Grosso Napoletano: muy buenas pizzas (¿es que necesita algo más?)

Un minuto y medio se pasa en un suspiro. Es lo que dura una canción (alguna, no todas) de los Ramones, un tutorial en YouTube sobre cómo cambiarle la batería la móvil o el tráiler de la última temporada de Juego de Tronos. Realmente, estamos hablando de muy poco tiempo. Pues bien, eso es lo que tardan en salir listas para ser devoradas las pizzas en Grosso Napoletano, perfectas y deliciosas, tras ser cocinadas a 500 grados en su horno tradicional.

Porque hay que decirlo claro: en Grosso Napoletano ofrecen muy buenas pizzas. De verdad, muy buenas. La masa es esponjosa y blandita, al estilo napolitano. La hacen sus expertos pizzaioli (verlos currar es un espectáculo) a partir de una masa madre fermentada durante 48 horas y harina de fuerza y que queda elástica y ligera una vez horneada. Los ingredientes de primera calidad hacen el resto. Así, nos encontramos con auténticas delicias en el grupo de las que tienen tomate San Marzano, junto a mozzarella, como base. La Grosso incorpora speck ahumado, rúcula y lascas de parmesano y es impecable.

No obstante, cuando la base no es roja, sino blanca o verde, la cosa también funciona. Es el caso de la fantástica Funghi di stagione, con una base cremosa de boletus, mozzarella, champiñones, setas de temporada, parmesano y aceite de romero. La sorprendente Carciofi, con base verde de espinacas, alcachofas, mozarella y queso scamorza affumicata también conquista incluso a los mayores talibanes del clasicismo pizzero.

Ojo, porque también hay entrantes que merece la pena probar como el vitello tonnato, un sabroso redondo de ternera blanca en lonchas que se sirve con mayonesa de atún, anchoas y alcaparras y que es todo un clásico italiano. No menos clásica es la burrata, en una versión de calidad de este queso fresco y cremoso, que se acompaña de rodajas de tomate, albahaca y pesto.

Háganse un favor y guarden sitio para los postres, donde les espera una pizza de Nutella (y con fresas, además, en su versión para San Valentín) o un adictivo y sencillo Albero da zia Lucy, una mezcla sensacional de nata helada, polvo de galleta y leche condensada. Para beber, buena selección de cervezas, incluyendo unas cuantas artesanas y menos opciones de vino. Como guinda al pastel, hay que reconocer que los cinco locales de Grosso Napoletano son pintones y agradables aunque, recordemos, lo importante es lo buenas que están las pizzas. Pero todo ayuda…

Grosso Napoletano. Hermosilla, 85/Santa Engracia, 48/Gaztambide, 36/Pez, 11/Paseo de la Habana, 27. Horario: Abierto todos los días de 13.15 a 16 horas y de 20.15 a 23.30 horas. Precio medio: 16 euros. www.grossonapoletano.com

Banda sonora. Mina & Celentano. A un passo de te

 

 

Javier Sánchez
Javier Sánchez

Lleva comiendo prácticamente toda su vida, así que sabe de lo que habla. Un hombre, un reto: conocer TODOS los restaurantes de Madrid. Sigue en ello y empeñado en descubrir las últimas tendencias gastronómicas como coordinador de Cocinatis.com junto a Laura Conde, en el blog de gastronomía Oído Cocina de Yahoo! y como colaborador en sitios como Dominical, VICE o distintos medios del Grupo Prisa.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.