Cinco restaurantes para comer buen pescado en Barcelona

Cinco restaurantes para comer buen pescado en Barcelona

¿El cuerpo te pide mar? Pues ya puedes reservar mesa en cualquiera de estos cinco restaurantes en los que comer muy buen pescado en Barcelona (y alrededores):

Xalar

El restaurante del chef Fran López en Castelldefels, ubicado en el hotel dONNA, ha sido sin duda una de las aperturas de la temporada. El chef galardonado con una estrella Michelin por Xerta, en el Ohla Hotel de Barcelona, abre las puertas de un nuevo establecimiento a pie de mar para ofrecer una cocina más informal, con los pescados salvajes como protagonistas. El espacio es una maravilla: un amplio y agradable local de diseño con vistas a una gran terraza llena de vegetación –en la que encontramos también una flamante barra de cócteles– desde la que se divisa el ajetreo del Paseo Marítimo de Castelldefels. 

La cocina se basa en los pescados más frescos y de mejor calidad, con recetas a las que se da una pequeña vuelta de tuerca propia del imaginario de uno de los chefs que mejor trata el producto del mar en nuestro panorama gastronómico. Así, si ocupamos mesa en Xalar las joyas no van a dejar de discurrir ante nuestros ojos: las ostras del Delta, la dorada a la andaluza con tomates confitados, lima y anacardos, la gamba roja a la brasa con ajo y perejil o el caviar royal siberiano. Sin embargo, paradójicamente, uno de los platos estrella de este establecimiento que rinde culto al pescado –y uno de los preferidos del chef– es el arroz chaudfroid de chuletón de vaca madurada 65 días y su carpaccio, un plato solvente y sorprendente a partes iguales. Para acabar, no podemos dejar de echar un vistazo a la carta de cócteles, con sus sofisticadas presentaciones, donde seguro que encontraremos ese trago perfecto para acabar un almuerzo inolvidable.

Xalar. Passeig Marítim, 171 (Castelldefels). T. 93 634 29 51
Precio: Carta 50-55 €/  Menús: 49 y 78 €.

 

Salvaje

A Salvaje se viene a jugar, y si no tenemos el cuerpo para ello lo mejor es que reservemos mesa en algún sobrio restaurante asiático en el que reine la discreción, donde un público silencioso y concentrado se concentre únicamente en comer. Abierto recientemente en el local que ocupó el malogrado Bellavista del Jardín del Norte, el establecimiento ha sido remodelado íntegramente para dar vida a un auténtico divertimento que, a juzgar por su lleno absoluto, ha sabido conectar con un público adicto a las experiencias gastronómicas diferentes.

En Salvaje se apuesta por una cocina sofisticada de raíz asiática que juega con otras cocinas del mundo, donde el mejor producto se trata con esmero y toma forma de platos voluptuosos y a menudo sorprendentes. Lo demuestran su tiradito de salmón con mayonesa de yuzu, que se deshace en la boca, el filete de bacalao negro o, en el apartado carnívoro, un cordero lechal cocinado a baja temperatura glaseado con una fina salsa teriyaki, que puede convivir sin problemas con propuestas de sushi para todos los gustos.

Todo ello, en un local la mar de original, decorado al estilo de una selva, acogedor y cool a partes iguales, en el que no falta ni un detalle para que nos sintamos puro glamour nada más atravesar su imponente puerta. Una vez allí, la diversión está servida y la velada va a ser estimulante a más no poder para todos aquellos que busquen experiencias capaces de trascender lo puramente gastronómico.

Encontramos DJs amenizando el ambiente, música en vivo, mesas animadísimas (a lo que también contribuye, sin duda, una original carta de cócteles que recomendamos acompañar con la comida), una cocina a la vista en la que se trajina sin parar para disfrute de los comensales que ocupan mesa en la barra y, por qué no, también un poquito de postureo, que ya va bien de vez en cuando.

Salvaje. Enric Granados, 86. T.932 376 953
Precio: Carta 50 € / Menú mediodía sorpresa a en barra: 35 € (consultar oferta).

Belbo Candela

Aunque solemos asociar esos festines inolvidables a base de pescados y arroces marineros a enclaves de verano junto al mar, también es posible disfrutarlos en un ambiente agradable e informal en pleno centro de Barcelona. Y si decimos en pleno centro nos referimos a Rambla Catalunya, prácticamente al lado de Plaça Catalunya, donde recientemente ha abierto sus puertas Belbo Candela para ofrecer a los amantes de los pescados a la brasa y los arroces marineros una completa carta que nada tiene que envidiar a la de los restaurantes de costa.

