5 grandes escapadas para amantes del queso

Si te apasiona viajar y te vuelven loc@ los quesos, toma buena nota de estas escapadas que propone la plataforma de vuelos  GoEuro a los pueblos europeos donde se producen algunas de las variedades más famosas del mundo. Una delicia de rutas donde aprender todo sobre la producción de sus quesos, donde empaparte de su cultura gastronómica y donde catar sus versiones más genuinas de primera mano. Ah, y no menos importante, donde disfrutar de su naturaleza y de sus pintorescos pueblos. Desde los Alpes a Francia pasando por el País Vasco, te recomendamos estas cinco grandes escapadas para amantes del queso:

Las cuevas del Roquefort (Francia)

No es la primera vez que en Gastronomistas os sugerimos un viaje a esta desconocida región francesa, que aúna la gastronomía de chefs reputados como Michel Bras, algunos de los pueblos más bellos del país vecino, una sugerente naturaleza y, por supuesto, algunos de los grandes quesos de Francia, entre ellos el Roquefort. Llegarás a este adorable pueblecito, Roquefort-sur-Soulzon, después de atravesar el majestuoso Viaducto de Millau y municipios típicos como Saint-Georges de Lunzençon y Saint Rome de Cernon.

Al pie de la montaña de Combalou, podrás visitar las cuevas de la Roquefort Société, bodegas responsables de producir el 70% del queso azul más famoso del mundo. El secreto de esta delicia láctea se halla en el desmoronamiento de una montaña, que creó unas cuevas que se ventilan naturalmente para beneficio del queso que allí reposa.

Si quieres más información turística sobre la región de Aveyron, de la leyenda de Roquefort, de otros quesos que se producen en la zona y de otras especialidades gastronómicas puedes leer nuestros posts Aveyron: el secreto mejor guardado de Francia y 5 bocados imprescindibles en Aveyron.

La ruta de los Quesos de Auvernia (Francia)

En el corazón de Francia se ubica la bella región de Auvernia, cuya capital es Clermont-Ferrand. Esta zona acoge la producción del mayor número de quesos con Denominación de Origen Protegida de todo el país. Y teniendo en cuenta lo “quesera” que es Francia en general es mucho decir. Bleu d’Auvergne, Saint-nectaire, Salers, Cantal o Fourme d’Ambert son solo algunas de las numerosas variedades locales. Lo ideal es seguir los carteles que señalan la “Route des Fromages” (Ruta de los Quesos) para no perdernos una de las cuevas, granjas y lecherías que producen estas delicias.

Ruta del Idiazábal (País Vasco)

Para descubrir la zona donde se produce este manjar no debemos limitarnos a Idiazábal, el municipio vasco que le da nombre. Vale la pena explorar toda la región entre la sierra de Aralar y el parque natural de Aizkorri, con un inmenso prado que aparece salpicado de genuinos caseríos y ganaderías donde ver cómo elaboran este preciado queso. En una ruta de unos 95 kilómetros de largo divididos en seis etapas podremos disfrutar de diferentes puntos de degustación con maridaje.

La Ruta del Emmental (Suiza)

A 27 kilómetros de Berna, la capital de Suiza, encontramos el pueblo medieval de Burgdorf, donde empieza y termina la ruta del queso Emmental. Se trata de una ruta en bicicleta con dos opciones, según las ganas y el nivel que tengas: en la corta recorrerás 35 kilómetros y en la larga, 78.

Las heidianas, colinas del valle de Emme, son el corazón de la producción de este reputado queso, cuya denominación de origen, Emmentaler AOC, tan solo la tiene un 5% de la producción mundial. Significativo. Vale la pena acercarse pues a conocer el verdadero Emmental, seguro que descubrirás que en poco tiene que ver con numerosas malas copias que se venden en el supermercado.

Un planazo: hacer un picnic en una de las idílicas praderas suizas con una tabla de queso emmental y una botella de vino o reservar en alguno de los numerosos restaurantes donde sirven la famosa -y esta vez auténtica- fondue.

Mercados del queso en Holanda

El primer mercado de queso en Holanda, con su plaza medieval donde se reúnen comerciantes y granjeros con sus mejores productos, se situó en Edam, localidad que da nombre al famoso queso del país. Hacer un recorrido desde Edam hasta Gouda, también popular por el queso que toma su nombre, mientras se va catando sus delicias lácteas, es otra gran manera de visitar el país.

Foto apertura: Lindsay Moe on Unsplash

Gastronomistas
Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.