Desde que llegó el sushi a nuestras vidas, es una opción muy recurrente para pedir comida a domicilio. Los hay de todo tipo y precios, pero aquí te destacamos cuatro restaurantes en Madrid que ofrecen sushi y otros platos de comida japonesa de una calidad excepcional. 

 

Sr.ito. Lo que comenzó siendo una cocina tradicional japonesa es hoy una fusión con toques de distintas gastronomías, principalmente la mediterránea. El restaurante homónimo abrió en 2016 y dos años más tarde se lanzó con un segundo local, Sr.ito Lab. Ahora, acaban de presentar su línea de delivery, que no puede ser más espectacular. Empezando por el packaging, muy cuidado, con envases reciclables que llega en perfecto estado, como si lo acabaran de emplatar. Algunos platos requieren un pequeño toque en casa, como meter en congelador unos segundos, calentar en el microondas o añadirle algún ingrediente si te apetece, como una yema de huevo al tartar de atún. Tienes bastante donde elegir: entrantes, gyozas, platos calientes, baos, Rolls o nigiris. Delicioso el japo taco de salmón picante con encurtidos y anguila ahumada con praliné de ajo negro (5,90€ la unidad), las gyozas de rabo de toro con reducción, torta del casar y yema trufada (5,90€ la unidad) o el nigiri de pez mantequilla con ajo negro y trufa (2,90€). Encárgalos directamente en la web del restaurante.

 

La Gran Familia Mediterránea. Es el servicio de comida a domicilio de Dani García en colaboración con Just Eat. Desde hace tiempo el chef llevaba dándole vueltas a nuevos formatos que democraticen la alta gastronomía. Y lo ha conseguido en este nuevo delivery donde cada miembro de la familia puede pedir lo que quiera, sin discusiones. Porque aquí hay opciones para todos los gustos: carne a la brasa, japo, chino-mexicano, comida italiana, bocatas, platos típicos de taberna (ensaladillas, croquetas, filete empanado), apartado healthy y cócteles. Su sección de comida japonesa, que llaman “Madame Wasabi”, incluye unas preparaciones de alta calidad, como nigiri de salmón soasado (2 piezas a 5€), nigiri de lomo de atún picante de Barbate (2 piezas a 6,50€) o maki langostino tempura y salsa spicy DG (8 piezas a 14€). Aunque si de verdad te quieres dar un homenaje, elige uno de sus combos de nigiri, tuna o mix desde 39€. 

 

Ronda 14. Este restaurante nació primero en Asturias y cinco años después abrió una sucursal en Madrid. Se podría decir que tiene una triple fusión: la nikkei, que ya en sí misma fusiona lo mejor de la comida japonesa y peruana; la chifa (china y peruana) y la asturiana, donde el chef Mario Céspedes encuentra su inspiración para los platos más tradicionales y sabores o ingredientes de toda la vida. En este 2020 se  ha adaptado a los nuevos tiempos incorporando un servicio de delivery de sus platos más icónicos. Sus piqueos (versión peruana de nuestras tapas) sirven de entrante para sus aclamadas piezas de sushi, como el roll de mar y montaña con langostino rebozado con panko y carne roja al punto (4 unidades a 8,30€), roll de quinoa de ají amarillo (4 unidades a 8,30€), roll de atún picante (8 unidades a 14,20€) o california roll de centollo (8 unidades a 15,10€). Advertimos: son adictivos. Los puedes pedir a través de Deliveroo.

 

Fuga Madrid. En un año complicado como el 2020 hay emprendedores que han querido apostar por la buena gastronomía en Madrid abriendo nuevos negocios en plena pandemia. Es el caso de este restaurante que apuesta por lo mejor del Mediterráneo con productos y sabores orientales. El nombre evoca la necesidad de escapar de la rutina y sabían que la primera sílaba “Fu” traería connotaciones japonesas, como “fujimi” (inmortal) o “Fukushima” y otras más gastronómicas, como fumet, fuego o fusión. Su apartado de comida japonesa incluye varias opciones muy de foodies: temakis (desde 6€), nigiris clásicos como salmón, atún, pez mantequilla o anguila (desde 5€), nigiris hot como salmón y limón o panceta con trufa (desde 8€) y uramakis (a partir de 11,50€). Lo encuentras en Uber Eats. 

 

Cristina Barbero
Cristina Barbero

Hambrienta a tiempo parcial y disfrutona a jornada completa. No hay límite en su curiosidad culinaria: lo mismo disfruta de una tortilla de patatas que en la cocina más vanguardista y exótica. Trabaja la comunicación de marcas desde su agencia de comunicación Ideas Bien Contadas y colabora con otros medios, como la revista Bar Business.

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

PARTNER

imagen

Partner
imagen
Suscríbete a nuestra newsletter