Tres brindis por la madre que nos parió - Gastronomistas

Tres brindis por la madre que nos parió

Me entero de que Javier de las Muelas, el hombre de los cócteles imposibles (¡se ha inventado unos sólidos!), el amo y señor de Dry Martini (entre otros templos del buen beber en Barcelona, Madrid y San Sebastián), ha tenido la vista de proponer tres cócteles de su carta para brindar por las mamis. El Día de la Madre se acerca, es el primer domingo de mayo (en 15 días, vamos), y habría que ir pensando adónde nos llevamos a nuestras queridas mamás para disfrutar de una jornada tan especial.

La idea de Javier me pareció original, así que le llamé para que me diera cita y me contara el cómo y el porqué de cada cóctel. Y él, amable como siempre, me comentó cuatro cositas y me dijo que no podía verme, que estaba de viaje y que me viera con Gerard Acereda, el ‘head mixologist’ de la casa. El que investiga, ensaya, prueba y materializa los sueños de Javier (y los suyos propios, claro). Perfecto. Los probamos con el artista. Antes entrar en materia, un par de datos: las tres creaciones tienen poca graduación alcohólica (apenas superan los 6 grados) y cuestan 11,5 euros a partir de las 22.3o horas de la noche y 10,5 por las tardes. Y ahora, sí, a brindar, porque lo que nos gusta a nosotros es eso (mirad si no el post que nos inventamos hace unos días a cuenta de ‘Mad men’).

 

IMG_20130419_134751IMG_20130419_134002Jungle Rose

Se trata de uno de los Dry&tonic que se sacaron de la manga hace casi un década, bastante antes de la moda actual del gin tonic.  «El invento surgió a partir de analizar los sabores, texturas, colores del clásico gin tonic. Con el Dry&Tonic ampliamos el universo de sutiles sabores, sensaciones inesperadas, tonos y reflejos lujosos y transparentes», recuerda. ¿Qué me dices del Jungle Rose, amigo? «Me recuerda a memorias de plantaciones, a rosas blancas, perfumadas, diluyéndose en el aire húmedo y rosas salvajes abriéndose frescas y sensuales». Ciertamente, es muy floral (bello detalle el de los pétalos coronando el vaso) y se nota el lichis y un poco el melocotón. Está rico, sí.

Cómo lo elaboran: Un vaso alto y ancho, siete cubitos de hielo ITV, tónica Schweppes y luego la combinación que hayamos creado con base Bombay Sapphire.

 

 

IMG_20130419_132405Yobay

«Es una delicada combinación, ideal para una velada especial con una mujer. Tiene aromas sofisticados que combina los cítricos con los tostados a la vez que consigue un sutil equilibrio entre dulce y amargo», analiza el empresario. Por lo que cuenta Acereda, Yobay es una palabra japonesa que viene a significar seducción o enamoramiento. Y sí, seduce el café que lleva este combinado y que va cobrando una dimensión inesperadamente cítrica gracias a la piel del limón que da personalidad visual y gustativa a esta creación que solo tiene seis grados alcohólicos.

Cómo lo elaboran: Lleva Grand Cru Espresso Leggero de Nespresso, zumo de yuzu, sake japonés, vodka Grey Goose, tónica y limón Schweppes.
IMG_20130419_133451Tebaldi

Se inspira en Renata Tebaldi, del que De las Muelas se confiesa fan absoluto. Se imagina incluso cuándo y cómo tomarlo. «Es el momento de hacer descender lentamente la aguja hasta conseguir que acaricie el surco de un vinilo de Nino Rota como homenaje a Renata Tebaldi. Empieza la música y una joven rodeada de alfileres ultima un escaparate en la Via della Spiga mientras, en una barra de Porta Ticinese, un barman empieza a servir los primeros aperitivos. Es un cóctel con marcado aire milanés», susurra.

Acereda añade: «Mantiene el espíritu de los aperitivos italianos, por la intensidad de sus sabores, pero sin tanto alcohol. En vez de 14 o 16 grados, aquí solo hay 5». Buena idea, porque así no llegas muy tocado a la hora de comer o cenar. Lo pruebo y le digo que me encanta el cuerpo y el equilibrio entre sabores que tiene. El experto asiente. Vaya, creo que he acertado…

Cómo lo elaboran: En un vaso mezclador siven abundante hielo, el bitter, el Martini y el Campari. Remueven durante 15 segundos, sirven en una copa Cocktail y complementan el cóctel con una Mahou 5 Estrellas Premium bien helada. Mezclan con extrema suavidad con la ayuda de una cucharilla imperial y añaden tres pequeñas rodajas de kumkuats. Chin chin.

Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en 'Cata Mayor', el canal especializado de 'El Periódico de Catalunya', y en 'On Barcelona', la sección de ocio del mismo diario. Antes, había sido responsable de la sección de Gente, donde ya contaba qué se cocía y qué se comía por ahí.