Duna Xiringuito, en la playa que no conoces - Gastronomistas

Duna Xiringuito, en la playa que no conoces

Duna Xiringuito
La ensalada xató ante la brocheta de verduras y pollo

Los gastronomistas seguimos a la caza y captura de nuestros chiringuitos favoritos. Belén Parra nos descubrió Ca la Paquita y, anteayer, Isabel Loscertales reseñó el Martinez, destinado a ser, sin lugar a dudas, una de las senaciones de este verano en Barcelona. Llega mi turno ahora, después de sentarme una tranquilísima noche de sábado en el Duna de la playa de El Prat de Llobregat, esa gran desconocida. Lo cierto es que detrás de las naves industriales de la zona franca, pegada a las marismas del delta del Llobregat —que llega sano y limpio a su desembocadura—, separada por bosques y matorrales de las pistas del aeropuerto, la playa de El Prat tiene un aspecto casi virgen, aún sin serlo. En su tiempo fue debidamente restaurada y hoy, a menos de 10 kilómetros de la ciudad, ondea la bandera azul sin que llegue nunca a abarrotarse de playeros invasores cargados de neveras y pelotas-proyectiles de playa.

Duna Xiringuito
No, no es Hawaii. Es El Prat de Llobregat.

A lo largo de la playa se distribuyen cuatro chiringuitos, y alguno —como el Calamar— ya tiene cierta fama. Pero la novedad de esta temporada es el Duna, el proyecto con el que las hermanas CarlesSarah y Ruth— ganaron la licencia. Ninguna de ellas tenía hasta ahora más vinculación con el mundo de la restauración que su afición a la buena mesa —Sarah es monitora de animación sociocultural y Ruth, intérprete de lengua de signos—, pero se liaron la manta a la cabeza y dedicieron probar fortuna con este negocio. Las bases de su idea cumplen al 100% la ideología gastronomista: comer bien, platos populares y precios asequibles. Y eso fuimos a comprobar.

Cuando el entorno ayuda, puede ser fácil dejarse embaucar. O pude ser inteligente lo que te ofrecen: al lado del mar, lo que menos apetece es la complicación gratuita. Nos sirvieron unas bravas: buena salsa, que es lo importante, y patata de verdad. Pedimos una escalivada, porque es lo propio en las noches de verano y más en una zona tan cercana a la huerta como esa playa. Nos encantó la generosísima ración de almejas frescas, que les sirve una pescadería del mercado municipal de El Prat. Tienen tres hamburguesas en la carta, pedimos la clásica (carne de buey, lechuga, tomate, cebolla y queso Edam) y pasó el examen. El mejor plato de todos fue, eso sí, las habitas, virutas de jamón y huevo frito con chipirones mini, mini, mini que nos encantaron. Un lemon pie sirvió de postre (en este tramo de la carta hay menos que escoger, ya que las otras alternativas eran fruta o helados Kalise). Eso sí, como el pie estaba estupendo, apunten la ‘bakery’ local donde lo elaboran: Le Tigré Cakes (pasaje Rector Martí i Pinyol, 3. El Prat de Llobregat). Ah, y llegó la cuenta: 17 euros por persona (con cerveza, pan, cafés e IVA). ¿No está nada mal, no?

Duna Xiringuito
Su versión de los noodles.

A sugerencia de la casa, nos queda por probar la ensalada de xató o las brochetas de verduras y pollo al curry. O los platos del día que sirven para el almuerzo (en el facebook del Duna hemos descubierto arroces, noodles y otras opciones con pintaza, pintaza). Y, por supuesto, quedaron pendientes las paellas (de marisco, de carne o mixta), que hay que encargar previamente. «Pensábamos que aquí faltaba una oferta un poco más gastronómica, y por eso esta nuestra vía», nos cuenta Ruth. Muchas noches, complementan el comer con conciertos y sesiones con DJ. Ruth recomienda las actuaciones que programan los jueves o al atardecer del domingo: «aquellos días actúan grupos más tranquilos, la música és más relajada, y es perfecto».

Mientras cenamos, al fondo despegan y aterrizan los aviones del aeropuerto, pero incluso esa imagen tiene aquí poesía.

 

Lo mejor: las almejas, ¡estaban buenísimas! No os engañarán como en tantos otros chiringuitos de playa: si no les convence el producto, no os lo servirán. Lo comprobamos, y eso se agradece.

Lo mejorable: aunque acertamos con el lemon pie, nos hubiera gustado poder escoger entre más postres.

 

Duna Xiringuito
Passeig de la Platja s/n
El Prat de Llobregat (Barcelona)
Abierto de 10.00 a 20.00 horas (a mediados de junio abrirá hasta las 2.00). Abierto hasta el 1 de octubre.
Teléfono: 653 202 757.
Cada día, para desayunos, almuerzos, meriendas y cenas.

Josep Sucarrats

Lo más fácil es que os lo encontréis comiendo, escribiendo o hablando, tres de las actividades que más le gustan practicar. Director de la revista gastronómica Cuina, también es colaborador habitual de Catalunya Ràdio, de la revista Time Out Barcelona y de varios medios más. Es coautor del libro ‘Històries de la Barcelona Gormanda’ (Angle Editorial, 2014) y de 'Teoria y práctica del vermut' (Now Books, 2015).