otro cerca. Casi todos están en el centro y se alcanzan en un breve paseo.
Por ejemplo, el Sellanraa. Un Café que abre todos los días de la semana en lo que era una estación de bomberos. Al local se accede también a través de la biblioteca anexa, desde donde crecerá en breve con una nueva cocina con vistas al río.

Donde también tuestan su propio café es en Jacobsen & Svart, que además está incluido en uno de los tours para foodies por Trondheim. Hay varios como para apreciar bien toda su oferta y su diversidad.
La apuesta por la gastronomía es aquí firme y constante. Un gusto, vaya.

*Foto de portada: ©Jarle Hagen / Visit Trondheim

Belén Parra
Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter