Tu crema de chocolate casera no se llama Nocilla. Pero es tuya.

Crema de chocolate casera: ¿te animas?

A la crema de chocolate puedes llamarla Nocilla, o Nutella, y puedes defender hasta el fin de tus días y ante quien haga falta que tu favorita de ambas es la mejor del mundo. Pero admite que tanto la Nocilla como la Nutella llevan una buena cantidad de aditivos y, sobre todo, de azúcar, de los que no conviene abusar. Y procede a prepararte una crema de avellanas y chocolate casera, deliciosa, que tal vez no tenga ese sabor característico de las otras pero que está igualmente buena y requiere únicamente de cuatro ingredientes. Pero cuidado, tampoco conviene abusar: es una bomba de relojería calórica.

crema_de_chocolate

Ingredientes para la crema de chocolate:
  • Un  tarro de leche condensada dulce (de unos 400 g)
  • 200g de chocolate negro
  • 170g de mantequilla
  • 75g de avellanas trituradas.
 Preparación:
  • Pasa las avellanas por la picadora o tritúralas con el mortero, hasta eliminar todos los trocitos. Debe quedar una masa compacta, sin ningún grumo.
  • A continuación, derrite la mantequilla junto con el chocolate al baño María.
  • Retíralos del fuego cuando estén líquidos y añade lentamente la leche condensada y las avellanas trituradas.
  • Mezcla todo lentamente, con una cuchara de palo, hasta conseguir una crema homogénea.
  • Viértela en un tarro de cristal, déjala enfriar a temperatura ambiente y consérvala siempre en el frigorífico.
  • A la hora de consumirla, para que no esté dura, no olvides sacarla un rato antes de la nevera y dejarla a temperatura ambiente.

 

Laura Conde

Como directora de la revista Guía del Ocio BCN se recorrió gran parte de restaurantes de Barcelona y escribió sobre ellos durante siete años. Es autora del libro ‘La felicidad en una croqueta’ (Now Books, 2014) y de 'Hecho en casa' (Now Books, 2015). En la actualidad escribe y habla, las dos cosas que más le gusta hacer además de comer, en diversos medios.