¿Vacaciones en el mar? Estas son las marinas más gastronómicas - Gastronomistas

¿Vacaciones en el mar? Estas son las marinas más gastronómicas

El turismo náutico está más de moda que nunca. Cada vez más viajeros eligen pasar sus vacaciones navegando. En función de cuánta gente te acompañe a bordo, los precios serán muy similares a los clásicos resorts con todo incluido, aunque esta opción tiene muchas ventajas, como elegir tu propia ruta, fondear frente a alguna cala inaccesible desde carretera y vivir cada día una aventura (además, claro está, de viajar con tu grupo burbuja, que se agradece en tiempos de covid). ¿Y qué habrá para comer? Pues en el barco, lo que uno prepare. Pero en las marinas de la Comunidad Valenciana tienes muchas opciones deliciosas para cuando quieras darte un capricho. Recorremos la costa valenciana a través de sus puertos deportivos y turísticos para darte algunas pistas foodies.

Marina Miramar. Empezamos en Santa Pola (Alicante) tras un imprescindible paseo en barco hasta Tabarca, la única isla habitada de la Comunidad Valenciana. Esta marina es un puerto deportivo referente por estar integrado junto a la zona de ocio, con espacios abiertos, atracciones y juegos infantiles. El restaurante Cafetería Miramar es una excelente opción para comer su clásico caldero de peix de Santa Pola, que preparan con pez gallina. Lo puedes acompañar con una de sus ensaladas de tomate, mojama y huevas de maruca y compartir un plato de tellinas al centro. Sus precios son muy ajustados y podrás ponerte las botas sin que sufra tu bolsillo.

Muelle Norte s/n. Puerto Deportivo, 2. Santa Pola (Alicante).

Marina Deportiva de Alicante. Si eliges pasar unas horas en centro de la capital, puedes disfrutar de la oferta de esta marina, donde celebran eventos y actividades todo el año. Tienes dónde elegir: cafeterías, pubs, discotecas, restaurantes, tiendas y hasta un casino. La oferta gastronómica es amplia, aunque la mayoría ofrece una cocina clásica mediterránea: desde opciones más económicas como los restaurantes del Grupo Calatayud (Asador La Taberna, El Bodegón del Mar, La Brújula y Me Apetece) hasta la parada obligatoria en la que se ha convertido el restaurante Dársena, con 60 años recién cumplidos siendo un referente de arroces, pescados y mariscos. También los puedes pedir para llevar y comértelo a bordo. Si te das una vuelta por el paseo marítimo del puerto (entre Marina de Poniente y Marina de Levante), acércate a Noray, la idílica terraza donde el azul del cielo y el mar se funden y podrás disfrutar de una bonita puesta de sol.

Muelle 8, zona de Levante, s/n. Alicante.

Marina Greenwich. De Alicante nos movemos hasta Altea, donde a tan solo 3 kilómetros se encuentra este “puerto contemporáneo de alto contraste, fuerte carácter y gran dinamismo”, dicen. No les falta razón, porque es un enclave espectacular junto al encantador pueblo marinero que es Altea. Como curiosidad, es el único puerto situado en el meridiano 000º 00´00”. Aquí se encuentra el restaurante Club Náutico, con el chef alicantino Alberto Durá como nuevo fichaje al frente de los fogones. Su paso por AbaC y Angle ha reforzado su amor por la cocina mediterránea y lo plasma en los arroces y pescados de la bahía que nunca faltan en su carta. Productos de calidad, proximidad y en presentaciones muy cuidadas. Eso sí, de aquí no te puedes ir sin probar los postres del maestro chocolatero Mario Padial. Si cuadra en tus planes, puedes pasar una noche en el hotel de 5 estrellas SH Villa Gadea, con piscinas, spa, servicios de masaje, gimnasio, salón de belleza… Un plan redondo, vamos.

Edificio Club Náutico. Puerto deportivo Marina Greenwich. Altea (Alicante).

Marina El Portet de Denia. Nos movemos hacia el norte, pero seguimos en Alicante. Esta vez para visitar el Puerto Deportivo y Turístico Marina de Denia, la ciudad del levante con más amarres por habitante. Aquí se pueden practicar muchos deportes, como kayak, paddle surf o moto de agua, tras recorrer con tu barco la reserva marina del Cabo de San Antonio. Cuando llegue la hora de comer, tendrás dónde elegir entre los 12 restaurantes del puerto. Recientemente ha abierto La Chuleta, especialistas en carne a la parrilla de carbón vegetal, con el lomo alto madurado y deshuesado por ellos mismos como plato estrella; y Zahara Restaurant Sunset Lounge, un lugar donde ver y dejarse ver. Aunque una apuesta segura es, sin duda, el restaurante Republic. Aquí preparan una deliciosa langosta de Ibiza en tres maneras, que puedes acompañar de ceviche o sushi como entrantes. Por supuesto, la gamba de Denia en tres texturas (hervida a la plancha y a baja temperatura) que querrás solo para ti. Después de chuparte los dedos con esta joya de la gastronomía patria, una buena opción puede ser el ojo de bife en sal o una lubina a la marinera. Acto seguido, como si fuera un tercer pase, te sugerimos pasar la tarde en Zensa, un espectáculo chill out con piscina, buena música y copas. También puedes picar algo, aunque aquí a lo que se viene es a mover el esqueleto.

Dársena de Babor, s/n. Denia (Alicante).

Marina Benicarló. Si has empezado el día visitando Peñíscola (que perfectamente podría ser el caso) necesitarás recuperar fuerzas y hacer una parada técnica culinaria. Nuestra propuesta en este puerto es el restaurante Casa Golo. Está a escasos metros de la lonja y preparan platos de cocina tradicional, además de todo tipo de raciones para compartir, como pulpo, calamar, gambas al ajillo, o sepia a la plancha. Entre los arroces nos decantamos por el arroz con sepionet, langostinos y alcachofas (16€) aunque nos habría apetecido igualmente el de cocochas de bacalao, zamburiñas y gambas (16€); o el de ortigas de mar y espardeñas (18€). Aquí, como siempre, lo difícil es elegir.

Puerto Deportivo Benicarló, local capitanía. Benicarló (Castellón)

Pobla Marina. Terminamos nuestro periplo portuario visitando este puerto situado en Pobla de Farnals. A tan solo 5 millas al norte de Valencia, Pobla Marina está en pleno casco urbano, así que podrás encontrar cualquier servicio a tu alcance y varias opciones para comer, desde restaurantes tradicionales, a cervecerías, pubs y comida internacional.

Plaça Corts Valencianes, s/n. Pobla de Farnals (Valencia)

Cristina Barbero

Hambrienta a tiempo parcial y disfrutona a jornada completa. No hay límite en su curiosidad culinaria: lo mismo disfruta de una tortilla de patatas que en la cocina más vanguardista y exótica. Trabaja la comunicación de marcas desde su agencia de comunicación Ideas Bien Contadas y colabora con otros medios, como la revista Bar Business. Puede presumir de haber sido la creadora del Día Internacional de la Croqueta.