Un restaurante por barrio en Lisboa

Como el encanto de Lisboa va por barrios y siempre acabas pisando más de uno en la capital portuguesa, ahí va una sugerencia para cada zona. La variedad es enorme a cada paso, por lo que te aconsejo anotar sobre todo estas direcciones para degustar parte del alma y toda la esencia de la gastronomía lisboeta. O la lusa, así en general; cada vez más sugerente y reseñable. Síguela de cerca a través de estas recomendaciones, donde encontrarás tanto cocina popular como de autor.

 

CEIA. El restaurante de Pedro Pena Bastos se encuentra en un palacete del siglo XVIII del barrio de Graça, pegadito a Alfama. Con apenas una mesa comunal para 14 comensales, menú degustación de una quincena de platos y reserva imprescindible. Ésta sea probablemente una de las propuestas gastronómicas más singulares de la ciudad.
Campo de Santa Clara, 128.

 

Uno de los platos de autor de Joao Rodrigues en el Feitoria del barrio de Belém.

FEITORIA. No deberías pisar Belém sin disfrutar de la mesa en Feitoria, el restaurante gastronómico de João Rodrigues que ya cuenta con una estrella Michelin. Sus menús son un derroche de conocimiento y divulgación del mejor producto portugués a partir de bocados tan creativos como sabrosos. Mención aparte para el servicio de sala, en el que no dejarás de advertir su exquisito detallismo.
Altis Belem Hotel & Spa, Doca do Bom Sucesso.

PRADO. Sorprende la puesta en escena de este restaurante de Alfama, pero también su propuesta gastronómica. Con un estilo que recuerda al de los más desenfadados bistrós franceses, en Prado se degusta una cocina de producto con suma personalidad por cuanto reguarda a la combinación y el equilibrio de sabores en la carta de platos; así como por las presentaciones. Buena apuesta también por los vinos autóctonos.
Tv. Pedras Negras, 2.

BELCANTO. En el elegante y un punto sofisticado Chiado se encuentra tanto el restaurante más laureado de José Avillez, como una de sus propuestas más informales: Cantinho do Avillez. En Belcanto hay que dejarse llevar por su repertorio de autor, que incluye tanto platos históricos convenientemente fechados como propuestas más actuales. Todo en un ambiente formal pero de trato cercano y servicio impecable.
Largo de São Carlos, 10.

Belén Parra
Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.