Can Pizza: producto italiano 'high level' & 'low cost' en El Prat - Gastronomistas

Can Pizza: producto italiano ‘high level’ & ‘low cost’ en El Prat

En esto que aterrizas un domingo cualquiera por la noche proveniente de Roma y no te da por otra cosa que ir a cenar pizza. No has tomado ninguna en la capital italiana por intentar complementar la ruta degustada por Silvia Artaza y porque sabes que, tras las de Nápoles, difícilmente comerás pizzas mejores. Así las cosas, estás en El Prat, te asalta un repentino antojo de pizza y recuerdas que Max Colombo, uno de los Xemei de Barcelona, te advirtió hace unos días de que abría en la misma ciudad una pizzería junto a su hermano Stefano e Isaac Aliaga, emprendedor amigo de ambos. Y como “quien a pizza, no es traidor”, que avisan los tres en su Can Pizza, allá que vas.

Horno Can Pizza
Lolo, con gorra roja, es quien está a cargo del horno.

Lo que era un enorme almacén en desuso hasta los últimos meses es ahora una pizzería con patio incluido, presidido por un gran olivo. Las aceitunas del lugar, por cierto, resultan por sí solas un gran aperitivo. Al señor Lolo, el joven pizzero romano que no verás separarse del horno del local, le llegan las peticiones sin interrupción. Y al tiempo que las recibe, amasa, rellena y hornea cada pizza sin descanso. Todo controlado para quien ha llegado a servir incluso 1.000 unidades diarias cuando trabajaba en su Italia natal. Él es sin duda un valor seguro para los hermanos Colombo, quienes también asesoran los platos de acento italiano de los locales de En Compañía de Lobos.

La oferta de esta pizzería no se anda por las ramas de su olivo y en ‘maltrechas’ cajas de take-away se anuncian 15 tipos de pizza (de entre 7 y 12 euros), 2 focaccias, ensaladas, variados antipasti de producto 100% italiano -¡no hay que perderse la burrata!-, tablas de bresaola o de una mortadela riquísima que en boca te lleva directamente a Bolonia y guiños a la despensa local. Entre las pizzas, de corte romano -más tostadas y crujientes-, me gustaron especialmente la de calabacín con cebolla, la de champiñones y esa indispensable margarita, aquí con pecorino. Se nota la larga fermentación de las masas, el horneado controlado y la calidad de la materia prima. Como se aprecian las cosas bien hechas, la novedad y la inocencia de quienes entre todas las pizzas eligen la que lleva piña.

 

Lo mejor: el producto made in Italy, el personal y el ambiente.
Lo mejorable: el ritmo de servicio en los días de mayor afluencia.

 

Can Pizza. Enric Morera, 72. El Prat de Llobregat.
Teléfono: 934 78 63 06
Abierto de miércoles a domingo de 20h a 0 horas. De viernes a domingo, también de 13h a 16 horas.
Precio medio: 20 Euros.

 

 

 

 

 

 

 

Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.