El Chiringuito Paquita, ahora en Teià

Paquita Sierra, que no Salas, ha vuelto. Con el verano, pero no donde cada verano. Ha trasladado su chiringuito de Montgat a Teià, siempre en Barcelona, casi por una cuestión de ‘pelotas’. No son las del Club de Tenis que ahora la acoge sino esas poderosas razones por las que sigue adelante en la salud y en la enfermedad. Las suyas tienen más que ver con el ‘peso’ de la ley (municipal) y la aplicación de criterios tan objetivos (e injustos) que pasan de la dedicación, la experiencia, y la fidelidad que le profesan ya varias generaciones. 

Panorámica del chiringuito, ahora en Teià, antes de cada servicio.

Total, que Paquita sigue ahora en su chiringuito de siempre pero en otro lado. Sin una mala cara y con la misma generosidad a la que nos tiene acostumbrados desde que se pusiera a hacer ensaladas, huevos revueltos con patatas, sardinas a la brasa, memorables escalivadas… Por eso la queremos -¡sí; no soy yo sola!- y por eso llenamos sus mesas cada temporada. En Montgat, en Teià o donde sea, que no sabéis lo que moviliza Paquita…  Si se vuelve a instalar cerca del mar, tendremos que actualizar nuestro listado de chiringuitos de la costa barcelonesa. Nada me gustaría más y nada me costaría menos.

 

Huevos fritos con jamón y patatas fritas, y sardinas en su punto; dos fijos del chiringuito.

Cuando nació Gastronomistas hace seis años ya escribí a quien me leyera, que fuera a probarlo. Si habéis ido, sabréis de lo que hablo. Si todavía no lo habéis hecho, ¿a qué estáis esperando? Aún queda verano por delante, noches de música en vivo, copeo compartido y, sobre todo, una cocina de platos sencillos y producto impecable en un entorno apacible. Nadie hace una ensalada verde -con súper bonito del Norte, yemas de espárragos, cebolla tierna y tomate de aúpa- tan rebosante como la de Paquita. Ni sirve con tanta delicadeza el jamón de la dehesa de Solana o esas anchoas del Cantábrico que aún están mejor junto al pimiento asado.

‘Pisco sour’ peruano que se sirvió anoche en el chiringuito.

Anoche la vi brindar feliz terminado el servicio con el primer pisco sour de su vida en una noche de cócteles peruanos que seguro que se repite de aquí al fin de temporada. ¡Que la Paquita no cierra su chiringuito hasta octubre! Por eso volveremos. Como hemos vuelto o he vuelto a escribir sobre ella pasado mucho tiempo. Nada me gusta más y nada me cuesta menos. 

 

Chiringuito Paquita.
Club de Tennis Teià-Barcelona.
Ramon Llull, 12. Teià.
607 79 54 56
Abierto todos los días a partir de las 20h. Fines de semana, también al mediodía.
Belén Parra
Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.