Aquí el chef ejecutivo Alejandro Loaiza lo tuvo muy claro desde el principio: hacerse con el mejor producto y trabajarlo de forma sencilla para crear una carta destinada a complacer las necesidades de un público amplio. Así pues, tanto aquellos que busquen una propuesta rápida para comer a mediodía entre semana como quienes van en pos de un festival gastronómico más completo y sofisticado encontrarán una opción perfecta para ellos en la carta de Belbo Candela.

La propuesta del local pretende ser, pues, transversal, y ofrecer al comensal sibarita unas ostras, un ibérico o unas anchoas de L’Escala y a aquellos que buscan platos más de batalla unos solventes huevos fritos con chocos a la andaluza, unas croquetas de puchero –riquísimas, por cierto– o unas papas aliñás al estilo de Tarifa (marca de la casa del chef gaditano). Pero, sin duda, la joya de la corona de este Belbo Candela que presume de una terraza envidiable en plena efervescencia de Rambla Catalunya son sus espetos, que se cocinan a la vista del comensal en la entrada del local. Su hit son las sardinas, que no debemos dejar de probar, aunque también conviene hincar el diente a la lubina y la dorada de costa, probar el pescado salvaje del día o unas navajas del Delta con ajada. La sucesión de entrantes también merece la pena: si nos queda sitio, no podemos dejar escapar la ensaladilla rusa.

Belbo Candela. Rambla de Catalunya, 2. T. 93 410 61 63.
Precio: Carta: 35 €

Pez Vela

Hay muchos motivos para visitar Pez Vela y uno de ellos –pero no el único– es, sin duda, la buena mano del equipo a la hora de cocinar pescados. Pueden tomarse acompañados de algunos de sus arroces (el de calamarcitos, gambas y almejas, por ejemplo, es delicioso) o se puede escoger su pescado del día a la brasa que nos plantarán en el centro de la mesa acompañado apenas de una picada. Tienen también un atún rojo a la brasa con berenjena asada y tomate seco, pescadito frito, gambita con guacamole, ensaladilla de merluza y toda una serie de platos y entrantes para elaborar un menú completo basado en el mejor producto del mar.

El ambiente es otra de las bazas para reservar mesa en este espacio glamouroso hasta la médula, ubicado en los bajos del W Hotel, con vistas al mar y con una de las terrazas más hermosas de la costa barcelonesa. Todo ello, sin perder ese espíritu de chiringuito con que nació, un lugar informal y a la vez chic donde reina la cocina sencilla, el producto fresco y ese ambiente cosmopolita tan propio de esta zona de la Barceloneta.

Pez Vela. Paseo del Mare Nostrum 19-21. T. 93 221 63 17
Precio: Carta 40 € / Menú mediodía 35 €

Tejada Mar

El chef Romain Fornell, de sobras conocido en Barcelona por su restaurante Caelis en el Ohla Hotel y por otros proyectos como Casa Tejada o Hostal de la Gavina, entre otros, ha inaugurado el pasado verano un nuevo establecimiento a pie del mar de la Barceloneta en el que disfrutar de pescados y arroces frente al Mediterráneo. Sí, también en otoño, una estación en la que a menudo descartamos la cocina marinera y los enclaves costeros sin ser consciente de que en muchas ocasiones es precisamente cuando más los necesitamos.

Ocupar mesa en este Tejada Mar abierto y luminoso significa empezar el festín a lo grande con un Moscow Mule, seguir con una ensaladita de cangrejo o con alguna de las propuestas gourmet de su Oyster Bar (desde el carpaccio de atún al de dorada o los langostinos con aceite de oliva y salmón) y acabar, sin duda, con uno de sus pescados cocinados a la brasa: el bogavante al ajillo, las cigalas a la brasa o el rodaballo a la bilbaína. El arroz de bogavante o la fideuá son otras de las propuestas que se pueden disfrutar en este restaurante con vistas al mar, que cuenta también con diversos platos de carne a la brasa.

La ubicación, al lado de Pez Vela, no puede ser mejor: uno de los hotspots de Barcelona con vistas al mar y al skyline, para disfrutar del encanto del litoral barcelonés en cualquier momento del año.

Tejada Mar. Passeig del Mare Nostrum, 19-21. T.933 123 631
Precio: Carta 35 €.

 

Laura Conde

Como directora de la revista Guía del Ocio BCN se recorrió gran parte de restaurantes de Barcelona y escribió sobre ellos durante siete años. Es autora del libro ‘La felicidad en una croqueta’ (Now Books, 2014) y de 'Hecho en casa' (Now Books, 2015). En la actualidad escribe y habla, las dos cosas que más le gusta hacer además de comer, en diversos medios.